Cuba: Tributos e impuestos para el presupuesto de todos

Toda aquella remuneración que sea inferior a 500 cup aplicará un tipo impositivo de un 2,5 por cienro, y todos los ingresos que superen los 500 cup, un 5 por cienro

cuba, ley tributaria, salario, finanzas y precios, ministerio de seguridad social
La contribución a la seguridad social que realizarán los trabajadores del sector presupuestado se hará por las entidades empleadoras como parte de su sistema de retenciones. (Foto: Ariel Cecilio Lemus)

A pocos días de que se iniciara el pago del incremento salarial a los trabajadores del sector presupuestado continúan existiendo preguntas sobre todo lo que implica este proceso.

El tema de la tributación es uno de ellos, porque evidentemente es una novedad para la mayoría de los que hoy son beneficiados con el incremento salarial.

La Resolución 300/2019, publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria No.16 y emitida por el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), regula el pago de la Contribución Especial a la Seguridad Social y el Impuesto sobre los Ingresos Personales a los trabajadores del sector presupuestado.

Dicha norma deroga la Resolución No.134 de 2014, del propio Ministerio, y alcanza ahora a todos los trabajadores del sector que tributarán una Contribución Especial a la Seguridad Social. Según explica Yahily García Poma, directora de Política de Ingresos del mfp, «este es el momento propicio para generalizar la forma de pago de estas contribuciones en todo el sector presupuestado».

Agrega que este pago, a partir del incremento salarial, es un paso de avance en la implementación de la Ley Tributaria cubana, cumpliendo con el principio de generalidad que consiste en que todas las personas realicen su aporte al Estado en correspondencia con su capacidad económica.

Según la citada Resolución se aplica escalonadamente y, para su cálculo, se utilizan dos tipos impositivos, protegiendo a los trabajadores de menores ingresos. Toda aquella remuneración que sea inferior a 500 cup aplicará un tipo impositivo de un 2,5 %, y todos los ingresos que superen los 500 cup, un 5 %.

Asimismo, se establece que la forma de pago es a través de la entidad empleadora, que retiene y aporta al Presupuesto las cuantías que correspondan por cada trabajador, dentro de los primeros diez días hábiles de cada mes, por la totalidad de ingresos gravados correspondientes al mes anterior, según consta en el registro de nóminas.

«Cuando las personas vayan a cobrar, ya sea por caja o por tarjeta magnética, ese porciento estará descontado de su salario», explica García.

«El objetivo es que todos aportemos al Presupuesto del Estado, que en Cuba tiene un marcado carácter social. El Presupuesto de la Seguridad Social continúa siendo deficitario, y actualmente es el Estado quien cubre la diferencia entre lo que se ingresa por estas contribuciones y los gastos asociados a la seguridad social.

«De igual manera, es importante que la población comprenda que las contribuciones a la seguridad social constituyen una garantía presente y futura para nuestra población», añade la funcionaria del MFP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *