Crece producción de carbón vegetal en Sancti Spíritus

Actualmente más de 126 toneladas esperan por contenedores que las transporten. Suma más de 97 000 dólares por concepto de exportaciones la producción espirituana de carbón vegetal, cifra mayor respecto al mismo período del año pasado.

Con más de 520 toneladas y un cumplimiento del plan para la exportación al 115 por ciento, la Empresa Forestal Integral (EFI) de Sancti Spíritus incrementó la producción de carbón vegetal con respecto al 2012, rubro exportable de gran demanda en el mercado mundial, fundamentalmente para compradores europeos como Portugal y España.

“Aunque actualmente los ocho municipios de la provincia están sumados a la obtención, la Unidad Empresarial de Base de Sancti Spíritus exporta el 31 por ciento del total con 97 toneladas hasta el cierre de julio, al que le siguen Trinidad y Jatibonico”, informó a Escambray Máximo Lozano Montagne, especialista de la EFI en Sancti Spíritus.

Buen peso, alto porcentaje de carbono fino, que hacen que cuando quema no deje cenizas, y una llama azul sin humo constituyen características distintivas del producto espirituano, competitivo a escala mundial y valorado en alrededor de los 300 dólares la tonelada, con ingresos hasta julio que ascienden a más de 97 000 dólares por concepto de exportación.

Orlando Montes Rodríguez, jefe del puesto de dirección de la EFI destacó a Escambray que debe ganarse aún más en la atención a los carboneros, con la compra de medios de trabajo como machetes, hachas, motosierras y guantes, que posibilitan el tratamiento de las especies vegetales que sirven para realizar el producto.

“Es lo más que te pide el trabajador, puesto que no es lo mismo cortar 100 matas de marabú con motosierra que con machete o con hacha. La empresa está consciente de esas necesidades y cuenta con el dinero, pero en la mayoría de las ocasiones no hay a quien comprárselo o los que existen en el mercado poseen muy mala calidad”, agregó Montes Rodríguez, también representante de la empresa en la Cámara de Comercio.

Alrededor de 90 carboneros contratados, a quienes se les paga de acuerdo al peso, además de la EFI en Sancti Spíritus, encuentran frenos a sus desempeños con la inestable disposición de sacos para empacar el carbón exportable, así como desequilibrio en el servicio de los contenedores que transportan la mercancía.

Para la producción del carbón vegetal se utilizan maderas como la casuarina, la yana, el júcaro y, en mayor medida, el marabú, planta indeseable que actualmente se calcula en 6 millones de hectáreas en todo el país y que garantiza una fuente de materias primas para la producción de carbón vegetal, proceso que rehabilita tierras ociosas que pueden utilizarse nuevamente para la agricultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *