Un espirituano en la Zona Roja del Harrison Point

En ese hospital de la isla de Barbados, el médico intensivista David Carvajal apoya la batalla contra la covid desde hace más tres meses

El doctor Carvajal se adiestró rápidamente en el manejo de la tecnología existente en el hospital barbadense. (Fotos: Cortesía del entrevistado)

En la tinta negra sobre el traje blanco anticovid puede leerse: “David”. La foto, tomada minutos antes de entrar a la Zona Roja del hospital Harrison Point, en la parroquia de San Lucy, en Barbados, es apenas el primer trazo del día que comienza para el especialista de primer grado en Medicina Intensiva y Emergencia que por horas pone la ciencia y el corazón a favor de la vida.

El espirituano David Carvajal Lumpuy, integrante de la brigada Henry Reeve, salva y también ve morir; lidia contra el cansancio y los miedos frente a un virus que ya deja demasiadas muertes, demasiados vacíos en este mundo.

“En la terapia intensiva se libra, quizás, la pelea más difícil”.  Así lo escribe sin titubear, y habla de la medicina del detalle y la decisión en equipo de cada conducta a seguir con los pacientes graves, en ocasiones acoplados a un respirador artificial y bajo efectos de sedantes.

Habla del traje de protección personal de uso obligatorio dentro de la Zona Roja, de lo incómodo y, al mismo tiempo, de lo salvador que resulta; del poder que ha tenido la mirada para sobrepasar la placa de las caretas y llegar como bálsamo a los enfermos.

En la terapia intensiva se libra la batalla más compleja, apuntó el especialista espirituano.
En la terapia intensiva se libra la batalla más compleja, apuntó el especialista espirituano.

Habla de las barreras del idioma, de las nociones de inglés que bien les han servido y del dialecto Bajan, aprendido sobre la marcha durante los más de tres meses de intercambio con pacientes y médicos del norte de la isla barbadense.

El doctor David tiene 33 años y semeja, por el peso de sus palabras, tener más experiencias vividas. Puede llegar a ser un prominente intensivista; lo aseguran sus compañeros del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, de Sancti Spíritus, quienes lo extrañan por estos días en que aquí también se acorrala la muerte con fuerza titánica, y en cada traje, en la parte izquierda sobre el corazón, se escribe en tinta fresca el nombre de cada valiente.

Arelys García Acosta

Texto de Arelys García Acosta
Máster en Ciencias de la Comunicación. Reportera de Radio Sancti Spíritus. Especializada en temas sociales.

2 comentarios

  1. Excelente alumno
    Bendiciones 🙏
    Y felicidades para sus padres

  2. Mis respetos y cariños a Davisito, excelente profesional y persona orgullo de sus padres, bendiciones para el.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *