¿Por qué el Museo Nacional de Bellas Artes no acepta demanda de algunos artistas cubanos de no exhibir sus obras al público?

La institución habanera, fundada hace 108 años, lo explicó en una nota divulgada a través de su sitio web y perfiles en Twitter y Facebook

cuba, cultura, artes plasticas, contrarrevolucion, museo, museo de bellas artes
Museo de Bellas Artes.

El Museo Nacional de Bellas Artes no acepta la petición de algunos artistas cubanos consistente en que sus obras, que son parte de la colección de la institución, no se exhiban al público y se retiren del sitio web de esta.

Así lo plantea una nota divulgada en la referida plataforma digital y en los perfiles en Twitter y Facebook del museo habanero, cuyo fondo patrimonial de las Artes Visuales cubanas asciende a más de 30 000 piezas, testimonio de la producción simbólica realizada en el país desde el siglo XVII hasta la actualidad, a través de pinturas, esculturas, dibujos, grabados e instalaciones.

El Museo adquiere regularmente obras de artistas cubanos de todas las generaciones y tendencias, con fondos del presupuesto estatal. No ha tomado en cuenta ninguna consideración extrartística para conformar una colección patrimonial de altísimo valor, destinada al enriquecimiento de la vida espiritual de la población. Lo que ha importado, definitivamente, es el respeto a la valía de las obras, el apego a los contextos históricos, y la comprensión de las libertades asociadas a la naturaleza del arte, señala textualmente el comunicado del museo, inaugurado el 28 de abril de 1913.

Tal modo de actuar —añade— es parte de una política cultural inclusiva y transparente, que concede la más alta prioridad al acceso del público a las mejores realizaciones de la cultura cubana y universal.

El Museo adquirió las obras de estos creadores y les da un uso legítimo y provechoso para la ciudadanía. Al hacerlo, se establece una nueva relación entre el legado patrimonial preexistente y las prácticas artísticas de la actualidad.

Ese nexo, vivificante en ambos sentidos temporales —pasado y presente—, es típico de la construcción patrimonial. Ninguna coyuntura ajena al campo museal puede pretender violentar este proceder museológico.

En tal sentido, el Museo no acepta una demanda que no se aviene con la vocación de servicio de nuestra institución ni con el interés del público al que se debe, asegura finalmente la nota.

La muestra permanente de Arte Cubano consta de 940 obras agrupadas en cuatro núcleos conceptuales: Arte en la Colonia, Cambio de Siglo, Arte Moderno y Arte Contemporáneo. En particular, sobresalen los grabados coloniales del siglo XIX, las obras producidas entre 1898 y 1920 (pintura académica), las vanguardias artísticas de la primera mitad del siglo XX y las series de los grandes maestros cubanos, como Fidelio Ponce, Víctor Manuel, Carlos Enríquez y Wifredo Lam.

Las colecciones englobadas bajo la denominación de Arte Universal se hospedan en otro edificio, antigua sede del Centro Asturiano, aledaño al Parque Central de La Habana, e incluyen conjuntos temáticos de obras de todas las áreas o zonas importantes del arte occidental, lo que determina que el Museo Nacional supere a otras instituciones similares de América Latina. Entre estas colecciones se destacan la de arte español, con los más importantes pintores del siglo XIX (Sorolla, Lucas Velázquez, Mariano Fortuny, Raimundo de Madrazo y Zuloaga); la de retratos ingleses de los siglos XVIII y XIX; y la colección de arte clásico antiguo, con un rico conjunto de piezas escultóricas y cerámica de Egipto, Grecia y Roma.

(Con información del Museo Nacional de Bellas Arte)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *