EE.UU.: Todavía es legal visitar Cuba

La embajada de Cuba en Washington organizó un evento dedicado a abordar las oportunidades de viajes a la isla caribeña, a donde los norteamericanos tienen prohibido ir como turistas

Michael Krinsky fue uno de los ponentes en un seminario celebrado en la Embajada de Cuba en Washington. (Foto: PL)
Michael Krinsky fue uno de los ponentes en un seminario celebrado en la Embajada de Cuba en Washington. (Foto: PL)

A pesar de las restricciones impuestas por la administración de Donald Trump, los estadounidenses todavía pueden visitar Cuba de forma legal y segura, afirmaron expertos legales y representantes de agencias de viajes.

Durante un seminario celebrado en la Embajada del país caribeño en Washington D.C., Michael Krinsky, abogado del bufete Rabinowitz, Boudin, Standard, Krinsky & Lieberman, P.C., manifestó que aun cuando existen limitaciones, ‘las categorías de viajes (para ir a la nación vecina) aún están ahí, son amplias’.

Hay mucha confusión, el público cree que las visitas a Cuba se encuentra más restringidas de lo que realmente están, añadió el letrado en ese evento dedicado a abordar las oportunidades de viajes a la isla caribeña, a donde los norteamericanos tienen prohibido ir como turistas.

Krinsky recordó que el gobierno de Trump puso fin a los viajes pueblo a pueblo individuales y grupales, pero se mantienen los de apoyo al pueblo cubano, una modalidad que puede incluir esencialmente el mismo tipo de visitas, ‘con la diferencia de que la administración trata de canalizarlas más hacia el sector privado’.

Los viajes a la isla siguen abiertos, vibrantes y muy atractivos para muchas personas en Estados Unidos, remarcó el experto, cuyo bufete representa a Cuba en los asuntos legales relacionados con Estados Unidos desde 1960.

Además de referirse a la importancia de la categoría de apoyo al pueblo cubano, el letrado sostuvo que la de investigaciones profesionales también abarca un espectro amplio, y destacó que los colegios y universidades norteamericanas pueden continuar enviando a sus estudiantes a la mayor de las Antillas.

Otro abogado estadounidense, Robert Muse, explicó que en el caso del apoyo al pueblo cubano, esa categoría implica una interacción con la sociedad civil.

Por eso, manifestó que no solo se cumple con los requisitos demandados por esa licencia cuando el viajero se aloja en casas particulares o come en restaurantes privados, sino también cuando, por ejemplo, visita una galería de arte, o interactúa con músicos, artesanos y productores agrícolas, entre otros.

La abogada Lonnie Pera, de la firma KMA Zuckert LLC, y experta en leyes y regulaciones de aerolíneas, señaló que aunque la administración Trump decidió suspender a partir del 10 de diciembre próximo los vuelos comerciales a las demás provincias cubanas, continuarán hacia La Habana.

Además, recordó que no se ha revocado la autorización para los vuelos chárteres, que pueden dirigirse tanto hacia esa capital como a otros lugares del país caribeño.

Las cosas han cambiado, pero no tanto, dijo la especialista, quien apuntó, asimismo, que las limitaciones anunciadas desde junio de este año sobre los viajes a la isla, entre ellas la eliminación de los vuelos comerciales a provincias, pueden ser revertidas.

Ese sentido, instó al público presente en el evento, conformado por representantes de agencias de viajes de diferentes estados del país, a escribir a sus miembros del Congreso con ese fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *