El médico debe ser un caballero

Berto Conde es doctor en Ciencias Pedagógicas y Premio a la mejor investigación en Educación Médica.Con casi 35 años en la profesión, el doctor Berto Conde Fernández, clínico del Hospital Provincial Camilo Cienfuegos, abre a Escambray Digital la puerta de la consulta.

Profesión completa la del médico; sensibilidad, inteligencia y profesionalidad para lograr el respeto de la sociedad. Hombres que agradecen por toda una vida lo que costó a ese otro toda una vida en aprender; teoría estudiada noche tras noche, nuevos descubrimientos, experiencias que moldean diagnósticos.

El mejor trabajo del mundo es ese de curar al otro, profesión que place ejercer al doctor Berto Conde Fernández, clínico del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, médico de muchos, galeno desde hace casi 35 años, quien responde con suavísima voz, recordando esos doctores toda exquisitez que se desea hallar tras la puerta de la consulta.

¿Es el ambiente familiar lo que le proporciona estabilidad personal y profesional?

Desde el inicio tuve la fortuna de tener unos maravillosos padres. También abuelos que me inclinaron hacia el estudio en los primeros años de vida. El paso del tiempo provocó una familia hermosa con mi esposa y mis hijos, que también decidieron estudiar la profesión. El ambiente del hogar es la contraparte del trabajo profesional de cualquier persona, y sin esa feliz contraparte es difícil encontrar estabilidad.

Regresemos al año de su graduación. ¿Cúales eran las expectativas de un joven médico en 1977?

Expectativas y proyectos cuando se es joven es lo que más abunda, pero en ese momento ayudar económicamente a mis padres que ya se encontraban enfermos, formar una familia y continuar la superación profesional para lograr una especialidad eran mis prioridades de graduado.

En su opinión, el campo de la Medicina más impresionante…

Afortunadamente, en lo que me formé y siempre me gustó de estudiante: la Medicina Interna. Es una especialidad que toma como un todo al organismo humano, lo analiza a través del interrogatorio, del examen físico, de las pruebas complementarias. El razonamiento necesario en busca del padecimiento y todos estos elementos eran para mí lo más atractivo en Medicina. Realmente es una especialidad muy bonita.

Un paciente llegado a consulta es un individuo a merced física y psicológicamente de su doctor. ¿Cómo establece esa necesaria conexión entre médico y enfermo?

Esa persona que acude es necesario tratarla con gran sensibilidad. El miedo a la naturaleza de la enfermedad que pueda padecer, su experiencia y problemas personales provocan generalmente gran ansiedad en su carácter y es exigencia del médico un gran tacto. Hacer fluir esa relación entre los dos con elegancia y respeto es labor única del doctor. El médico debe ser un caballero, un caballero científico y preparado.

No se debe considerar como expresión de lo correcto, sin poner en duda su innegable atractivo, por ejemplo, lo que ocurre en el serial Dr. House, en el que casi nunca existe una comunicación médico-paciente como debe ser.

Así no es la forma en que se debe proceder, recuérdese que del interrogatorio depende en un gran porcentaje la efectividad del diagnóstico.

¿Es premisa entonces mantener en la Medicina actual el llamado método clínico?

Por supuesto. El método clínico es la manera científica que posee el médico para enfrentar su trabajo. La entrevista médica al paciente junto a un examen físico en su totalidad, sea cual sea el padecimiento, conducen al razonamiento de un posible diagnóstico, que será comprobado con la utilización pertinente de los equipos tecnológicos y pruebas complementarias. Esto es método clínico y su utilización, repito, es la manera científica de enfrentar la práctica médica.

¿Cuáles son algunas de las situaciones que convierten a estos procedimientos en centro de atención por estos días?

Esto es un problema que existe hoy en todo el mundo. Tal vez el aparente enfrentamiento entre desarrollo técnico y comunicación con el paciente. Algunos creen que los equipos sustituyen el trabajo directo con el enfermo, pero lo cierto es que la tecnología sin dudas exige su utilización siempre dependiendo de los resultados que aporte el trato directo con el paciente.

Otro posible inconveniente está en la dimensión económica de la profesión en algunos países. Por ejemplo, ciertas veces está normado la cantidad de pacientes que se deben atender por hora, lo que resulta posiblemente en una malograda comunicación por ambos lados.

También la calidad del personal médico desempeña un papel relevante. Su conocimiento de las habilidades clínicas, diagnósticas y de tratamiento junto al dominio de las ciencias básicas médicas condicionan la utilización efectiva del método clínico.

El mayor reto para la Medicina cubana…

Precisamente la calidad del personal médico. Ser competente es una prioridad que exige este tiempo tan globalizado y competitivo.

Y todo comienza desde que se es alumno: estudiar lo mayor posible y que los muchachos  aprovechen las  potencialidades que ofrece el mundo contemporáneo para su aprendizaje, hoy muchas más existentes que cuando nuestra generación pasaba por las aulas.

3 comentarios

  1. Excelente profesional,el dr.Berto Conde lleva en alto la medicina cubana asi como muchos de los profesionales del hospital Camilo Cienfuegos, estoy muy orgllosa de haber sido su alumna,siga siempre adelante.

  2. Pedro Sierra González

    MUCHAS FELICIDADES PROFE , ME SIENTO ORGULLOSO DE ESTUDIAR LA CARRERA DE MEDICINA CON PROFESIONALES TAN RESPETADOS COMO USTEDES , AHORA NO QUEDA MÁS QUE RECORDAR LOS MARAVILLOSOS PASES DE VISITA DE LA DOCTORA SILA CASTELLÓN , LA TUTELA DE MIS PROFES YIPSY, PAULINO Y JORGITO, LA MANO GUÍA DEL PROFE PEPE, LA INTELIGENCIA Y EL CONOCIMIENTO DEL DR QUIÑONES, Y A USTED COMO EL JEFE DE LA ROTACIÓN DE MEDICINA INTERNA N EL CURSO 2010-2011 QUE EN CADA CONFERENCIA NOS DELEITABA CON TANTO CONOCIMIENTO, YO FUÍ ALUMNO DE LA SALA 4D , PERO SOY TESTIGO D SU DEDICACIÓN A CADA ESTUDIANTE AUNQUE NO PERTENECÍAMOS A SU SALA. GRACIAS POR EXISTIR , LOS QUE AMAMOS COMO YO LA MEDICINA INTERNA NOS SENTIMOS ALAGADOS DE TENERLOS A USTEDES COMO NUESTROS PROFESORES, GRACIAS POR HACERME CONOCER LA MEDICINA Y GRACIS POR ENSEÑARME A SER UN VERDADERO MÉDICO, AGRADECIDOS ETERNAMENTE Y ORGULLOSOS DE HABER SIDO DICÍPULOS DE PROFESIONALES TAN CAPACES,
    PEDRO SIERRA GONZÁLEZ, ESTUDIANTE DE 5TO AÑO DE MEDICINA
    UCM SANCTI SPÍRITUS

  3. Excelente entrevista la cual a tocado o hubo de abarca temas interesantes para mi un doctor nace no se hace lo digo pues hay en existencia muchos doctor graduados en excelentes y reconocidas universidades y mas nada pues a la gran mayor parte de ellos les falta el ser altruistas y convertirse en paradigma de sus respectivas ciudades pueblos y naciones de sus pacientes razones en ocasiones se les sube la prepotencia para la cabeza y no son capaces de trabajar una que otra horas extras y mucho menos cumplir con el juramento de atender a cualquier enfermo sin o con recursos monetarios algo muy comun en el extranjero y diversos lugares a diferencia de los que nace con las vocaciones de doctor y luego aprenden y no se transforman ni se sienten superiores ante ninguno de sus pacientes como es el caso del DOCTOR ESPIRITUANO BERTO CONDE FERNANDEZ ojala en el mundo existan muchos DOCTORES como el DOCTOR CONDE. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *