Mejoran calidad de vida de pacientes con cáncer de mama

Las pacientes incluidas deben haber recibido tratamiento oncoespecífico.Cerca de una veintena de mujeres espirituanas que padecen cáncer de mama están siendo vacunadas con Nglicolil GM3 -producto cubano facturado por el Centro de Inmunología Molecular.

Aun cuando más de 200 féminas de la provincia que padecen cáncer de mama han sido evaluadas, solo 19 están siendo vacunadas con Nglicolil GM3 -producto cubano facturado por el Centro de Inmunología Molecular-, como parte del ensayo clínico fase IIb-IIIa que se desarrolla en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos.

Y es que según refiere el doctor Héctor Ruiz Calabuch, monitor provincial de ensayos clínicos en el territorio, “los criterios de inclusión son muy exigentes: las pacientes deben tener diagnosticado un cáncer de mama IIa, IIb o IIIa -de acuerdo con la clasificación oncológica-, deben haber recibido terapia oncoespecífica y haber pasado de cuatro a ocho semanas luego de dicho tratamiento; deben tener 18 años de edad o más; y lo fundamental es que la determinación de receptores hormonales, como estrógeno y progesterona, y de marcadores tumorales sea positiva”.

Los objetivos de este estudio -que se realiza aleatoriamente y a doble ciega, pues a un grupo se le suministra la vacuna y a otro un placebo- son determinar la supervivencia de las pacientes, elevar su calidad de vida y demostrar la eficacia del producto.

Aunque hasta el momento los resultados son halagüeños, quienes se incluyen en dicho estudio deben permanecer en él por un período de cinco años con un seguimiento permanente que contiene estudios imagenológicos e inmunológicos. No obstante, es decisión de las pacientes continuar o no en el ensayo y en caso de salir seguirán su tratamiento habitual.

“Hasta el momento no hemos tenido ninguna reacción tóxica grave, solo algunas de las que produce la vacuna que son fiebre, escalofrío, dolor en el sitio de la vacunación, dolores musculares, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, absceso en el sitio de la inyección, reacciones alérgicas, cambios en la presión arterial y falta de aire”, afirma Ruiz Calabuch.

En la provincia, como en el país, el cáncer de mama es una de las patologías oncológicas que más afectan a la población femenina y, por lo general, en edades jóvenes. Las pacientes incluidas en el ensayo se hallan en el rango de 30 a 60 años de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *