Trabajo a distancia merece más oportunidades

Algunas administraciones aún no interiorizan sus posibilidades, sobre todo en tiempos de pandemia

sancti spiritus, teletrabajo, trabajo a distancia, teleempleo, ministerio del trabajo
Algunos profesionales, como los arquitectos, utilizan en Sancti Spíritus el trabajo a distancia. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El trabajo a distancia, una opción laboral que se ha puesto de moda en todo el mundo debido al forzoso aislamiento por la pandemia de COVID-19, se aplica en Sancti Spíritus desde el pasado año, pero no en todos los lugares, ni con todas sus posibilidades.

“En esta etapa de transmisión autóctona limitada estamos trabajando a distancia, pero algunas administraciones todavía no acaban de interiorizar la parte positiva de esta nueva modalidad. El Ministerio de Trabajo se está proyectando incluso para que salga legalmente una  opción, pero el artículo 20 del Código ya establece que se puede pactar este tipo de convenio con los trabajadores”, asegura a Escambray Yaiselín Quesada López, subdirectora de Empleo en la Dirección Provincial de Trabajo.

Y agrega que en algunos lugares solo se utiliza durante los picos de la enfermedad porque el pasado año, cuando el territorio regresó a la normalidad, las estadísticas descendieron considerablemente y hoy han vuelto a crecer  hasta sumar unas 16 650 personas incorporadas a esta posibilidad que incluye el teletrabajo, el trabajo en domicilio y en el terreno.  

“Las administraciones tienen que definir cuáles son los cargos que pueden desarrollarla y pactar con esos trabajadores sus derechos, pero sus obligaciones también. Puede ser que la persona no esté todo el mes en su casa, puede que solo trabaje desde el hogar media jornada, eso hay que acordarlo entre las partes y a partir de ahí se le puede exigir al subordinado. Al final lo que se mide y lo importante es el resultado”, comentó la directiva.

También insistió en aprender a apreciar sus beneficios en una provincia como esta, con altos índices de envejecimiento, donde así se podría atender a un enfermo, reacomodar los horarios y cumplir con la labor en cuestión. “Para el futuro se quiere establecer incluso la posibilidad de trasladar hacia la casa un medio básico para desarrollar el trabajo a distancia, cuando la persona pueda por su cargo aprovechar esta modalidad y no disponga de equipo necesario, por ejemplo personas vinculadas al área de la informática y las comunicaciones en las entidades, los periodistas, algunos investigadores, arquitectos, diseñadores, etcétera”. Los especialistas en recursos humanos han insistido en las ventajas del trabajo a distancia para ambas partes: horario abierto, se descarga a la entidad de gastos de electricidad, merienda, almuerzo…, el trabajador se autoplanifica la hora en que va a realizar la labor, se descongestiona el transporte público en los horarios pico, y en muchos casos se imbrica con la prioridad nacional de fomentar el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *