Rechazo de Trump a expulsión de militar genera controversia

Después de los pronunciamientos del Trumpo llegaron las amenazas de dimisión por parte de altos jefs militares

Trump revirtió la degradación de Gallagher, un miembro de las fuerza de operaciones especiales acusado de varios cargos.
Trump revirtió la degradación de Gallagher, un miembro de las fuerza de operaciones especiales acusado de varios cargos.

Oficiales de la Marina estadounidense amenazaron con renunciar si el presidente, Donald Trump, detiene los planes de expulsar a un miembro de las fuerza de operaciones especiales Navy SEALs, reportó este sábado The New York Times.

De acuerdo con el periódico, la Marina está procediendo con planes disciplinarios contra el integrante de ese comando Edward Gallagher, quien fue acusado de cargos como disparar contra civiles, asesinar a un combatiente cautivo del Estado Islámico de 15 años y amenazar con matar a los SEAL que lo denunciaron.

Una corte marcial terminó en la absolución de esas imputaciones en su contra, pero sí fue condenado por desacreditar a las fuerzas armadas al posar para fotos con el cadáver del adolescente, por lo cual la Marina finalmente lo degradó.

Sin embargo, la semana pasada Trump revirtió esa degradación de Gallagher, lo cual, según el Times, enojó a los funcionarios de esa rama, que no tuvieron más remedio que aceptar la revocación determinada por el jefe de la Casa Blanca.

Luego de eso, la Marina notificó el miércoles a Gallagher que pasará por una revisión a principios del próximo mes para determinar si puede permanecer o no en el comando especial.

Desde 2011, esa fuerza ha revocado más de 150 sellos de tridente de sus miembros, y para que Gallagher pierda el suyo, una junta de revisión por pares compuesta por un oficial SEAL y cuatro SEALs alistados de alto rango deberán revisar la evidencia disponible.

Frente a esa posibilidad, Trump intervino nuevamente en el caso el jueves, cuando escribió en su cuenta de Twitter: ‘La Marina NO quitará la Insignia del Tridente al Combatiente de Guerra y SEAL Eddie Gallagher’

A decir del Times, después de esos pronunciamientos del mandatario llegaron las amenazas de dimisión por parte del secretario de la Marina, Richard Spencer, y el contralmirante Collin Green, quien lidera a los SEALs, en lo que el diario describió como una rara instancia de rechazo contra Trump por parte de miembros del Departamento de Defensa.

Este sábado, Spencer negó haber dicho que presentaría su dimisión durante una conferencia de seguridad en Nueva Escocia, Canadá.

Según un reportero presente en ese evento, el secretario señaló que no consideraba el tuit de Trump una orden oficial del presidente, pero que si llegara a recibirla, la obedecería, porque esa también es parte de su disciplina.

A pesar de ese comentario, funcionarios de la administración le informaron al Times que el titular de Defensa, Mark Esper, y el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, le advirtieron a Trump que si emitía una orden directa para evitar la expulsión de Gallagher, habría grandes consecuencias.

De ese modo, se refirieron a una posible dimisión de Spencer y Green, además de que enfurecería aún más al liderazgo militar superior y causaría daños incalculables a décadas de doctrina de justicia castrense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *