Sancti Spíritus frente a Elsa: Que el respeto a las medidas de bioseguridad sea ley en los centros de evacuación

Autoridades sanitarias en esta central provincia de Cuba exhortaron a extremar el cumplimiento de las disposiciones de salud en esos sitios con personas evacuadas

Miles de espirituanos fueron evacuados este domingo. (Foto: Yohanna Herrera)
Miles de espirituanos fueron evacuados este domingo. (Foto: Yohanna Herrera)

Cuba y, en una expresión más específica, Sancti Spíritus, corroboran que la preservación de las vidas humanas constituye prioridad ante las contingencias meteorológicas. Si bien miles de espirituanos son acogidos en casas de familiares y amistades, debido al peligro inminente que representa la tormenta tropical Elsa, una cifra significativa de personas ha sido trasladada a centros de evacuación —concebidos en instituciones estatales—, también por residir en comunidades ubicadas aguas abajo de la presa Zaza y en otros asentamientos con posibilidades de inundación por la crecida de los ríos.

A sabiendas de que los centros que tradicionalmente son designados para tales propósitos funcionan hoy como sitios destinados a la atención a pacientes positivos a las COVID-19 y a sospechosos de portar el SARS-CoV-2, las autoridades sanitarias de Sancti Spíritus instan a extremar las medidas de bioseguridad en los nuevos lugares de evacuación, esencialmente, escuelas primarias y secundarias urbanas, sin las óptimas condiciones para ello.

Al respecto, el director provincial de Salud, doctor Manuel Rivero Abella, manifestó que los centros de evacuación disponen del personal sanitario para atender a los pobladores resguardados allí.

Rivero Abella exhortó a que no sea letra muerta el distanciamiento físico en esas instituciones, más aún si se considera la concentración de personas que implica un proceso de evacuación. “Como nunca se requiere de disciplina y respeto a esa medida”, acotó.

El directivo llamó a emplear dos nasobucos y a desinfectar frecuentemente las manos y las superficies con hipoclorito y así evitar la propagación del coronavirus.

Las autoridades sanitarias, los especialistas y técnicos le brindan, asimismo, un seguimiento diferenciado a la elaboración de alimentos y a la calidad del agua, todo ello en función de impedir la transmisión de enfermedades por esas vías.

“Se precisa que cada quien haga y asuma lo que corresponda para preservar la vida de las personas, que es lo más importante”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *