No podemos ser complacientes con el programa de la Vivienda (+fotos)

El vice primer ministro Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez indicó en Sancti Spíritus rescatar las capacidades de construir casas con recursos naturales y métodos tradicionales

sancti spiritus, vivienda, construccion de viviendas, ramiro valdes, fabrica de cemento siguaney
Ramiro Valdés llamó la atención sobre la violación de los plazos fijados para construir la célula básica. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

Un crítico análisis sobre las violaciones alrededor del programa de la Vivienda y la producción de materiales de la construcción, realizó en Sancti Spíritus el vice primer ministro Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, y subrayó la necesidad de rescatar las capacidades de construir casas con recursos naturales y métodos tradicionales.

“Estamos dejando de usar los recursos locales para edificar viviendas y lo establecido es que, si tenemos arcilla, no hay que hacer bloques; entonces nadie tiene derecho, ni el particular ni el Estado, a violar lo que indica la Política de la Vivienda”, señaló Valdés Menéndez.

A propósito de las verificaciones de la Fiscalía al Sistema de la Vivienda, que identificó en los dos últimos años irregularidades como casas dadas por concluidas sin estar terminadas, mala calidad, violaciones en el otorgamiento del subsidio e ilegalidades, enfatizó que “lo más grave es la violación de la política establecida y son problemas que están pasando ante los ojos de todos los que tienen que controlarla.

“Con mucha frecuencia los materiales de la construcción no llegan a la población, nos falta intercambio con el pueblo y control popular sobre estos procesos; hay que atender más los estados de opinión de las personas, pero no podemos permitir que nos desvíen los recursos para los lugares que no fueron asignados”, acotó Valdés Menéndez.

Del intercambio con representantes de la Vivienda, de la producción de materiales e intendentes municipales, trascendió la urgencia de vigilar que las políticas establecidas no se violen y haya disciplina en todos los procesos, a la vez que llamó a crear las capacidades productivas a partir de los recursos naturales que existan en cada lugar para responder localmente a las necesidades acumuladas de construir casas y mejorar el fondo habitacional.

sancti spiritus, vivienda, construccion de viviendas, ramiro valdes, fabrica de cemento siguaney
Con mucha frecuencia los materiales de la construcción no llegan a la población, nos falta intercambio con el pueblo y control popular sobre estos procesos, acotó Valdés Menéndez. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El Comandante de la Revolución orientó aprovechar mejor las materias primas desechables, en particular el plástico, para fabricar accesorios u otros medios en función de este programa; en tanto, insistió en armonizar la combinación y uso de los recursos naturales con las técnicas y tipologías constructivas.

En el encuentro, que contó con la presencia de Deivy Pérez Martín, primera secretaria del Partido en el territorio, el ministro de la Construcción René Mesa Villafaña adelantó las acciones que se realizan para reparar en breve el horno de la fábrica de cemento Siguaney, una inversión llamada a estabilizar el funcionamiento de la industria y su surtido principal tras varios años de inestabilidad productiva.

Más que detenerse en la estadística de la ejecución de inmuebles en lo que va de año, Ramiro Valdés Menéndez recalcó que “no podemos ser complacientes con el programa de la Vivienda; no es hacer experimentos, es implementar lo que se conoce y hay que ganar tiempo porque tenemos muchos problemas y necesidades acumulados”.

En el intercambio participaron representantes de la Vivienda, de la producción de materiales e intendentes municipales. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

Jose Luis Camellón

Texto de Jose Luis Camellón
Reportero de Escambray por más de 15 años. Especializado en temas económicos.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *