Techo para vegetales de hoja

El cultivo semiprotegido distingue por la calidad de las producciones.La reposición de la malla cobertor en parte del cultivo semiprotegido devuelve vitalidad a esta tecnología en Sancti Spíritus.

Luego de cinco años de explotación, la modalidad de la Agricultura Urbana (AU) del cultivo semiprotegido se beneficia con el arribo a la provincia de 179 rollos de malla cobertor, recurso que permitirá reponer el techo a la mitad de las 26 hectáreas (ha) con que cuenta el territorio espirituano bajo esta tecnología.

Onelquis Gutiérrez Nodalse, jefa provincial de la AU, detalló a Escambray que la nueva malla importada tiene mejor confección y mayor calidad, de ahí que cumpla con más eficacia su función de cobertura.

“Esta es la primera reposición que se realiza en esta tecnología desde su creación en el 2008 con la finalidad de obtener vegetales de hoja prácticamente en todas las estaciones del año, ya que esa malla de sombrero, como también se le denomina, regula la lluvia, la radiación solar y la temperatura, condiciones que favorecen además el desempeño de los productores”, agregó.

La Agricultura Urbana asume el montaje de dicha mallas en unidades de seis municipios, menos Taguasco y Jatibonico, porque allí dichas instalaciones (cubren unas 6 ha) pertenecen al grupo Azcuba, organismo que deberá asumir igual reposición.

Precisa Onelquis Gutiérrez que de las más de 19 ha pertenecientes al Ministerio de la Agricultura quedarán beneficiadas 13, y La Sierpe es el único territorio que repone el techo de todo el cultivo semiprotegido; los demás completarán esa inversión en una segunda fase de entrega de malla, paso que estará determinado por las posibilidades de importación del país.

Dentro de las tres modalidades productivas de la AU (las otras son organopónicos y huertos intensivos), el cultivo semiprotegido resulta el de menos alcance en extensión; sin embargo, el hecho de trabajarse con una tecnología que permite producir casi todo el año convierte estas unidades en un eslabón determinante para mantener la venta de vegetales al consumo social, la población y el Turismo.

Lechuga, acelga, rábano, zanahoria, remolacha, espinaca y berro se cuentan entre los vegetales de hoja más cultivados bajo ese techo, el cual deberá protegerse celosamente de los eventos meteorológicos a fin de contribuir a la durabilidad de una inversión que, al decir de la representante de la AU, su costo se recupera en pocos meses de explotación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *