Defensa de Assange rechaza su salida de la embajada ecuatoriana

El abogado Barry Pollock desestimó la oferta del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de que el ciberactivista abandone la legación diplomática, bajo el argumento de que no sería extraditado a ningún país donde corra peligro o haya pena de muerte

ecuador, julian assange, wikileaks
Assange solicitó asilo a Ecuador en 2012, cuando las autoridades británicas se disponían a extraditarlo a Suecia.

La defensa de Julian Assange rechazó este siete de diciembre una eventual salida del fundador de WikiLeaks de la embajada de Ecuador en Londres, tras advertir que podría ser detenido por la justicia británica y luego entregado a Estados Unidos.

 
En una entrevista concedida a The Telegraph, el abogado Barry Pollock desestimó la oferta del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, de que el ciberactivista abandone la legación diplomática, bajo el argumento de que no sería extraditado a ningún país donde corra peligro o haya pena de muerte.

‘La sugerencia de que mientras la pena de muerte esté fuera de la mesa, Assange no debe temer la persecución, es obviamente errónea’, opinó el letrado.

Assange solicitó asilo a Ecuador en 2012, cuando las autoridades británicas se disponían a extraditarlo a Suecia para investigarlo por supuestos delitos sexuales, un caso que fue archivado posteriormente.

En aquella oportunidad, el también periodista australiano advirtió sobre la posibilidad de que Suecia lo entregara a Estados Unidos, que lo requería por publicar en internet miles de documentos secretos, entre ellos los relacionados con la guerra contra Iraq y Afganistán y los abusos en los centros de detención de Guantánamo y Abu Ghraib.

Tras admitir que no le agrada la presencia del periodista australiano en la embajada ecuatoriana, el presidente Moreno anunció la víspera que su país hizo gestiones con Reino Unido a fin de crear ‘el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad’.

Moreno admitió que el fundador de WikiLeaks deberá presentarse ante la justicia británica que le reclama el incumplimiento de las condiciones de libertad bajo fianza.

Tanto el periodista australiano, como su equipo legal, opinan que si Assange abandona el recinto será detenido por la justicia y luego entregado a Estados Unidos que lo reclama por publicar documentos secretos, algo con lo que la defensa no está de acuerdo.

‘Nadie debería tener que enfrentar cargos criminales por publicar información veraz’, consideró el abogado.

El 27 de noviembre pasado, el diario The New York Times aseguró que Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente norteamericano, Donald Trump, analizó con Lenín Moreno la posible entrega de Assange a Estados Unidos.

Según el Times, a cambio de la entrega del ciberactivista, Ecuador podría recibir concesiones, como el alivio de la deuda con Washington.

Si bien Moreno admitió su encuentro con Manafort, dijo que la reunión fue para gestionar negocios de inversionistas chinos y negó que se tratara el tema de Assange.

Este año, el ciberactivista estuvo incomunicado por hacer pronunciamientos políticos y luego se le obligó a firmar un protocolo de convivencia, el cual establece que sus visitas deben ser autorizadas previamente.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.