División en oposición externa contra Siria frustra a Occidente

Más voces y organizaciones condenan atentado en Damasco El fracaso hasta ahora luego de meses de esfuerzos y dinero, invertido en tratar de unificar los grupos de opositores que ha fomentado fuera de Siria, genera frustración en Occidente y sus aliados árabes, según reseñan medios trasnsnacionales.
En la medida que emergen elementos de la conspiración contra Siria es obvio que fracasan los esfuerzos de potencias occidentales de crear una coalición opositora fuera del país, señala al respecto en un comentario la agencia noticiosa Cham Press.

El medio privado sirio parece reseña informaciones difundidas por el diario Daily Telegraph, del Reino Unido, y el canal satelital Al-Jazeera.

En un artículo titulado Batalla la Oposición Siria por Mantenerse Unida», el periódico londinense admite que esos grupos están en total desbandada imposibilitados de presentar un frente unido.

El diario lamentó que hayan pasado nueve meses en los que las potencias occidentales han llamado insistentemente a los grupos opositores que han creado y financiado, con ayuda de Turquía, Catar y Arabia Saudita, «a dejar a un lado sus diferencias y unir fuerzas en el intento por derrocar al presidente Bashar al-Assad».

El Daily Telegraph refirió que el pacto al que llegaron la semana pasada las dos principales facciones, los llamados Consejo Nacional Sirio (CNS), con sede en Turquía, y el órgano de Coordinación Nacional para el Cambio Democrático, en Siria (OCN) «está hecho jirones».

Estimó que «la situación en que está la oposición está haciendo que las cosas sean peores».

Otro periódico británico, el Financial Times, comentó que «los intentos por forjar una coalición entre los grupos de la oposición siria parecen fracasar».

«Esta dificultad en formar una sola agrupación opositora genera interrogantes sobre cómo el movimiento de protesta que se desea estimular pueda desarrollarse en un futuro gobierno (en Damasco)», cuestionó el Financial Times.

A muchos observadores -agregó- les preocupa el fracaso de la CNS, que dirige el súbdito francés de origen sirio Burhan Ghalioun, para estructurar mecanismos que le permita hacer pronunciamientos confiables sobre las decisiones estratégicas de la oposición.

El canal satelital Al-Jazeera, que junto a su similar Al-Arabiya son las puntas de lanza en la campaña mediática contra Siria, admitió que meses después de la crisis, los grupos de la oposición dentro y fuera de ese país «están divididos».

El anuncio de la formación del CNS el 15 de septiembre y del ONC tres días después marcaron un nuevo esfuerzo para coordinar la actividad política contra el gobierno de al-Assad, recordó el canal catarí.

Sin embargo, los separan profundas diferencias entre ellas en un número de asuntos, en especial sobre la intervención extranjera, incluida la armada, el uso de la violencia terrorista y sobre el diálogo con las autoridades.

Se han creado al menos una docena de grupos opositores al gobierno de Damasco, incluido el llamado Ejército Sirio de Liberación que según el medio israelí DEBKAFile es organizado por Catar con mercenarios y elementos extremistas en dos campamentos en Turquía.

Más voces y organizaciones condenan atentado en Damasco

La Red Siria de Derechos Humanos (RSDH) condenó el atentado terrorista en Damasco como una flagrante violación de las convenciones internacionales, al tiempo que prosiguen las voces de apoyo al gobierno.

Un atacante suicida se detonó sobre las 11:30 hora local antes del llamado a las oraciones musulmanas en el asueto islámico del viernes frente a la estación de policía del capitalino barrio de al-Midan, y mató en el acto a 25 personas e hirió a 46, varias graves, entre civiles y agentes.

El ministro del Interior, Ibrahim al-Shaar, quien se personó en el sitio del criminal acto, dijo que el suicida se «detonó con la intención de matar el mayor número de personas», y prometió una fuerte respuesta a esta nueva matanza.

«Responderemos con mano de hierro contra quienes atentan de alterar la seguridad del país y sus ciudadanos», enfatizó el funcionario.

También en la mañana del viernes un grupo armado terrorista explotó una bomba que dañó una conductora de diesel entre Homs, Hama e Idleb.

Conmovidos por ese nuevo atentado terrorista, el tercero después de los dos del pasado 23 de diciembre, que ocasionaron 44 muertos y 166 heridos, hechos sin precedentes en esta capital, sus residentes amanecieron hoy sombríos, pero determinados a proseguir sus vidas y defender su tranquilidad y la unidad nacional.

En una programación especial el canal de noticias de la televisión siria presenta figuras y personalidades que denuncian y condenan los actos violentos, al tiempo que entrevista en los hospitales a varios de los heridos que describen lo sucedido.

La RSDH urgió al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y a la ONU a actuar rápidamente para combatir el terrorismo tal como lo estipula la Resolución del Consejo de Seguridad número mil 373 que criminaliza la actividad terrorista o el suministro y recolecta de dinero para tales fines.

La dirección del Partido Árabe Socialista denunció que el horario escogido para el ataque terrorista refleja la mentalidad criminal de los perpetradores y su desprecio por los valores nacionales y patrimoniales.

En una declaración que circula hoy, esa agrupación advierte que el acto terrorista coincidió con declaraciones hechas por la llamada oposición fuera de Siria y de funcionarios de Francia y Estados Unidos, lo cual refleja la confabulación entre ellos.

Consideró imperativo que las organizaciones de derechos humanos, árabes e internacionales repudien con fuerza estos actos y quienes están detrás de ellos.

El Partido al-Baath, que encabeza la coalición gobernante Frente Progresista Nacional, dijo que estos ataques no subyugarán al pueblo sirio que logrará superar la crisis con su unidad nacional y consciencia.

Mientras, en su campaña anti-siria los medios occidentales, en particular los canales satelitales Al-Jazeera y Al-Arabiya intentan tergiversar los hechos, dando a entender que el gobierno sirio está detrás de tales ataques.

De visita en Damasco cuando ocurrió el bombazo suicida, el líder del Partido Felicidad de Turquía, en la oposición, Mustafa Kamalak, opinó que Siria está expuesta a una conspiración dirigida también a los pueblos y estados de la región como un todo para convertirlos «en cantones que puedan ser fácilmente dominados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *