ALBA rechaza medidas coercitivas unilaterales

La declaración del Consejo Político del ALBA-TCP aprobado condena los recientes ataques contra Cuba y Venezuela, y reitera la vocación pacífica de ese bloque

Arreaza demandó respeto a la Carta de  la ONU. (Foto: TeleSUR)
Arreaza demandó respeto a la Carta de la ONU. (Foto: TeleSUR)

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, rechazó las políticas de sanciones y medidas coercitivas unilaterales contra Cuba y Venezuela, y pidió respeto al multilateralismo.

Al intervenir en el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), reafirmó que esa es una zona de paz y cualquier situación debe abordarse por las vías políticas, de acuerdo con las normas internacionales.

Hay que defender el respeto a esa legislación, así como la no interferencia e intervención en los asuntos de los Estados, dijo en reunión celebrada en la sede de la misión de Cuba ante la ONU.

Las diferencias deben resolverse mediante el diálogo y esta es una cuestión de defensa del multilateralismo, aseveró.

Gonsalves condenó los intentos de la Organización de Estados Americanos (OEA) de implementar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra Venezuela, un mecanismo que es ilegal y una violación de las leyes internacionales, expuso.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, demandó respeto a la Carta de la ONU ante los crecientes ataques contra el multilateralismo.

En ese sentido, también rechazó las recientes medidas de Estados Unidos contra la diplomacia cubana.

Además, se refirió a la compleja situación que vive su país ante los agresiones planeadas desde Estados Unidos y Colombia: la más reciente de ellas la vemos en el TIAR, apuntó.

Por eso venimos a la ONU, precisó, a pedir respeto a la legislación internacional y a la Carta de ese organsimo multilateral.

Algunos en la OEA quieren invocar un tratado de asistencia militar que estaba enterrado, dijo y agradeció la posición digna de Uruguay y Trinidad y Tobago, quienes se opusieron a tal medida en ese organismo.

El TIAR sí representa una amenaza a la paz y la seguridad, y no Venezuela, resaltó Arreaza.

Mi país no quiere una guerra, pero no podemos permitir que nos agredan aquellos que quieren provocar un cambio de régimen por la fuerza, señaló y recordó que la vía del diálogo con mediación de Noruega no está cerrada.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, subrayó la postura del ALBA ante tales hechos y cómo la declaración que adoptaron este lunes renueva la vigencia de sus principios fundacionales, de relaciones basadas en el respeto a la soberanía de los Estados y la paz.

Reuniones como estas son importantes para concertar acciones conjuntas, consideró el titular.

La declaración del Consejo Político del ALBA-TCP aprobado condena los recientes ataques contra Cuba y Venezuela, y reitera la vocación pacífica de ese bloque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *