Expertos por proteger franjas de ríos y litorales para futuras inundaciones

La reforestación de la faja protectora de manglares pueden contribuir al resguardo de los litorales.Los estudiosos sugieren incrementar la reforestación en las fajas hidrorreguladoras con especies más idóneas para proteger el suelo contra la erosión y como pantalla reguladora de avenidas y desbordamientos.

Expertos en temas medioambientales del territorio recomendaron recientemente a directivos, técnicos y especialistas que se desempeñan en la toma de decisiones en la provincia desarrollar acciones concretas para proteger las franjas de ríos y litorales, actualmente expuestos a los peligros de inundación por intensas lluvias o penetraciones del mar.

Los estudiosos sugieren incrementar la reforestación en las fajas hidrorreguladoras con especies más idóneas para la doble finalidad de proteger el suelo contra la erosión y para que sirva como pantalla reguladora de avenidas y desbordamientos.

La recomendación concibe fundamentalmente  los cauces de los ríos Zaza, Agabama, Jatibonico del Norte y del Sur, Tuinucú, Yayabo, entre otros, así como en los muchos embalses ubicados en el territorio.

Igualmente, indican la necesidad de reforestar la faja protectora de manglares a lo largo de ambos litorales, así como una zona de amortiguamiento con plantas aptas para salvaguardar el suelo de la salinización y regular las entradas del mar.

Asimismo, proponen reactivar el programa de mantenimiento, incremento y mejoramiento de las obras hidráulicas de drenaje y protección en las áreas de mayor riesgo; y desarrollar sistemáticas acciones de limpieza y desobstrucción de los ríos y arroyos.

Esta especie de alerta aparece recogida en la investigación presentada en formato de multimedia “Estudio territorial de peligro, vulnerabilidad y riesgo ante fuertes vientos, intensas lluvias y penetraciones del mar causantes de inundaciones”, de los autores Luis Antonio Catalá, Osmany Ceballo y Samuel Reina Calvo.

Los peligros de inundación aquí, que se recrudecen ante la presencia de ciclones tropicales u otros eventos meteorológicos extremos, además de las consabidas afectaciones económicas y sociales pueden lesionar ecológicamente áreas protegidas y de gran valor en cuanto a flora y fauna, como la reserva de la biosfera Buenavista, el Parque Nacional Caguanes, Jobo Rosado, la península de Ancón, entre otras zonas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *