DELITO

Hay un ladrón en casa

Mientras los ojos miren sin ver y los recursos que se escapan no le duelan a nadie los inventarios de calamidades no tendrán fin y el catalejo seguirá, indefectiblemente, mirando hacia el horizonte »