Tiendas en MLC: entre acaparadores, coleros y reventas (+video)

Las tiendas en MLC en muchísimos lugares han sido una puerta abierta y, al parecer, sin cerradura por donde se han colado impunemente los coleros, los acaparadores y los revendedores, astillas todos del mismo palo

sancti spiritus, revendedores, acapadores, coleros, mlc, tiendas recaudadoras de divisa, tarea ordenamiento, economia espirituana
Durante los primeros cinco meses de este año un informe de la PNR reveló que en ese lapso se identificaron 136 personas que proponían la venta de productos en las redes sociales. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) se han convertido, a la corta, en un negocio. No precisamente para quienes de vez en vez y con el mayor de los esfuerzos destinan parte del salario para “recargar” su tarjeta magnética y poder adquirir, luego, productos de primera necesidad, por ejemplo, o para muchos de los que reciben asiduamente remesas desde el exterior. Las tiendas en MLC en muchísimos lugares han sido una puerta abierta y, al parecer, sin cerradura por donde se han colado impunemente los coleros, los acaparadores y los revendedores, astillas todos del mismo palo.

Porque no hay que sacar tantas cuentas para advertir que dichos establecimientos son hoy los proveedores de un mercado informal que se ha ido afianzando casi formalmente a ojos vistas y de ganancias que engrosan las arcas de unos pocos a costa de los bolsillos de muchos.

Y sobran los ejemplos o los trapicheos, que no es lo mismo, pero en este caso es igual: listas y más listas durante semanas y hasta meses para intentar adquirir un split o una lavadora; números que se cotizan a 60 USD para poder comprar un refrigerador o pueden costar 2 500 pesos y más si se trata de una nevera; artículos que demoran menos en los anaqueles de las tiendas que en las estanterías virtuales de las distintas redes sociales donde se revenden.

¿Acaso esas colas tienen inmunidad? ¿Venta regulada o contrabando sin medida? ¿Autoridades de los establecimientos atados de brazos? ¿Se rompe la cadena dependiente-revendedor-mercado negro o se benefician todos los eslabones?

Y no hay que tener doctorado alguno para atar los cabos: lo que se vende a sobreprecio hoy, antes se compró, generalmente, en dichas tiendas. En primer lugar, porque ante las tensiones económicas que ha supuesto para esta isla la pandemia de la COVID-19 —reforzadas, claro está por el bloqueo estadounidense— y dado el desabastecimiento crónico que padecemos, los pocos surtidos que hay van a parar esas unidades.

En segundo lugar, porque se sabe que, aun cuando fueron concebidas únicamente para equipos de alta gama, allí se expende ahora —más por necesidad que por pretensión estatal— desde los fideos hasta la pasta dental. A ello se añade que, pese a que en noviembre pasado directivos de Tiendas Caribe y de la Sucursal Cimex en la provincia aseguraban a Escambray que solo 21 unidades de las tiendas recaudadoras de divisas, de las 180 existentes entre puntos y tiendas, se incorporarían a este tipo de comercio, realmente hoy casi todas las otrora shoppings que quedaban mutaron a esta modalidad de ventas.

Entonces, si son los únicos lugares donde se comercializa lo que no se controla por la Libreta de Abastecimiento —léase pollo, detergente y aceite—; si la mayoría de los establecimientos se dedican a vender en MLC, ¿por dónde le entra el agua al negocio de la reventa y acaparamiento de los productos de primera necesidad? Ojos que no ven…

Quizás por eso, en parte, casi al mismo tiempo los productos pasan del mostrador de los comercios en MLC a los de los distintos grupos de Facebook, WhatsApp o Telegram donde se expenden sin recato alguno: sopas instantáneas a 50 pesos; potes de gel de pelo a 250 pesos; espaguetis a 150 pesos; un pomo de pasta para bocaditos a 270 pesos; estuche de gelatina de un kilogramo a 500 pesos; chupa chupas a 40 pesos; jabones de baño a 65 pesos; paquetes de galletas rellenas de chocolate a 100 pesos; escurridores de platos a 500 pesos… Y todos los productos, por lo menos, se cotizan tres veces por encima de lo que realmente cuesta en la tienda. Pero es la ley del lo compras a sobreprecio o pagas el costo de perder el tiempo y la salud en una cola.

Porque quienes lucran hoy con estos artículos, al menos, son conscientes de par de cosas: no tienen establecimiento alguno que les haga competencia, como tampoco dichas ilegalidades tienen el freno que debieran siempre.

Mas, cierto es que no puede absolutizarse. Los órganos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Sancti Spíritus han actuado en varias ocasiones contra quienes incurren en tales conductas delictivas. Durante los primeros cinco meses de este año un informe de la PNR al cual Escambray pudo tener acceso reveló que en ese lapso se identificaron 136 personas que proponían la venta de productos en las redes sociales. “Se actuó contra 118 —explicita el documento—, 83 fueron acusados en denuncias, 28 han sido advertidos y se realizaron siete profilaxis; el resto, 18 casos, no se han podido identificar por la utilización de perfiles falsos”.

Ni todos los cogidos in fraganti son los que se dedican a este contrabandeo ni a todos los coleros y revendedores se les aplica lo que está establecido —por más que se identifiquen de cola en cola—; pero la impunidad, como se ve, también tiene piernas cortas.

Y deberían apretarse todas las clavijas más ahora que la suspensión de los depósitos en efectivo en dólares en las tarjetas magnéticas ha provocado una suerte de cachumbambé: por un lado, la caída estrepitosa en el mercado informal de los billetes verdes contantes y sonantes y, por otro, la subida de los que se compran por transferencia, como mismo ha impulsado la cotización de los euros y otras monedas.

Las tiendas en MLC han sido desde cierta perspectiva un mal necesario para este país: un modo de catalizar nuestra maltrecha economía —como han dicho autoridades y expertos—, una vía para recaudar todo tipo de divisas, una forma de frenar las importaciones de artículos electrodomésticos de alta gama, una válvula de escape… Y seguirán expandiéndose, a lo mejor, pero lo que no puede suceder es que continúe minándonos esa especie de karma: compro, luego revendo.

17 comentarios

  1. Como siempre atacando las consecuencias y no, las causas.

  2. GNU.
    El modelo comercial que tienen las tiendas TRD no es socialista, sino de mercado capitalista, aunque no lo crea. Dicho esto, el dinero que recauda esa cadena en sus tiendas es para reabastecerlas y tener siempre los anaqueles repletos, no vacios como sucede ahora. A DONDE METEN EL DINERO RECAUDADO ?
    El dinero que recaudan las tiendas no puede ser para comprar Tractores o Bicicletas, sino comida.

    Durante la presidencia de Fidel y luego la de Raul, las tiendas siempre estaban abastecidas. Si habia carencias, era temporal. El problema se ha agrabado despues de la salida de Raul del gobierno, cuyo equipo economico ha sido reemplazado. Ahi radica el problema

    • No funciona la venta por medio del estado aqui ni en ningúin país, ni en China, podemos tener la salud y la educación en manos del estado, pero entienda que a parte de lo que se pueda desviar son gastos además de los antes citados que el estado no se pueden asumir, lo que pasa es que por ahi entra el beneficio de otras personas, no sea Usted ingenuo.

  3. Pero, parece mentira que sepan lo que pasa y no le pongan coto a esto, sólo se le ocurre escribir este muy buen artículo, pero burlón para los que leemos y tenemos que aguantarnos tiendas y más tiendas en mlc, y ya es suficiente con decir y hablar del bloqueo, cuando el inigualable comandante Fidel, esto no pasaba, porque siempre encontró ideas inteligentes y no apresuradas, no tenía a 11 millones de cubanos haciendo colas por un paquete de pollo. Soy fidelista, y muero con los ideales de fidel pero basta ya de tiendas mlc, mis niños no comen galletas porque no tengo mlc para adquirirlas y siempre se dijo que a esas tiendas iría sólo lo importado.

  4. ACAPARADOPRES, COLEROS Y REVENDEDORES, ES LA SALIDA MAS FACIL DE LA AUTORA PARA QUE ALGUIEN PAGUE POR EL PRINCIPAL PROBLEMA: El desasbatecimiento, los anaqueles vacios y una empresa (TRD ) inoperante, inepta e incompetente. Vaya a la emprobrecida Haiti para que vea que ni hay colas, ni hay acaparadores, ni revendedores, ni coleros. Los anaqueles repletos de comida, por eso no hay colas.

    • No le eche Usted amigo la culpa a las TRD, ni a cualquier otra tienda que vende productos importados, si Usted es el que en su casa por decir el que compra la comida, Usted compra según tenga en su bolsillo, y es lo que tiene el estado en su bolsillo lo que puede comprar, vamos a decir para justificar un poco donde mejor pueda la carencia, pero en Haití no es así, porque el estado no compra para después poner a vender en sus tiendas, sin los mismos empresarios y negocios los que directamente se ocupan de tener surtidos en sus negocios por sus ventas.

      • Sería muy bueno entonces para las personas en estos momentos que estas tiendas fueran gestionadas por manos privadas, seguro estarían más surtidas y con mejores precios.

  5. Han ido abriendo al vuelo más tiendas en MLC, cuando se dijo que no era tan así. Y como mencionan en el artículo, han pasado a vender de todo… Y es visible la «sub utilización» de la tienda la Espirituana como tienda de electrodomésticos y equipos, cuando se ve en THabana y quizás otras tiendas en MLC bajan y venden equipos, ahora mismo hay cosas que parecen chapeadoras y otro equipo más, y también siguen algún minirefrigerador y tuvieron sus bebederos, entonces para qué pusieron aquella tienda?? Se miran las caras hasta que aparezca el producto codiciado de turno?? Tienda solo para reventa de neveras?? (Aparte de algo más para el hogar)

  6. LO MISMO CON LO MISMO, CIERREN ESAS MALDITAS TIENDAS, DESDE QUÉ COMENZARON TODO LO E TENIDO QUE COMPRAR A LOS REVENDEDORES O ES QUE NO SE DAN CUENTA QUE TODO EL MUNDO NO PUEDE COMPRAR CON ESAS MONEDAS.

  7. Perfil farso aahhh mira. Ese perfil tiene un número.ese perfil se coge más fácil que los demás sólo pedirle el artículo y cogerlo. A lo mejor son socios que no se pueden coger serán siñuelos?? Pero a todos se pueden identificar…ellos venden y uno compra.muy fácil ahhh lo que no pueden asorarlo y todos a la misma vez.. de lo contrario la misma familia o vecino o la cantidad de intrusos que hay en nuestra sociedad enseguida avisan y riegan la bola. Pero bueno el artículo y les pido que sigan así.

  8. ASI MISMO MIENTRAS LAS AUTORIDADES NO SEAN CAPAZ DE ENFRENTAR EL DELITO NUNCA NADIE DEJARA DE REVENDER LOS ARTICULOS QUE HOY EN DIA NOS HACEN FALTA A TODOS Y SON DE PRIMERA NECESIDAD EN LA GRAN MAYORIA

  9. MUY BIEN SU ARTICULO.FELICIDADES

  10. Autorizen a Walmart a vender en Cuba ylos coleros duraran menos que una liba de arrox en la puerta de un colegio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *