Listas fuerzas de guardabosques para enfrentar posibles incendios forestales

La explotación de nuevos medios crea condiciones para hacer más eficaz el trabajo de extinción.Sancti Spíritus dispone desde hace tres años de modernos medios y recursos para hacer más eficaz el combate contra las llamas.

Ningún incendio se parece a otro, sobre todo si ocurre en áreas forestales; de ahí que las fuerzas del Cuerpo de Guardabosques están obligadas cada año a divorciarse de la rutina y emprender el camino de la preparación de la campaña de enfrentamiento bebiendo de las experiencias anteriores y, también, incorporando hombres, conocimientos y estrategias en combinación con la explotación de nuevos medios llegados para hacer más eficaz el combate contra las llamas.

Los apacibles bosques y áreas colindantes viven en el segmento final del período seco los mayores riesgos para la ocurrencia de incendios, generados por el propio comportamiento del clima o por el actuar del hombre.

“En la medida que crece esa probabilidad se refuerza la vigilancia y arribamos al período crítico luego de transitar la etapa de preparación y conformación de los planes en cada lugar que incide en esta problemática”, expone Iván Expósito, especialista de la actividad.

“Normalmente la campaña se extiende de febrero a mayo, pero esta vez enero se incluyó como período crítico y desde ese momento las fuerzas están en plena disposición combativa, concentrando la prioridad en los bosques y las zonas colindantes”, apunta.

Sancti Spíritus dispone desde hace tres años de modernos medios y recursos que han elevado la capacidad de enfrentamiento, a lo que se unen la habilitación de un sistema de monitoreo para detectar focos de calor a través de imágenes satelitales y la contratación en esta etapa de fuerzas eventuales -más de 100 en la provincia- para reforzar la labor del Cuerpo de Guardabosques.

Según refiere el especialista, en los últimos tiempos hay poca manifestación de incendios en bosques naturales, la mayoría se generan en la colindancia y se pasan; mientras en el período 2010-2012 se reportaron en el territorio 38 eventos de este tipo en áreas forestales y casi la mitad ocurrieron en plantaciones de menos de tres años, lo que provoca que las pérdidas sean mayores porque, ¿cuántos recursos se invirtieron en esos lugares?

“Es necesario extremar la vigilancia y las medidas, cumplir todo lo orientado para la campaña, con prioridad en el trabajo preventivo pues la negligencia prevalece como la causa principal de los incendios y está asociada al hombre que aporta la fuente de calor”, expone el especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *