59 SNB: Gallos de nuevo entre los ocho

El equipo espirituano sigue con vida en una campaña mucho más peleada que el año anterior

sancti spiritus, 59 snb, serie nacional de beisbol
Si se mira desde la objetividad y no desde la pasión, hay que ponderar la actuación del equipo. (Foto: Ismael Francisco/ Escambray)

Cuando todavía no habían jugado el partido suspendido el jueves por lluvia ante Las Tunas, ya los Gallos volvían a asegurar su presencia en el grupo de los ocho, aunque hoy están más cerca del comodín que de la clasificación directa, pero esa es otra historia.

Lo que cuenta es que lograron mantenerse en esa avanzada, cuando, incluso, dos de los cuatro primeros del pasado año, Villa Clara —actual subcampeón— y Ciego de Ávila, se quedarán fuera.

El boleto fue posible gracias a que Isla de la Juventud perdió 6-2 frente a Industriales y desde el noveno lugar, con balance de 21-21, ya no puede alcanzar a los yayaberos ni aún ganando los cuatro encuentros que le restan, pues estos se ubican sextos y en una supuesta barrida pinera, llegarían a esa misma cantidad de éxitos, pero la tropa de José Raúl Delgado ganó el cotejo particular.

 De modo que, aun cuando muchos andan quejosos porque los Gallos salieron del cuarteto inicial prácticamente en una semana, lo importante es que siguen con vida en una campaña mucho más peleada que la del pasado año, si tenemos en cuenta que matemáticamente ningún elenco tiene boleto seguro cuando faltan solo tres partidos para el cierre de la primera fase.

Lo que está por definir es el lugar que definitivamente ocupará Sancti Spíritus entre los ocho y cuál pudiera ser su rival, pues hoy por su ubicación el elenco parece estar más cerca de los comodines que de la clasificación directa, tras ceder en las últimas subseries.

Los Gallos tienen delante a cuatro equipos: Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba y Cienfuegos y coquetean con Las Tunas los puestos cinco y seis; en números, tienen opciones de entrar al grupo de los cuatro, aunque necesariamente tendrían que barrer a Camagüey, pero este tiene juegos pendientes, como la mayoría de los elencos que ahora están entre los ocho. Otra opción es el descalabro de algún seleccionado de los que les anteceden, combinado con victorias yayaberas, una variante que, si bien resulta poco probable, no está descartada, sino fíjese en la barrida sufrida por los santiagueros frente al sotanero Holguín, algo similar a lo ocurrido a Sancti Spíritus ante los Naranjas hace poco.

 Justo ese escobazo fue el que motivó el estado actual de los espirituanos. Si se mira desde la objetividad y no desde la pasión, hay que ponderar su actuación por haber llegado hasta aquí, que no es poco, con José Raúl haciendo malabares para encontrar un abridor efectivo, pues ni siquiera la entrada de Yuen Socarrás ha podido socorrer a un staff lleno de lesionados.

Los Gallos se han batido con lo que han tenido a mano para mantener vivas sus esperanzas de seguir en la campaña, sobre todo en un cierre de fase en el cual les ha tocado medirse con los rivales que tienen sus mismas pretensiones, sin dejar de ver otras lagunas, como la falta del batazo oportuno para fletar las carreras necesarias, pese a estar entre los seis elencos que batean sobre 300. 

Lo cierto es que en lo que le resta a la Serie Nacional en su versión 59, se vivirá bajo presión y tensión al estilo de la mejor película de Hitchcock, mucho más porque las plazas no tienen nombres y menos el pareo de los comodines, que, al parecer, se jugarán sin los que logren hacer el Cuba para el Premier 12.

 Y en medio de este suspenso no puede pasarse por alto la inclusión de tres espirituanos en la preselección para ese evento, sobre todo Frederich Cepeda, quien celebró así su llegada a los 2000 hits en Series Nacionales.

One comment

  1. Muchas felicidades a los gallos por estar nuevamente entre los 8 mejores equipos del campeonato y como fiel seguidor, sigo soñando con estar entre los 4 y pasar directo a la otra fase, aunque es difícil. Creo que la dirección del equipo de SS y los encargados del beisbol en la provincia tienen que reflexionar sobre la cuestión de las lesiones en los lanzadores, son demasiadas. Algo debe estar fallando en la preparación porque no es normal que tantos jóvenes de perspectivas estén lesionados. Es verdad que Jose Raúl ha tenido que hacer malabares con los pitcher. También creo que hay muchachos jóvenes (Loidel Rodríguez, Dismany Palacios, Javier Martínez, Fontes) a los que les debieran dar más oportunidades, pues cuando les han dado la posibilidad de batear lo han hecho bien y ya tienen la experiencia de ser campeones en el sub23 y jugar bajo presión. Suerte para el equipo y nuevamente FELICIDADES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *