Venezuela y EE.UU. vuelven a distanciarse tras declaraciones de Power

Samantha Power, nominada como embajadora de EE.UU. ante la ONU.El gobierno de Venezuela dio por terminados los procesos de acercamiento que iniciaron en junio último durante las conversaciones sostenidas en Guatemala por el canciller Elías Jaua y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

A través de un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela hizo pública esta decisión y rechazó categóricamente las declaraciones emitidas en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos por Samantha Power, nominada como embajadora del país norteño ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La nota plantea que las «opiniones irrespetuosas» de Power -quien se comprometió a «luchar contra la represión a la sociedad civil» en países como Venezuela- fueron avaladas este viernes por el Departamento de Estado, «contradiciendo el tono y el contenido» de lo expresado por Kerry en la ciudad de La Antigua, Guatemala.

«Es inaceptable e infundada la preocupación expresada por el Gobierno de Estados Unidos acerca de la supuesta represión en Venezuela (que) ha demostrado ampliamente que posee un sólido sistema de garantías para preservar la práctica y el respeto irrestricto de los Derechos Humanos fundamentales», precisa la declaración.

El texto alude también a la preocupación del mundo entero por «prácticas represivas ejercidas por Estados Unidos».

Entre ellas se citan la violación de derechos humanos en la prisión de Guantánamo, las matanzas a civiles perpetradas por aviones no tripulados (drones) y la «lamentable persecución» del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden.

La Cancillería venezolana sostuvo además que Estados Unidos viola la privacidad de todas las personas del mundo -según las denuncias hechas por Snowden-, consagrada en el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

A continuación, el comunicado indica que la construcción de buenas relaciones entre ambos países pasa por la práctica del respeto mutuo y el reconocimiento absoluto de los principios de soberanía y autodeterminación.

Venezuela «jamás aceptará injerencias de ningún tipo en sus asuntos internos», establece.

Este jueves el presidente venezolano, Nicolás Maduro, exigió una explicación inmediata al gobierno norteamericano tras conocerse las que calificó como «destempladas, injustas y agresivas» declaraciones de Power.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *