EE.UU. sin decidir liberación de talibanes en Guantánamo

Cárcel de Estados Unidos en la ilegal base de Guantánamo.Estados Unidos sigue este miércoles sin decidir si libera a los prisioneros talibanes que mantiene en la cárcel de la Base Naval en la bahía de Guantánamo, Cuba, a fin de iniciar el publicitado diálogo con ese grupo.
No hemos acordado nada respecto a la posible liberación de prisioneros que permanecen en Guantánamo, indicó la portavoz del departamento de Estado, Victoria Nuland, durante la rueda de prensa diaria de esa institución.

Washington está preparado para apoyar una oficina en el extranjero con los talibanes e impulsar un proceso de reconciliación en Afganistán, siempre y cuando cumpla con los estándares internacionales, explicó Nuland.

El gobierno afgano manifestó este miércoles su visto bueno para un posible diálogo entre Washington y los talibanes, con cuyo fin presumiblemente se abrirá una oficina política en Catar, que oficiará como mediador.

Esto podría prevenir nuevos conflictos y la muerte de civiles inocentes, expresó el presidente de Afganistán, Hamid Karzai.

Los talibanes afganos pidieron el martes la liberación de los detenidos en la prisión militar de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo, indicaron varios medios de prensa.

Recientemente, fueron liberados cinco prisioneros afganos, presuntos miembros del talibán que se encontraban en dicho centro penitenciario.

Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono, Estados Unidos responsabilizó a Al Qaeda y a los talibanes de los atentados terroristas.

Casi de inmediato, el gobierno del expresidente George W. Bush decretó el inicio de la llamada guerra global contra el terrorismo que incluyó la invasión a Afganistán en octubre del propio año y a Irak en 2003, con el apoyo de la OTAN.

El presidente Barack Obama dio por concluida en diciembre la campaña en Irak tras retirar a los últimos soldados, de un máximo de 170 mil efectivos que estuvieron destacados en ese país, tras la ocupación.

Obama también anunció que sus tropas abandonarán la nación centroasiática en 2014, momento cuando traspasará el control de las operaciones militares a las fuerzas armadas afganas, según prometieron.

Analistas estiman que lo anterior constituye una maniobra política a fin de abandonar el incontrolable territorio donde las tropas ocupantes se encuentran sometidas a una feroz y sangrienta contraofensiva de los talibanes, quienes controlan casi tres cuartas partes del país.

Tras 10 años de guerra, Washington perdió en Afganistán como consecuencia de la invasión a más de mil 700 combatientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *