Agua a punta de lápiz

Especial de Escambray

Con 2 779 kilómetros de canales de riego y drenaje —casi el doble de la extensión de la isla de Cuba—, más de un millar de compuertas y una cifra similar de mecanismos hidrorreguladores, gobernar el agua en la arrocera Sur del Jíbaro parecería tan complicado como hacer aterrizar sin contratiempos un MiG 29 en las cuestas del Escambray.

[Best_Wordpress_Gallery id=”6″ gal_title=”Agua a punta de lápiz”]