Sector eléctrico en Sancti Spíritus trabaja por disminuir zonas con bajo voltaje

Los linderos espirituanos trabajan en la rehabilitación de redes, sobre todo en las líneas de distribución secundaria.Solo 76 zonas de bajo voltaje quedan en la provincia de Sancti Spíritus de más de 1000 existentes en el año 2005.

Boris Meneses Acosta, director técnico en la Empresa Eléctrica en el territorio,  significó que con esa reducción se han beneficiado unas 45 000 familias aunque se mantienen afectadas alrededor de 2 300.

Esa problemática continúa siendo uno de los principales planteamientos de la población en las reuniones de rendición de cuenta del delegado a sus electores en Sancti Spíritus.

El deterioro de las redes de distribución y el incremento de la carga instalada por el aumento de equipos en instituciones y hogares, influyen en el bajo voltaje, considerado como tal cuando más del 10 por ciento de los usuarios de un banco transformador disponen de menos de 105 voltios.

Según especialistas del sector eléctrico se trabaja en la rehabilitación de redes, sobre todo en las líneas de distribución secundaria, y se sustituyen los añejos transformadores de cuatro kilovoltios por nuevos de 13 y 19 voltios, en dependencia de las necesidades de cada lugar.

Bárbara Echevarría, quien vive en un área donde existía bajo voltaje, agradeció las mejoras realizadas en su barrio, gracias a las cuales puede utilizar sin dificultad su módulo de cocción y demás equipos electrodomésticos.

Desde el año 2005 Cuba impulsa la llamada Revolución Energética, una iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro, la que constituyó un programa de sustitución de las viejas centrales termoeléctricas por generadores, a fin de disponer de un sistema eléctrico sin fallas y suficiente para la nación.

Como parte de ese proyecto también se llevó a cabo la renovación de viejos equipos electrodomésticos y la  rehabilitación de redes eléctricas, entre otras medidas favorables para la economía y que mejoraron la calidad de vida de la población cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *