Gallos entrenan variantes

Un total de 43 peloteros se mantienen en la preselección espirituana.El anuncio oficial del inicio de la Serie Nacional para el 3 de noviembre no hizo bajar la guardia en la valla espirituana.

Tras un primer corte sobre la grama del “José Antonio Huelga”, 43 hombres buscan ponerle nombres a la nómina. “En total serán 10 semanas de preparación, esto nos ha permitido hacer los reajustes ―enfatiza Carlos Pérez, preparador físico―; estamos a la mitad, al 90 por ciento de la preparación, la semana próxima tenemos los máximos volúmenes de trabajo. Los jóvenes han ido asimilando las cargas muy bien, al igual que otros que vienen de la calle y se están adaptando”.

Pero más allá, otros focos mantienen la tensión, como la defensa alrededor del cuadro, donde al parecer continúan las mismas dificultades que han llevado a los Gallos a ser los de peores guantes en las dos últimas campañas.

“Tenemos que seguir limando la defensa en el cuadro, ―se preocupa Yovani Aragón, el mánager―, hay tiempo de ir rotando los atletas, estamos probando, contamos con figuras que están solucionando problemas en un lugar y a lo mejor no son las que inicialmente pensábamos, pero el que vaya resolviendo es el que va a ir jugando porque tenemos que buscar defensa y más defensa y dejarle la responsabilidad ofensiva a los que siempre la han tenido”.

Como no ha podido “clonar” las hábiles manos que lo convirtieron en el mejor segunda base del béisbol espirituano, Miguel Rojas repite una y otra vez la misma dosis a sus discípulos: “Las deficiencias se superan jugando, por eso insistimos en los rollings de frente, en las jugadas tácticas, si la tenían que pasar a segunda no hacerlo a primera, eso se logra con muchas repeticiones, como si estuvieran en el juego; son muchachos jóvenes, pero saben que su interés es lo fundamental”.

Mas, no solo la defensa. También se incentivan alternativas para materializar las carreras a fuerza de piernas. En un equipo que resultó el peor robador de bases durante la pasada campaña (siete en la primera fase y 11 en la segunda) las variantes obligan a mirar otras opciones ofensivas más acordes con las posibilidades de cada jugador. Con esa óptica trabaja Rafael Muñoz, a cargo de la parte técnica: “Insistimos en que hagan el trabajo de acuerdo con la función que ocupan en el orden al bate; por ejemplo Robersy y Acebey que intenten toques de bola de sorpresa, hagan bien el toque de sacrificio, el amago de toque y bateo… Ya sabemos que perdimos fuerza al bate, por tanto ellos deben llegar para que Cepeda, Eriel, Monteagudo, incluso Mendoza, los impulsen. Hemos mejorado el toque de sacrificio, pero persisten dificultades con el de sorpresa, con el corrido y bateo”.

Una mezcla de experiencia con juventud sigue distinguiendo a los optantes por el box que, al menos en las fases clasificatorias, ha sabido incluirse entre los primeros del país. Pero ante una previsible merma ofensiva, sobre brazos y mentes recae un mayor peso. Así lo asimila Ángel Peña: “Físicamente estoy en óptimas condiciones para ayudar al equipo en lo que sea necesario, si permitíamos tres carreras por juego, hay que tratar de bajar, y sí creo que podemos clasificar”.

Con un envidiable palmarés en las categorías inferiores, el trinitario Aldo Conrado trae los bríos de su reciente medalla de bronce en el Campeonato Mundial: “Fue una experiencia muy buena, había participado en otros eventos, pero este fue más fuerte. Ahora en la Serie Nacional el reto es mayor porque los bateadores tienen más calidad, pero para eso me estoy preparando. Me baso en mi slider y una recta de 88-89 millas, en estos momentos trabajo para incorporar el cambio”.

Juan de Dios Peña, entrenador de pitcheo, pondera el empuje de los jóvenes: “No pensé que existiese tanta rivalidad entre ellos, ese grupo de atrás que está optando se muestra muy parejo. Aldo está acostumbrado a competir, incluso en eventos internacionales, Sierra ha crecido de un año a otro; en el caso de Noelvis, luego de la lesión en su brazo, ya se recupera, le fortalecemos el brazo con ejercicios, creemos que esté apto desde el primer día”.

Otras carencias preocupan a Aragón: “Seguimos trabajando con los conteos, nos siguen conectando, sucedió en la serie pasada y eso se mantiene. Este año tenemos que tratar de afianzar más la victoria con los lanzadores. Guardarrama presenta problemas en el codo, el médico dice que no es grave, pero es una cuestión que nos preocupa”.

Forrado en nailon para hacer bajar las libras de más, Orlando Acebey aspira a sembrar los genes de su apellido en el tercer cojín:

“No hay mucha diferencia con el siol, solo que las bolas llegan más rápido, es un reto que asumo con mucha responsabilidad; quiero que el pueblo confíe en mí, he jugado pocas veces la tercera, pero cada vez que estoy ahí, pienso en mi padre y quiero imitarlo”.

Fuera de la vigilia médica, Frederich Cepeda se prueba a sí mismo luego de más de tres meses de su operación en el dedo del medio de su mano derecha: “Hace 15 o 20 días comencé a hacer swings, practico la defensa y mantengo la parte física. Siempre me habían dicho que sería una recuperación lenta, puedo realizar los movimientos suaves, aunque voy con cuidado, espero poder comenzar la serie. El equipo se ve entrenando fuerte, con mucho ánimo, vamos a seguir luchando con los que están aquí, lo que hace falta es que los muchachos se metan en la cabeza que podemos hacer bien las cosas”.

A la espera de que Niorkel Cervantes despunte a la altura de sus potencialidades o Yunior Ibarra consolide los dotes que lo llevaron al Mundial Juvenil más reciente, Eriel Sánchez, asume la batuta de arreos y bate en ristre: “Hay tres bajas, pero es un compromiso, primero que todo moral, con esta provincia de regalarle un buen espectáculo y la clasificación, tenemos equipo y condiciones para ello. Eso nos compromete a seguir siendo punteros, lo hemos hablado, hemos dicho que no falta nadie, que se hagan la idea que fue otra etapa, que esta es otra generación. Nuestra mayor preocupación no es ni la ofensiva ni la defensa, sino lo que siempre nos ha pasado: que cuando se nos da la tarea difícil como los play off no nos concentramos bien. Tenemos que convencernos de que podemos, nuestro peor enemigo no son los que se van, ni los equipos contrarios, somos nosotros mismos”.

7 comentarios

  1. Los gallos siempre los gallos, con motivos para conversar, suerte para ellos pero el equipo no parece estar en forma para buscar sus clasificación, no obstante suerte, de equivocarme en el criterio, contento estaría.

  2. el equipo debe consentrarse en quedar entre los primeros ocho , despues las carencias en uno u otro lugar se pueden reforzar con los atletas de los otros equipos

  3. Me da pena con ustedes, yo simpatizo con el equipo de SS pero…..no le veo muchas opciones..

    • Industrialista, pena me da el tuyo q va a tener q coger a los Gourriel pa lanzar…entre otras muchas cosas…pa’llá pa’llá….

  4. Creo que si se puede lograr un buen resultado en esta serie, hay muy buenos jóvenes que lo darán todo en el terreno para ocupar las plazas vacantes y poder jugar tenemos una dirección en el equipo de lujo que sabe que hacer nos resta confiar en ellos.
    Elier esperemos no se lesione en la recontracción de la casa porque los Gourieles se la dejaron desbaratada por poco venden hasta las paredes jajajajaja.

  5. Pienso que si podemos ganar hay que concentrarse Acebey va a defender muy bien la tercera es un pelotero que da todo en el terreno quien va a jugar el ciol

  6. Espero que el equipo clasifique, como dice Eriel, hay que hacerse la idea que es otra generación. Me llama la atención que nada se menciona de la única liga que ha aportado un campeonato nacional en los últimos 24 años de beisbol en Sancti- Spíritus; la Liga Azucarera. No creen que merecen una reseña, al menos seguir los resultados cada semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *