Preso de Guantánamo revela torturas durante huelga de hambre


Las penurias que viven los presos en la cárcel de la ilegal base de Guantánamo salieron a luz, mediante una carta escrita por uno de los mismos reos. Abdelhadi Faraj, un ciudadano sirio y preso número 329 de Guantánamo, detalló las torturas a las que son sometidos los que escogieron la huelga de hambre como forma de protesta. El preso también añade en su carta que tienen conocimiento de la reacción internacional de apoyo y solidaridad que ha producido su huelga de hambre. Reafirmó también que mantendrán su postura en tanto no se cumpla justicia con sus demandas. “Se han llevado casi todo de las celdas, desde los cepillos de dientes hasta las mantas y libros (…) Nos encerraron en celdas frías que no tienen ventanas, donde no entran ni los rayos del sol, ni el aire fresco. A veces ni sabemos si es día o noche”, relató el prisionero. También enfatizó que “cada día me atan firmemente por las manos y los pies a una silla. Un vigilante fuerte aprieta con las dos manos mi cabeza con tanta fuerza que siento como si me fuera a romper el cráneo. Luego, los así llamados médicos nos meten por la fuerza un ancho tubo flexible en la fosa nasal hasta que me sangra la nariz y la boca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *