La polémica a debate

Conminan en Sancti Spíritus a que los medios reflejen en mayor medida la divergencia de criterios presentes en la sociedad.

Legitimar en la prensa cubana la amplia gama de criterios, que pululan en los más diversos escenarios de nuestra sociedad constituye todavía asignatura pendiente de los medios de comunicación en la isla, según trascendió en el panel que, convocado por la UNEAC y el Centro Provincial del Libro y la Literatura, dio inicio a la Jornada de la Cultura Cubana en Sancti Spíritus.

Pese al reclamo constante de los ciudadanos, que han llegado a poner en tela de juicio la credibilidad de la prensa, los medios aún no consiguen reflejar con todos sus matices la magnitud del debate público que ahora mismo tiene lugar en el país, al punto de que algunos califican el fenómeno como un divorcio entre dos discursos: el de los cubanos de a pie y el que les ofrecen los periódicos, la radio y la televisión.

Con una visión acaso menos catastrofista, pero igualmente alarmada, profesionales de la prensa espirituana de reconocida trayectoria en las lides del periodismo de investigación y denuncia como Enrique Ojito, Mary Luz Borrego, Elsa Ramos y Alain Jiménez señalaron no solo las manquedades que laceran el ejercicio pleno del periodismo -léanse obstáculos para acceder a la información y regulaciones excesivas para difundirla-, sino también el principal reto que los reporteros tienen por delante: continuar abriendo brechas a las opiniones de los cubanos, única vía posible para enrolarlos como entes activos al proceso de cambios en el que se halla la sociedad.

Para ello debe fomentarse entre los ciudadanos una cultura del debate que, partiendo del respeto al criterio ajeno, consiga entablar diálogos y alianzas y logre superar la actitud de atrincheramiento obcecado que hemos padecido durante décadas, según trascendió en el panel moderado por el sociólogo José Neira Milián, profesor de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.

Con la discusión, a micrófono abierto en pleno bulevar, de un tema de semejante relevancia comenzó en el territorio la Jornada de la Cultura Cubana que se extenderá hasta el 20 de octubre y cuyo programa contempla la realización de encuentros teóricos y actividades de diversas manifestaciones artísticas.

2 comentarios

  1. El silencio la intriga y otros conceptos son la parte negativa que hemos heredado como patrimonios nacionales para mi hay que saber identificar convivir y percatarse que los peligros que fueron inventados por la burocracia y aprovechados que desde otrora han alimentado para beneficio propio una farsa imagen en contra de los periodistas como si los periodistas fueran los malos por reportar algunas cosas comunes y corrientes por conveniencia de malvado y mezquino personajes aun hoy son objetos de prejuicios el ejercer el periodismo razones muchos encumbrado y otros menos violaban los valores que todo cuadro debe mantener conservar respetar y ser dignos pero estaban y aun hay muchos mas que bajo el disfraz de comunistas noble sinceros revolucionarios y mas llevan la codicia por dentro y son vulgares delincuentes acomodados indolente y roban a manos llenas hasta los clavos abusando de sus posiciones confiadas por LA REVOLUCION CUBANA por lo cual para estos cuadros corruptos los periodista son una amenaza para ellos y no para la REVOLUCION pero quien le el cascabel al los corruptos pues se acostumbra a que las cosas entren por los OIDOS. Lazaro izquierdo

  2. Me parece que es una forma de expresión ciudadana y en buena hora que en la Jornada de la cultura Cubana también se pueda exponer estos puntos de vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *