Desarrollan en Sancti Spíritus Jornada Cinco por los Cinco

Las actividades en apoyo a los Cinco cubanos presos en los EE.UU. por luchar contra el terrorismo incluyen la inauguración de exposiciones de dos de ellos y la Peña titulada Madres por los Cinco

Cuando llueven literalmente acciones de apoyo a los Cinco cubanos presos en los Estados Unidos por luchar contra el terrorismo -dentro y fuera de Cuba- Sancti Spíritus vuelca su accionar este quinto día de marzo con la inauguración de una exposición de Antonio Guerrero titulada Los Cinco no tienen frontera, que presenta también pinturas y caricaturas de Gerardo Hernández.

Esta exposición mixta, debida a los pinceles y técnicas de Antonio y Gerardo recoge también fotos y carteles en torno a la vida y el accionar de Gerardo, Antonio, Ramón Labañino, Fernando González y René González, retenido este último en Miami en régimen de libertad condicional, luego de cumplir su injusta condena de 15 años en distintas prisiones estadounidenses.

Entre las iniciativas previstas figura la peña Madres por los Cinco, a cargo de un grupo de madres y abuelas pertenecientes al programa Universidad del Adulto Mayor, un grupo especialmente activo y solidario con la causa de esos héroes cubanos.

La expo abre sus puertas este martes 5 de marzo en la Casa de la Guayabera, adscrita a la Quinta Santa Elena, un acreditado centro recreativo-cultural ubicado en el centro histórico espirituano, con la presencia del irlandés Sean Joseph Clancy, de la guatemalteca Karla Ramírez y del italiano residente en la provincia, Rodolfo Dalpane, miembros del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco.

Se espera, además, la presencia de estudiantes de otras nacionalidades que cursan distintas carreras en tres de los centros universitarios de la provincia.

Como se conoce internacionalmente, esos cinco patriotas cubanos fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998 en territorio norteamericano, acusados de espiar para el Gobierno cubano y otras actividades que supuestamente ponían en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos, cargos que nunca pudieron probarse en el juicio celebrado en el 2001, plagado de politización y arbitrariedades de todo tipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *