Historiadora por mérito y vocación

Bárbara Oneida Venegas Arboláez, la primera mujer nombrada Historiadora de la Ciudad de Trinidad revela su fascinación por la investigación y sus proyectos para socializarla desde modernos soportes

Bárbara Venegas es la Historiadora Oficial de Trinidad. (Fotos: Ana Martha Panadés)

La voz pausada combina de maravillas con su humildad y la lógica y hondura de un pensamiento que se forjó a través de los años consagrados a la investigación historiográfica; la génesis de Trinidad y todo el Valle de los Ingenios seducen a Bárbara Oneida Venegas Arboláez con un fervor incólume, desenfrenado a veces.

Y ni siquiera ahora que se acostumbra a un título que alcanzó por mérito propio —el de Historiadora Oficial de la Ciudad— se despoja de ese aire familiar para encarar una “responsabilidad tremenda”, que de seguro la obligará a aplazar algunos proyectos y emprender otros más retadores. Ha sido ese su mayor desafío siempre.

“Me sorprendió la propuesta de la sección de base de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba en Trinidad, pero de inmediato comencé a entender lo que implica ese nombramiento, el compromiso con el legado de mis antecesores en ese cargo y lo que pretendo aportar, sobre todo en la divulgación y la promoción del patrimonio histórico a partir de los nuevos soportes tecnológicos; espero contar para ello con el apoyo institucional y el trabajo en equipo de otros especialistas”.

A la investigación ha dedicado Bárbara Venegas más de tres décadas de su prolífera vida profesional; la licenciada en Filología y máster en Ciencias de la Educación es autora de varios ensayos como Trinidad, aborigen y colonial, La fundación de Trinidad. Su relación con Sancti Spíritus y otras publicaciones. “A mí me apasiona la historia de la ciudad en su etapa colonial —confiesa con un entusiasmo casi pueril—. Hay muchos misterios en el período de la conquista, el nacimiento y desarrollo de la villa. Me interesa también conocer lo que sucedió en los asentamientos del Valle, como San Pedro, Manaca Iznaga y San Blas de Palmarejo; precisamente es ese el tema de un artículo que preparo para la revista Tornapunta”.

A estas alturas a Bárbara Oneida Venegas Arboláez no le preocupa el hecho de ser la primera mujer Historiadora de la Ciudad de Trinidad, aunque pese la impronta de sus predecesores, Francisco Manuel Villafuerte, Manuel de Jesús Bécquer Medina, Carlos Joaquín Zerquera y Fernández de Lara y Manuel Lagunilla Martínez. De su obra se nutre la acuciante investigadora, promotora de los talleres literarios y abuela amorosa; y traza además su propio derrotero: “Quiero desempolvar documentos hasta hoy inéditos y que las nuevas generaciones se apasionen por esos detalles de nuestra historia”.

A Bárbara le apasiona la historia de Trinidad.
A Bárbara le apasiona la historia de Trinidad.

La también presidenta de la filial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba en la urbe sureña regresa una y otra vez al pasado, a los textos frutos del saber humano y donde encuentra respuestas a la luz de hallazgos recientes y nuevas interpretaciones. Esa será su inspiración para llevar de la mano el programa Puertas a mi ciudad, idea original del doctor Manuel Lagunilla que transmitió la radio local; otros empeños están por llegar.  

La historia para Bárbara Venegas la escriben las personas en su accionar cotidiano hasta conformar la identidad, pero desde una concepción integradora que interrelaciona los hechos del pasado con el presente: “De una manera metafórica la investigación es algo así como armar un rompecabezas, buscas las piezas, indagas en los acontecimientos, las personas y los lugares hasta encontrar la relación entre los procesos y luego engranas todo”. Sonríe entonces casi como pretexto para entender esa eterna inconformidad suya a la que no piensa renunciar jamás.

Ana Martha Panadés

Texto de Ana Martha Panadés

Comentario

  1. Excelente designación ,investigadora de la historia de nuestra Villa y dedicada por completo a esta tarea con esfuerzo, tesón y sacrificio Trinidad se lo merecía.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *