Son marionetas, Estados Unidos mueve los hilos y pone el dinero (+fotos)

Escambray recogió el sentir popular en torno a las recientes provocaciones de artistas que reniegan de sus símbolos, y halló total rechazo a los intentos anexionistas

cuba, sancti spiritus, jose marti, patria o muerte, patria y vida, cultura cubana, subversion contra cuba, mafia anticubana
Ilustración: Osval

Diríase que volvieron los tiempos en que José Martí escribió: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace; ganémosla a pensamiento”. Mas no es así. La pura realidad es que aquellos tiempos nunca se fueron, y que con la administración Trump a la cabeza se activaron, como nunca, las fuerzas de poder más oscuras en aquella nación, por centurias interesada en establecer en Cuba un sistema político, económico y social a su conveniencia.

Escambray pulsó el ánimo de los espirituanos en torno a esta corriente enfilada a socavar las esencias patrióticas del pueblo, y halló un rechazo total a los propósitos anexionistas que se ven a diario por las redes sociales de Internet. Muchas personas en la calle conocen del asunto exclusivamente a través de lo expuesto en los espacios informativos cubanos, donde han abundado pruebas irrefutables de que las intenciones son suplantar el orden imperante en Cuba para restaurar el capitalismo.

cuba, sancti spiritus, jose marti, patria o muerte, patria y vida, cultura cubana, subversion contra cuba, mafia anticubana
“Nosotros somos un hueso atravesado en la garganta de un gran imperio; claro que les molesta y les va a molestar toda una vida”, afirma el operario Juan Segura. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

PONGA AHÍ QUE SON UNOS DESCARADOS

Los espacios públicos de la ciudad cabecera provincial no están desiertos, como cabría esperar, tal vez, en circunstancias de enfrentamiento al virus letal del SARS-CoV-2. Pero en los parques reina una paz matizada por el canto de pájaros que vuelan, y por el sonido de los autos que vienen y van.

“Ponga ahí que digo yo que son unos descarados, porque después que se formaron aquí, que fue donde triunfaron, ahora no tienen vergüenza y hablan basura de su país. El que quiere a su Patria y a su gente no hace eso”, espeta una mujer, negra como el ébano, desde uno de los bancos del parque José Manuel García, próximo a la Parroquial Mayor. “Gracias a la Revolución yo estudié y mis sobrinos son licenciados”, añade.

 “Y gracias a esta Revolución, mira, yo fui operada en el Hospital Oncológico de La Habana, porque iba a perder mi visión —se interpone otra espirituana que señala a sus ojos y se muestra molesta—, Dios y la Medicina cubana me permitieron ver, aunque no a la perfección”, subraya, en medio de su gestualidad.

“¿Para qué ese de los Orishas hizo aquella canción de Mi isla bella, si después iba a tirarle a su país? Ah, porque la sintió de verdad, pero ahora, por un poco de dinero, se vende”, razona la primera en opinar. Hablan, obviamente, del reciente intento de llamar a la desobediencia civil en Cuba por medio de argucias cantadas a ritmo de reguetón, en las que se afirma que aquí “se trancó el dominó” en 1959 y que la consigna debería ser, en vez de Patria o Muerte, Patria y Vida.

Ni ellas ni la mayoría de los entrevistados conocen al tal Maikel Osorbo. O sí, saben de su existencia, pero no por la faceta de músico, sino por haberlo visto en las pantallas de sus televisores pidiendo con vehemencia una invasión armada contra el país donde vive y nació.

“No parece un artista, sino más bien un analfabeto ¿Es que no escarmentaron con lo de Girón?”, lanza la pregunta retórica una jubilada del sector educacional. “¿Y ellos no tienen familia aquí, que piden muerte, o es que no las quieren?”, se superponen las consideraciones. Otra de las mujeres, desde su banco y a través del nasobuco, habla, indignada, sobre la mal llamada hija de Maceo, que es “una tremenda terrorista; pero más estúpidos son los que aquí se prestan para eso, que por unos dólares miserables cometen actos de violencia. Ese es el precio que les ponen”, razona.

“Todo eso es porque son anexionistas, se nota a las claras. Pero ya ve, aquí hay una Marianas de verdad y son muchos los que piensan como nosotras”, vuelve a la carga, ya en la despedida, la última en hablar. Indago por sus ocupaciones: hay entre ellas amas de casa, una dependiente gastronómica, la profesora y otra trabajadora cuyo centro no alcanzo a anotar.

cuba, sancti spiritus, jose marti, patria o muerte, patria y vida, cultura cubana, subversion contra cuba, mafia anticubana
Norma García, maestra de larga trayectoria, sostiene que en la canción hay muchas mentiras, como esas de la sangre corriendo y de que aquí se vive “a punta de pistola”. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿LA DIGNIDAD DE LA PATRIA?

Tres jóvenes que charlan en grupo en el parque Serafín Sánchez afirman conocer a Maikel Osorbo, pero no al Funky. No han visto el video de la canción que intentan poner de moda. No están al tanto de las noticias. “Yo no creo que con una invasión se resuelva nada, porque se trataría de una guerra, y en una guerra lo que hay es muertes. No debe ser así”, alega uno de ellos.

Otro joven de unos 30 años, trabajador por cuenta propia, accede al diálogo con tono escéptico. “Oí algo, pero no estoy al corriente, realmente hay mucha subversión y muchas versiones. Pero eso de la invasión es ficticio, la cosa no es así tan fácil.

A pocos metros de él Norberto Quesada Labrador, un médico especialista en Medicina General Integral y residente de Higiene y Epidemiología, quien labora en el enfrentamiento a la COVID-19, se toma un descanso. Le gusta la música y el baile, pero no el reguetón. Ojeó el video y conoce su esencia.

 “Son mayormente artistas que aquí han gozado de popularidad, pero que hoy por hoy viven en el extranjero, tienen otra vida, piensan distinto a como pensamos aquí adentro. Claro que no puedo estar de acuerdo con lo que promueven.

“Dicen que son la dignidad de la Patria, ¿qué dignidad? La dignidad de este pueblo y de este país está en el trabajar dignamente, en ver a los niños en las escuelas, en la tranquilidad de sentarme en un parque. Vivir de forma que yo no pueda salir a la calle, que mis hijos no puedan ir a las escuelas por el temor de que les suceda algo muy malo, eso para mí no es dignidad.

“Carencias tenemos, pero no somos los únicos en el mundo, hay gente peor que nosotros. Para mí el concepto que exponen está tergiversado. Cuando nuestro Comandante dijo ¡Patria o Muerte! estaba bien claro que quiso decir: preferimos estar vivos, pero en la Patria nuestra, sin que nadie nos la venga a pisotear, a quitar o a querer decirnos lo que tenemos que hacer”, reflexiona.

Un poco más allá, en el extremo del bulevar que colinda con la tienda La Colonia Española, un par de muchachones que aparentan no más de 30 años optan por la argumentación escueta. “Yo no lo he visto todavía, pero sé el contenido que trae, por eso no lo quiero ni ver —dice, sin levantar la vista de la pantalla de su celular, el más alto—. Es una cochinada”, sentencia. El otro, de cabello claro, esboza apenas: “Esa gente se hicieron cantantes aquí y van contra el país que los hizo. Para mí no sirven”.

cuba, sancti spiritus, jose marti, patria o muerte, patria y vida, cultura cubana, subversion contra cuba, mafia anticubana
«La dignidad de este pueblo y de este país está en el trabajar dignamente, en ver a los niños en las escuelas, en la tranquilidad de sentarme en un parque», subraya el doctor Norberto Quesada. (foto: cortesía del entrevistado)

MARIONETAS MOVIDAS POR HILOS ESTADOUNIDENSES

Sonia Ortiz Amaró, profesora de la Escuela Provincial del Partido y con un doctorado en Ciencias que se afinca en el pensamiento de José Martí, asegura: “Son vendepatrias, más que artistas o que famosos, porque si bien Martí, al llegar a Estados Unidos, se sintió deslumbrado por el desarrollo de aquella nación, escribió importantes obras en las que reveló sus verdaderos sentimientos en relación con el país, que veía como una amenaza para América Latina.

“Suplantar la imagen del Apóstol por la de Washington es una manera de traicionar, de poner a Estados Unidos antes que a Cuba. No tienen más calificativo que oportunistas y malagradecidos, faltos de dignidad, de honor y de patriotismo”, declara.

“¿Dónde está aquí eso de ‘a punta de pistola’, de ‘la sangre corriendo’?, pregunta desde su portal Norma García Machado, pedagoga de larga data y jubilada de la Cátedra del Adulto Mayor. “¿Quiénes son los del llamado Movimiento San Isidro, que apoyan en la canción? Nada más hay que ver su imagen, lo que hacen y dicen, para saber que son la resaca de la sociedad. Se ha demostrado que están pagados, sus sentimientos se llaman dólares”.

Al regresar a casa, por el correo electrónico me ha llegado un punto de vista firmado por el reconocido escritor Antonio Rodríguez Salvador, residente en Jatibonico. “Recordemos que Gente de Zona debe su promoción internacional a Emilio Estefan, conocido adversario de la Revolución cubana y dueño de la compañía multimedial Estefan Enterprises”, escribe.

“Los integrantes del dúo sabían que en Cuba no iban a recibir represalias y podían seguir entrando y saliendo. ¿Qué decidieron cuando, como resultado de una campaña mediática peligraba su residencia en Estados Unidos? Pues pensaron con el bolsillo y se alinearon contra su patria y su cultura, a favor de quienes las agreden. Esto pone de relieve, además de su catadura moral, que es en Miami, y no en Cuba, donde proliferan la represión, el chantaje y la censura cultural”, agrega.

Procuro poner en orden las ideas de unos y de otros cuando me tocan a la puerta. Son operarios de vectores que verifican, casa a casa, la presencia o no de mosquitos transmisores del dengue. Es casi mediodía y lucen cansados, así que les preparo un café.

Ya con la bebida humeante en las manos azuzo sus consideraciones sobre el tema. Teresa García habla de la tranquilidad de nuestras calles, en contraste con la violencia de otras naciones. “Somos dichosos”, dice.

Juan Segura vio el video de “la cancioncita” la noche anterior; su esposa se lo mostró, luego de exclamar: “¡Qué falta de respeto!”. “La ropa sucia se lava en casa —sentencia—. Me repugna que utilicen símbolos tan sagrados, como la imagen de José Martí o la consigna de Patria o Muerte, que son nuestra identidad, a modo de burla.

“Estados Unidos lo que hace es utilizar a dos o tres cubanos bobos e idiotas, que son las marionetas; ellos se limitan a engancharles los hilos y poner el dinero. Fidel lo dijo, nosotros somos un hueso atravesado en la garganta de un gran imperio; en el medio de Las Américas, una isla tan chiquita desafiándolos, claro que les molesta y les va a molestar toda una vida. Esa obsesión nunca va a parar”.

7 comentarios

  1. El viejo dilema de la SUBVERSIÓN CONTRA OTROS ESTADOS POR PARTE DE EU se repite una y otra vez aportando cada vez más experiencias y olfato político a los principales actores de la historia: Los pueblos.
    El FMI, Banco Mundial, Las grandes corporaciones, sus estructuras culturales, políticas, sus organizaciones subversivas como la CIA, FBI, y otras con fachadas de desarrollo como la USAID, han demostrado de forma sistemática que llevan el control de todo lo que se desarrolla en el plano cultural y político de los pueblos, incluso lo utilizan para la propaganda encubierta, la guerra psicológica y los frentes culturales. Todo el objetivo de la cultura occidental es para penetrar económicamente a los pueblos.
    Hasta la paz es considerada como una fase dentro de la sistemática guerra ideológica.
    Por tanto reconocer todo lo anterior es llegar a la conclusión de que la penetración cultural es sinónimo de falta de libertad de expresión, control de la información, neutralización de disidencia y compra de intelectuales.
    Hace tiempo que los norteamericanos consideran que pueden ganar la tercera guerra mundial sin tirar un tiro.
    Cómo? A través de la guerra de 4ta generación o de subversión. Los métodos son miles y cada vez más sofisticados como las redes sociales que hoy entregan al usuario lo que desea a partir de un perfil que le crean con los propios datos que recopilan de este. Los politólogos de EU apuestan por la disolución y desaparición de culturas de países enteros, completas como resultado de la transculturacion.
    La atención principal en esta actividad diversionista la tienen los llamados países rebeldes como Corea, Cuba, Venezuela, China, Rusia, Irán y otros por poseer importantes recursos naturales o por estar en determinados enclaves estratégicos geopoliticamente importantes como Siria, Libia o Irak recientemente desmembrados estos dos ultimos. Países.
    Por eso todos los que de una forma u otra, crellendo que hacen un favor al atacar a su país, con su forma de actuar, lo que están es haciéndole de forma conciente o inconcientemente el juego al enemigo.

  2. Compañera Delia, ese es el criterio del pueblo, que puede ser enriquecido mas a nedida que se pueden expresar para repudiar a esos vendepatrias, este pais ha logrado preparar a profesionales de todas las especialidades, incluidos los de la cultura, esas personas son el fruto de la revolucion y mal agradecidos han decidido tirarle a la tierra que los vio nacer, crecer, prepararse y ser personas, ahora se venden por dinero y bastante dinero, que sabemos se destina a subvertir a personas como ellos, demostrado en los programas de TV expuestos en el NTV, clarito. Como dicen nuestros abuelos tiempo al tiempo, nosotros con mas revolucion y ellos añorando poder disfrutar de las bondades de la revolucion, como todos los avances en materia de ciencia y contra la covid entre muchos muchos avances.

  3. Es una lastima que personas como estás que se lo deben todo a está Revolución, pues nacieron dentro de ella, se presten para este tipo de provocación, los olvidaremos y pronto les pasará como a muchos allá que han Sido desahuciados pues ya no les son útiles al imperio.

  4. Viva mi Revolución. Patria O Muerte

  5. La conversación sigue después le pregunta, y en caso que te vaya bien?, y el otro dice, bueno en ese caso hablo más mal todavía para mantenerme en la cima.

  6. Rechazan los Espirituanos a los vende patrias financiados por el enemigo. #CubaViva #SanctiSpíritus #PatriaOMuerteVenceremos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *