Antonio Muñoz: ¿espirituano o cienfueguero? (+fotos)

“Yo fui un gallo y bravísimo”, le respondió a este semanario el gigante del Escambray. Soy del Escambray y esa zona abarca tres provincias, soy de los tres lugares, aunque haya nacido en Algaba.

Desde el 2008, cuando Escambray publicó el material ¿Quiénes son los 10 mejores bateadores de Sancti Spíritus?, anda Gregorio Capote cuestionándose: “¿Cuál es el motivo por el cual se deja siempre fuera de esas estadísticas a Antonio Muñoz? ¿Por qué no se le considera como pelotero espirituano?”.

A vuelta de correo, la incertidumbre de un lector que no se contenta con aportar datos y récords de Muñoz, sino que además argumenta: “El que decidiera ir a vivir a Cienfuegos y jugar con el equipo de esa provincia no lo excluye de seguir siendo espirituano, una persona puede cambiar incluso su ciudadanía, pero de donde es natural, donde nació, eso nunca cambia”.

Acepté la demanda y suscribo sus palabras. La “exclusión”, aupada quizás en una trivial decisión periodística, no llevaba ninguna intención malsana. De hecho, este propio órgano en el año 2001 publicó, a página completa, una entrevista bajo el título Yo fui un gallo y bravísimo, que abordaba momentos especiales de su enjundiosa trayectoria y criterios que ponían luz a ciertos puntos oscuros sobre la discordia de sus orígenes.

“El Escambray reclama a Muñoz porque Muñoz es del Escambray -expresó entonces- no es por mí que se conoce, sino por las luchas de aquel lugar… del Escambray me queda todo”.

A seguidas rememoraba cómo se hizo pelotero en aquellos parajes: “Recuerdo ese día como si hubiera nacido. Tiraba jabalina, pero una mañana encontré mi felicidad. Un equipo de mi región iba para Güinía de Miranda y no llegaba el primera base Gilberto Ruiz, de Condado, le piden permiso a mi papá, él me mira con mucho respeto y asiente con la cabeza, ya por raticos yo jugaba pelota, fui e hice de todo, jugué primera, bateé, me ponché, cometí errores, pero di jonrones. Fui el domingo siguiente y desde entonces no buscaron más a Gilberto. Después Natilla me hizo una prueba en el ‘Rolando Rodríguez’, de Trinidad, e ingresé en la Academia de Santa Clara. Con 16 años debuté en Azucareros, en la serie 67- 68”.

Esta tierra le legó el epíteto que le inmortalizó: El Gigante del Escambray. De ahí que con la misma magnitud de esa estatura, Muñoz reserva entre sus momentos especiales su título de 1979 ganado con traje espirituano y la marca de grandes amigos.

“Por qué no recordar en el 79 cómo el gallo picaba y ganamos un campeonato para Sancti Spíritus, ese es uno de los momentos más grandes de mi carrera. Nunca se me olvida cuando perdimos una subserie contra Vegueros, en Pinar, los seguidores pensaron que ya no ganábamos y dejaron el gallo bota’o. Cuti, el tintorero, lo recogió, lo revivió y siguió llevándolo al estadio. Para apoyar al equipo, algunos centros laborales cerraban e iban para el estadio en caravana, eso fue tan importante en la victoria porque el pueblo nos dirigió y ganamos… Yo también fui un gallo y bravísimo”.

“No voy a caer en la trampa porque después se ponen bravos. Tengo allí grandes amigos, como los que jugaron conmigo en Azucareros, Las Villas, Sancti Spíritus; sí te voy a mencionar a Huelga porque sus padres me brindaron su casa cuando aquel tren de Condado no salía o tenía que regresar tarde a Algaba”.

A la vuelta del tiempo y no apagada la polémica Escambray volvió a tocar las puertas, o más bien, el teléfono del Gigante en su hogar cienfueguero desde donde suscribió aquella entrevista de marras: “Jamás he guardado rencor alguno por Sancti Spíritus, esa es mi provincia, quiero mucho a mi pueblo, a los dirigentes que estuvieron y a los que están, les dije adiós un día porque me trasladé junto a mi familia, mis hijas, algunos sintieron tristeza porque se marchaba un atleta nacido y formado allí, pero sepan que sigo teniendo el mismo respeto y admiración por todos”.

A Condado vuelve de vez en vez para respirar ese aire silvestre del que no ha podido sacudirse a los 63 años.

“Ah fíjate si seré espirituano que llamé a la emisora para preguntar el numero del periódico Escambray por dos cosas. Corrí por la calle Real, la principal de Condado, sufrí al ver su deterioro de años por los carros cargados desde la arenera de Algaba, hace poco vi cómo la arreglaron y agradezco a las autoridades del Partido, el gobierno, la dirección de viales, pero me preocupa que no haya ninguna autoridad en Condado que pare el paso de esos carros por ahí si existe un camino cerca que sale a la carretera, tienen que decirle: por favor, van a destruir otra vez esta obra tan linda que acaba de hacer la Revolución”.

En una cuidadosa “decantación”, el estadístico Ignacio “El Chini” Guerra pudo deslindar los numeritos que confirman que “estadísticamente, Muñoz es tan espirituano como el que más. Con traje yayabero jugó 10 años en Azucareros y tres con los Gallos.

En la selección de los 100 del siglo Muñoz figuró como cienfueguero. Mas la sangre está por encima de límites provinciales, de rencillas antiguas. A Gregorio Capote y otros tantos Muñoz responde la pregunta inicial: “En ese listado figuré como cubano, que es lo más importante, uno puede vivir donde quiera, mudarse, pero se queda siempre en su Patria, no importa dónde, por qué…soy del Escambray y esa zona abarca tres provincias, soy de los tres lugares, aunque haya nacido en Algaba. De donde nunca me fui ni me iré es de Cuba, eso es lo más grande”.

Las cifras de El Gigante  

En S.Spíritus           De por vida

VB:  3169             6 676

A:   637                 1 281

H:   954                 2 014

AVE:  301              302

D:   172                  355

T:   19                      45

HR:  159                 370

CI:   639                 1 407

BB:  736                 1 551

 

5 comentarios

  1. Realmente, paso mas de la mitad de su carrera con Sancti Spiritus, lo que pasa es que al ser tan gran pelotero a los aficionados por supuesto les dolio, como es logico todos aspiramos a tener una vida mejor, le ofrecieron mejores condiciones de vida y por supuesto el acepto, pero al final siempre estaba con Las Villas que era de todo el centro (las selectivas era en realidad el campeonato fuerte), estoy seguro que los de esta provincia consideran al Gigante del Escambray como uno de los peloteros Espirituanos mas grande que ha pasado por series nacionales.
    Te queremos Muñoz

  2. eduardo veloso perez

    LAS PALABRAS DE MUÑOZ AL PERIDOSTA LO HACEN TAN GIGANTE COMO CON EL BATE. REALMENTE ES DE CUBA. COMO EL DICE UNO DECIDE SU VIDA PERSONAL Y VIVE DONDE DESEA.
    PIENSO QUE FUE PENOSA LA ACITUD QUE SE ASUMIO EN SANCTI SPIRITUS, MI PROVINCIA, CUANDO EL DECIDO VIVIR EN CIENFUEGOS.

    MUÑOZ MOSTRO SER UN CABALLERO PUES REALMENTE NO MERECIO LO QUE SE HIZO, AL EXTREMO DE ESTAR ENTRE LOS DIEZ MEJORES DE LATINOAMERICA ESE AÑO, SI LA MEMORIA NO ME FALLA, Y NO EN SU PROVINCIA, Y SIN EMBNARGO EL HABLA A FAVOR DE LA PROVINCIA.

    HONOR A QUIEN HONOR MERECE

    NO ES NECESARIO MAS COMENTARIOS

  3. sancti spiritus,cienfuegos y villa clara solo somos hermanos q viven uno al lado del otro, q compartimos un patio comun…el Escambray….por eso siempre seremos Las Villas..aunque vivamos en casas separadas!!!

  4. Y por que no tambien villaclareno? Tanto Munoz, como Cheito, Olivera, Sixto Hernandez y muchos mas se hicieron peloteros en Santa Clara en aquella epoca. Esa tambien era su provincia, no creen?

  5. Fenomenal relato tengo parientes en CIENFUEGOS y he visto muchas veces al gigante del ESCAMBRAY incluso en GUINIA DE MIRANDA igual tengo parientes muchos estan renuente pero son simpatizantes de ambos equipos por lo menos yo lo siento de esa manera yo soy simpatizante e incluso soy naranja del villa clara. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *