Cuba rechaza manipulación del concepto protección de civiles

Cuba rechazó este lunes en el Consejo de Seguridad que la llamada protección de civiles sea utilizada para promover un cambio de régimen, una intervención militar o cualquier otra acción contraria a la Carta de Naciones Unidas.

La responsabilidad primaria en esa materia descansa en los Estados, apuntó el representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, Oscar León, al intervenir en una sesión de ese órgano sobre el trabajo de las operaciones de mantenimiento de la paz.

El diplomático consideró que toda estrategia de consolidación de la paz debe basarse en la experiencia nacional y planificarse de manera integral, coherente e integrada.

De esa forma se podrá responder a las necesidades del país de conformidad con el principio de control nacional y las prioridades establecidas por sus autoridades, precisó. «El establecimiento de nuevas y más complejas operaciones de mantenimiento de la paz no puede ser un sustituto de la atención y solución a las causas profundas de los conflictos», puntualizó.

En ese sentido, expresó que esas acciones «no pueden ser un fin en sí mismas, sino una medida temporal para crear un marco de seguridad que permita aplicar una estrategia a largo plazo hacia el desarrollo económico y social sostenible».

Al mismo tiempo, subrayó la necesidad de respetar los propósitos y principios de la Carta de la ONU, en particular el respeto a la soberanía, la integridad territorial, la independencia política de los Estados y la no intervención en sus asuntos internos.

También mencionó los referidos al consentimiento de las partes, la imparcialidad y el no uso de la fuerza, salvo en caso de legítima defensa.

El representante cubano destacó que el Consejo de Seguridad debe garantizar una participación amplia y efectiva de los países contribuyentes de tropas en el diseño, implementación y renovación de los mandatos.

Ellos deben participar como actores principales desde los procesos de formulación de políticas y de toma de decisiones, hasta el despliegue de las misiones, acotó.

León alertó además que las operaciones de mantenimiento de la paz son la actividad que más recursos consume dentro de la ONU, con un presupuesto récord de ocho mil millones de dólares.

Asimismo, señaló que el propuesto uso de sistemas aéreos no tripulados (drones) de forma experimental en algunas misiones de la ONU «de ninguna forma puede atentar contra los principios básicos de las operaciones de mantenimiento de la paz».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *