Archivo trinitario permite sondeo de siglos (+fotos)

Belkis Abrahantes, especialista principal del Archivo en plena faena. La institución atesora valiosos exponentes documentales y de prensa escrita que resultan claves para entender los orígenes y desarrollo de esta villa Patrimonio de la Humanidad.

Confinado entre sus gruesas paredes coloniales, en pleno Centro Histórico de Trinidad, posee el Archivo Capitán Joaquín Llaverías un auténtico tesoro documental que envidiarían urbes mayores, pero carentes del casi misterioso atractivo de una tradición medio milenaria.

Aquí, el investigador encontrará un tesoro “escondido” entre sus 96 fondos cuidadosamente conservados y clasificados, contentivos de miles de legajos y documentos que atrapan para el presente y los años por venir la historia de una ciudad y sus habitantes, prácticamente desde su fundación en 1514.

Según Belkis Abrahantes, especialista principal del Archivo, entre lo más valioso se considera el Fondo Ayuntamiento, pues allí se hace referencia a lugares existentes en la ciudad; se tratan aspectos legales y del comercio, e infinidad de temáticas, solicitudes de merced de tierras rurales y de fincas urbanas para poder construir viviendas, establecimientos comerciales, etc.

“También -apunta Belkis- se observan los problemas políticos, pues por esa época todo se ventilaba en el Ayuntamiento. Este Fondo abarca desde 1724 hasta 1964”.

Descuellan además la Hemeroteca, por su colección de revistas y periódicos; la Mapoteca, que cuenta con una gran cantidad de mapas de la ciudad y sus alrededores, provenientes de distintas épocas y, por último, la Fototeca, que está totalmente digitalizada y contiene imágenes de lo más selecto de la sociedad trinitaria, de eventos sociales, de la arquitectura local, de comercios y lugares célebres de la villa.

De la utilidad de la información aquí guardada para investigaciones de diferente carácter, da fe la labor de la estudiosa Alicia García, quien después de consultar numerosos documentos y 980 mapas de la ciudad y su entorno, entregó a imprenta la obra Trinidad de Cuba, un don del cielo, de reciente publicación.

En menos de un año, desde la reapertura del Archivo a finales de mayo del 2011, esa oportunidad la han aprovechado igualmente cerca de dos centenares de estudiosos de las ciencias sociales, entre los cuales se cuentan escritores, profesores universitarios e historiadores.

El Archivo Histórico Capitán Joaquín Llaverías, de Trindad, ofrece además los servicios de expedición de copias de escrituras y certificados, como son los de Escrituras Notariales y de otro tipo, así como de reprografía, que es la reproducción de textos por medio de cámaras fotográficas, y la digitalización de imágenes, de fotos y de documentos, todo lo cual se cobra en moneda nacional a los usuarios cubanos residentes en el país.

no images were found

2 comentarios

  1. Felicidades colegas por el buen trabajo que desarrollan en su entidad, les deseo mucha suerte. Anay.

  2. Posible en toda CUBA no exista otro archivo parecido en nada pues en otras provincias la negligencia el descuido y desorden produjeron enormes perdidas en detallados documento los cuales fueran muy relevantes en importancia comunitaria hoy en dia por desgracias muchos brutos y des-conocedores del valor historico de estos tesoros patrimonios patrio hacia desaparecer en distinta maneras y formas yo recuerdo como unos salvajes casi destruyen un importante afluencia de obras de arte por sus malas manipulaciones en el paso de un ciclon que no causo ningun problema sus aguas o vientos en el museo MARTA MACHADO de NUEVA GERONA en hora buena SANCTI SPIRITUS por este importante archivo. Lazaro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *