Asume nuevo presidente de Sudáfrica

El primer vicepresidente cubano Salvador Valdés encabezó la delegación de la isla que asistió a la ceremonia.

Ramaphosa se convierte en el quinto presidente de Sudáfrica desde las primeras elecciones democráticas de 1994. (Foto: PL)
Ramaphosa se convierte en el quinto presidente de Sudáfrica desde las primeras elecciones democráticas de 1994. (Foto: PL)

El líder del Congreso Nacional Africano (ANC), Cyril Ramaphosa, juró hoy como nuevo presidente de Sudáfrica en una vistosa ceremonia en esta capital ante miles de ciudadanos y jefes de Estado y Gobierno invitados para la ocasión.

En esta ocasión y por primera vez, el acto de toma de poder tuvo lugar en el estadio Loftus de esta capital, con capacidad para 37 mil personas, mientras hasta el momento siempre había tenido como sede el complejo de edificios gubernamentales conocidos como Union Building.

Plegarias de representantes de diversas religiones desearon éxitos al nuevo mandatario, para dar comienza a esta actividad que contempló el juramento de Ramaphosa a cargo del Presidente del Tribunal Supremo, el juez Mogoeng Mogoeng.

Salvas de artillería, saltos de paracaidistas, desfile de los diversos cuerpos armados y el pase de helicópteros y otras unidades de las Fuerzas Aéreas se conjugaron en un saludo de las instituciones militares a Ramaphosa, quien se convierte en el quinto presidente de Sudáfrica desde las primeras elecciones democráticas de 1994, todas ganadas por el ANC.

Más de dos mil invitados extranjeros participaron en este multitudinario y colorido acto en Pretoria en representación de los países África Austral, organizaciones económicas regionales e internacionales, así como una limitada presencia de naciones amigas, entre las que figuró Cuba con una delegación encabezada por el primer vicepresidente, Salvador Valdés Mesa.

Los jefes de Estado y Gobierno integrantes de la Comunidad de Desarrollo de África Austral, junto a otros invitados, los jefes de todos los partidos políticos representados en el parlamento, ministros y funcionarios de alto nivel colmaron la presidencia de esta ceremonia que pone fin al proceso iniciado el 8 de mayo último y abre un nuevo camino para Sudáfrica.

En su discurso inaugural, Ramaphosa abordó los principales desafíos que enfrenta este país y reiteró su voluntad de luchar contra la pobreza, crear empleos y terminar con la desigualdad. ‘Este es el momento definitorio para la joven democracia sudafricana’, subrayó.

Este acto coincidió con el Día de África y tuvo como lema Juntos celebrando la Democracia: Renovación y Crecimiento para una Sudáfrica Mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *