Vamos a luchar para clasificar a Tokio

A partir de la una de la tarde de este lunes se inicia la difícil ruta del equipo cubano de béisbol hacia las Olimpiadas. Frederich Cepeda, el capitán del elenco, ofrece sus consideraciones desde la sede del evento

cuba, beisbol, beisbol cubano, la florida, olimpiadas, juegos olimpicis tokio 2021
Cepeda: En realidad estoy dispuesto a jugar donde me pongan según la necesidad que tenga el equipo. (Foto: @CMontiller)

En unas horas inicia para el espirituano Frederich Cepeda Cruz y su equipo Cuba de béisbol una de las rutas más complejas de los últimos años para tratar de clasificar a las Olimpíadas de Tokío.

 Los primeros compases serán a partir de la una de la tarde cuando la selección nacional enfrente a Venezuela en el Torneo Preolímpico de Beisbol de las Américas.

 Será para ambos elencos una lucha sin cuartel en el West Palm Beach de La Florida, donde, ojalá, el deporte y sus esencias, logren imponerse a otros rivales.

Mas, si para Cuba existe una motivación y es, por mucho, la más importante, para Cepeda inicia uno de los desafíos mayores de su carrera: ser el único pelotero cubano en activo en llegar a sus terceros Juegos Olímpicos.

 Escambray le contactó desde la sede, en la previa del primer encuentro: “Es un evento difícil como todos los que enfrenta Cuba, aquí todo partido cuenta y cada derrota también, vas sumando y restando, toda victoria te da la posibilidad incluso de estar en una última eliminatoria para la Olimpiada y si logras ser campeón aquí, ya sería el pase”.

Según él, nada ha desviado a la selección del objetivo por el que viajó a La Florida: “Desde que llegamos no hemos dejado de entrenar, con condiciones muy buenas y siempre cumpliendo las medidas sanitarias para evitar la COVID-19”.

“Sobre el primer partido, hemos visto videos de los lanzadores, sobre todo el venezolano que nos debe tirar hoy que es de gran calidad, experiencia y oficio en el béisbol profesional, tiene buen control y ha tenido muy buenos resultados en su carrera de Grandes Ligas. Con Venezuela siempre hemos tenido buenos partidos, hemos ganado y perdido con ellos y esperamos tener un buen juego”.

Pero en derredor de Cepeda, gravita Cuba. Es, no solo el más veterano con sus 41 años, sino el emblema del elenco, símbolo de una generación de la que es el único activo. Llega con la chamarreta de capitán y con una carga enorme sobre sus hombros.

“Lo primero que tengo es que agradecer siempre que me hayan tenido en cuenta para conformar este equipo y llegar hasta aquí luego de tanto sacrificio. Estoy muy contento por la oportunidad y agradecido a la vida y a los directivos que hayan podido contar conmigo para representar dignamente al país  y también con la designación de capitán; los muchachos me escogieron al igual que el colectivo técnico y trataré de asumirlo con el mayor respeto y la mayor decisión posible”.

En este primer partido Cepeda saldrá como regular: en el responsable quinto puesto y en el jardín izquierdo. “Durante la preparación estuve de designado y en el izquierdo, ya lo de jugar o no siempre es una decisión del manager o de la dirección completa, en realidad estoy dispuesto a jugar donde me pongan según la necesidad que tenga el equipo, no me creo titular para nada de ninguna posición ni que tenga derecho a jugar por encima de nadie, quien sea quien juegue tiene que hacer lo que le toca, estamos optando por una clasificación , somos un equipo y hay que tratar de hacer lo mejor posible la función de cada cual”.

 Porque está pendiente de los pronósticos mediáticos y callejeros, sabe que su equipo no está en el team de los favoritos de la mayoría: “la prensa hace su trabajo y nosotros trataremos de hacer el nuestro, los que  tenemos que tratar de cambiar el rumbo y las opiniones acerca de lo que ha pasado con las competiciones del beisbol cubano en eventos anteriores somos nosotros mismos, tenemos una competencia bien fuerte, siempre vamos a estar con esos vaticinios porque no hemos hecho en los últimos años el trabajo de otras décadas donde a nivel internacional siempre estábamos  en el podio, ahora nos encontramos en esa encrucijada como todos los equipos que están envueltos en el certamen, pero  lo nuestro es tratar de lograr lo mismo que todos: clasificar”.

Para él la ruta crítica hacia Tokío pasa por varias claves: “aquí lo importante es entregarse con la mayor tenacidad y concretar las acciones en el terreno, sobre todo que se puedan fabricar las carreras y además luchar por preservarlas cuando estemos delante; el equipo está muy bien cohesionado, tiene buena defensa, buen bateo y pitcheo. Es importante la unidad, el team work que podamos crear. En Matanzas nos preparamos bien dentro de todas las restricciones, acá en el terreno hemos aprovechado para engranarnos, pues se sabe que los peloteros llegaron de varias partes: de Japón, México, el propio Estados Unidos; ya nos juntamos todos y todo el mundo va a luchar”.

“El pueblo debe apoyar al equipo, al margen de cuál sea la alineación, el que salga al terreno siempre va a salir con el mismo deseo, sea Cepeda, Despaigne, Arruebarruena…, lo importante es que el equipo gane”.

Con un oro en Atenas 2004 y una plata en Beijing 2008 y casi al entrar en el inicio de la ruta hacia Japón, Cepeda prefiere mirar con la lupa del momento y la mente en positivo.

 “Siempre que estés en una competición tienes opciones de ganar, si lo logramos obvio que sería una oportunidad para poder participar en otra Olimpiada, claro que lo he pensado y por supuesto si se concreta, lo importante es que, más que yo, Cuba estaría. Vamos a pelear por eso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *