Reconoce Díaz-Canel contribución estudiantil frente a la COVID-19

El presidente cubano calificó a los estudiantes de Ciencias Médicas como parte del pensamiento visionario de Fidel

El Presidente de la República dialogó por espacio de más de dos horas con una representación de estudiantes de las Ciencias Médicas. (Foto: Estudios Revolución)

La tarde de este 13 de agosto, en el Instituto de Ciencias Básica y Preclínicas “Victoria de Girón”, se convirtió en una hermosa manera para homenajear a Fidel, para homenajear la vida que también desde esas aulas aprenden nuestros jóvenes  a defender con entereza.

Con 95 representantes de las Ciencias Médicas, como 95 son también los años que cumpliría Fidel este agosto, dialogó por espacio de más de dos horas el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en un intercambio donde se hicieron propuestas muy inteligentes y enriquecedoras.

Era muy importante para nosotros que hoy el encuentro fuera con ustedes, los estudiantes de Ciencias Médicas —les confesó— “porque ustedes son parte del legado de ese pensamiento visionario de Fidel”, y con su nivel de compromiso lo que hacen es reafirmar ese legado.
De un encuentro anterior había quedado la promesa para el próximo, y a él acudió Díaz-Canel, para hablar —les dijo— “de los temas que ustedes quieran conversar”.  

Diálogos similares ha sostenido el Jefe de Estado durante las últimas jornadas con varios sectores de la sociedad para escuchar criterios y propuestas que contribuyan a superar muchos de actuales problemas. Y en medio de esos propósitos, les explicó, era muy especial acudir a los estudiantes de Ciencias Médicas, que “han estado metidos de lleno en la pelea” contra la COVID-19 y que como toda nuestra juventud tienen criterios, opiniones, y sobre todo mucha disposición para hacer cosas.

Desde la franqueza y sencillez de los jóvenes, a casi una veintena de ellos se les escuchó hablar de agradecimiento, entrega, innovación, responsabilidad, altruismo y compromiso, sobre todo mucho compromiso para hacer más, a pesar de sus pocos años.

“Mis compañeros me decían, yo quiero ir a un centro de aislamiento, yo quiero trabajar en zona roja, yo quiero ir a Matanzas si hace falta… muchos quisiéramos hacer algo más”, comentó José Luis Costa, estudiante de cuarto año de Medicina.

Él, como miles de jóvenes que cursan la carrera, ha estado involucrado desde que inició el enfrentamiento a la COVID-19 en las labores de pesquisa en las comunidades, donde considera han apoyado mucho en la atención primaria de Salud.

Más recientemente, desde su participación en el proceso de vacunación han podido realizar pesquisas de comorbilidades, una acción de gran utilidad para el seguimiento de los pacientes y hacer una labor más efectiva de prevención de salud.

A ampliar el hacer, también desde otras especialidades, convocó Carlos Rafael Arauje Rastrilla, estudiante de Sistema de Información en Salud. Los tecnólogos —refirió— hemos participado en el enfrentamiento a la epidemia desde el procesamiento de muestras y el trabajo en las bases de datos, en los puestos de mando de los vacunatorios, en los pronósticos, lo cual ha sido un apoyo invaluable a nuestra formación profesional.

Desde el estudio —consideró— podríamos hacer aún más en el actual contexto a partir de especialidades como la rehabilitación, la imaginología y radiofísica, la nutrición y la electromecánica, carreras desde las cuales se puede llegar a cooperar más activamente en el enfrentamiento a la pandemia.

Sus reflexiones motivaron el diálogo con el Presidente de la República, quien destacó la importancia de ir a la interdisciplinariedad y la intersectorialidad, con la afluencia de varios saberes, para asumir el trabajo cotidiano del sistema de Salud y el enfrentamiento a epidemias como la que en la actualidad nos afecta. “Todas las especialidades y todos los componentes del sistema de Salud juegan un papel fundamental”, reconoció.

En la voz de algunos jóvenes llegó también el sentir de las brigadas estudiantiles en temas relacionados con la finalización de estudios; las prácticas preprofesionales; el aprovechar mejor los espacios para la investigación científica; la rotación por las diferentes especialidades… aspectos que de alguna manera se han visto afectados por la entrada del SARS-CoV-2 a Cuba.

Ante esas preocupaciones, que se suscitaron en varios momentos del intercambio, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, reconoció que la formación ha tenido un cambio en la última etapa, lo que ha generado que ustedes no hayan podido estar vinculados a los principales servicios, sobre todo en los años terminales, como habitualmente sucede.

Son temas —aseguró— que se revisan en la actualidad para dar la mejor respuesta a ellos y que no pierda calidad el proceso docente.

Haremos las correcciones necesarias, aseguró el Presidente de la República, para que los graduados tengan todos los elementos necesarios al concluir sus estudios.

ESENCIAS DE LA SALUD CUBANA

Admiración, compromiso y continuidad, son tres palabras que me vienen a la mente en un momento como este, confió Pablo Manuel Mateos González, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. Mucho tiene de Fidel el “Victoria de Girón”, primera Escuela de Medicina fundada por el Comandante.

“No es casualidad que estemos aquí, un día como hoy. No es casualidad que este encuentro sea hoy, con los estudiantes de Ciencias Médicas, porque si hay alguien que tuvo gran influencia en la formación de las Ciencias Médicas de Cuba, ha sido justamente Fidel Castro”, se escuchó decir a Yankiel Elers, estudiante de segundo año de Medicina.

Si hoy hemos sido capaces de enfrentar esta pandemia de la manera en que lo hemos hecho —reflexionó— ha sido justamente por la impronta de nuestro Comandante en Jefe. Pensando en él hemos llevado a cabo, de la mejor manera posible, nuestras acciones en el enfrentamiento a la epidemia, con el sacrificio y la convicción que de él aprendimos.

En este momento histórico, que es nuestro Moncada, somos los estudiantes de las Ciencias Médicas y los miembros de las Ciencias Médicas, los héroes de este país, los héroes de la Patria, compartió el estudiante de Medicina Carlos Fontán. “Quizás alguien diga, bueno, se volvió loco…”, dijo con sencillez y algunos alrededor sonrieron, conscientes de que su hacer es invaluable para Cuba, que inevitablemente los considera desde hace mucho como sus “héroes de las batas blancas”.

Su actuar cotidiano es un respaldo incuestionable. Por eso en la voz de una joven recién graduada de Medicina la verdad toma más fuerzas: “nunca hemos dado un paso atrás, nunca hemos dicho no lo voy a hacer, y una muestra de esto son los jóvenes que están cumpliendo misión dentro y fuera del país, todos mis compañeros”.

“Los médicos no tenemos la oportunidad de decir que no, porque cuando decimos que no, estamos diciendo que no a la vida”, valoró.

Ese hacer habla también de valores, esos que distinguen a nuestros profesionales de la Salud y la joven Dianela Bello, estudiante de tercer año de Medicina, consideró vital fomentar desde las más tempranas edades. Los valores no se aprenden de memoria —dijo— hay que enseñarlos y demostrarlos desde que el niño es pequeño.

Muchas veces en las escuelas se dice que la educación primera viene desde la familia, recordó. “El día que logremos hacer bien en la escuela lo que está mal en la casa, y cuando el estudiante llegue a la casa, se dé cuenta de lo que allí está mal, es el día que vamos a triunfar en este sentido.”

Sus palabras, calificadas de inteligentísimas por el Presidente Díaz-Canel, encierran esencias que distinguen a los futuros profesionales cubanos de la Salud.

APORTES DESDE LA MADUREZ DE LOS JÓVENES

Con una evocación constante al pensamiento y la obra de Fidel, se dirigió el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba a los muchachos al concluir el diálogo, donde también participaron Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, y Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido en la capital.

Fidel, dentro de todo su pensamiento visionario —les dijo—definió desde los primero años de la Revolución que este país tenía que ser un país de hombres de ciencia y de pensamiento, porque precisamente a pensamiento, a ideas, tenemos que construir y defender la Revolución.

Y en ese afán conjugó tres elementos esenciales: educación, salud e investigación científica. Si no hubiéramos tenido ese legado de Fidel –reconoció—no hubiéramos podido enfrentar la pandemia como lo hemos hecho.

Ustedes —les dijo con orgullo— representan esas tres cosas. Ustedes son estudiantes, esencia de la política educacional que ha desarrollado la Revolución y cuyo arquitecto fue el Comandante en Jefe; estudiantes de Ciencias Médicas, la otra gran conquista social que desarrolló Fidel; y se les forma también con vocación científica, desde donde actualmente se le han aportado al país las posibilidades del enfrentamiento a un problema complejo como la COVID-19.

En sus palabras también quedó el agradecimiento a los muchachos por acudir al encuentro. Más allá de lo que nos aportan ustedes a nosotros, reflexionó, “hemos visto un nivel de madurez en ustedes, de profundización en aspectos vitales, de compromiso, y de propuestas interesantes, elevadas y realmente brillantes”, que uno se siente muy fortalecido, muy apoyado, muy admirado y con mucho respeto hacia lo que ustedes representan.

En verso, como pidió el trovador Eduardo Sosa a los muchachos, concluyó la tarde, porque cada vez que se escuche la palabra “verso” habrá que pensar indiscutiblemente en esta profesión y en su noble futuro.

Presidencia Cuba

Texto de Presidencia Cuba

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *