Encuentro con cubanos residentes en Irlanda cierra visita de Díaz-Canel a ese país

Este lunes Díaz-Canel fue recibido por su anfitrión, el presidente Michael Higgins, y el primer ministro Leo Varadkar.

La Patria somos todos, y hay que seguir defendiéndola, afirmó Díaz-Canel. (Foto: Estudios Revolución)
La Patria somos todos, y hay que seguir defendiéndola, afirmó Díaz-Canel. (Foto: Estudios Revolución)

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se reunió este lunes con cubanos residentes en Irlanda, a quienes exhortó a sumarse a la defensa de su país frente a la creciente hostilidad del gobierno de Estados Unidos.

La Patria somos todos, y hay que seguir defendiéndola, afirmó el mandatario durante el encuentro celebrado en uno de los salones del hotel donde se hospeda en Dublín.

Díaz-Canel actualizó a sus compatriotas sobre las últimas medidas tomadas por su gobierno para paliar la compleja situación económica que atraviesa la isla, como resultado del recrudecimiento de las presiones estadounidenses.

Lo que están haciendo con nosotros es criminal, porque cercar a un país para que no reciba combustible es criminal, sentenció el jefe de Estado, tras llamar a los cubanos a unirse contra el bloqueo unilateral impuesto por Washington, el cual nos afecta a todos.

También respondió a preguntas de los emigrados, algunos de los cuales dijeron que viajaron cinco horas hasta Dublín para la reunión, sobre las transformaciones que se acometen en el país caribeño en el plano económico y constitucional, y les aseguró que se está trabajando para flexibilizar trámites burocráticos y aduanales.

El presidente cubano igualmente mantuvo un fraternal encuentro con activistas del movimiento de solidaridad con Cuba en Irlanda, a quienes agradeció por el apoyo brindado a lo largo de todos estos años, y por compartir, dijo, nuestras esperanzas, sueños y convicciones.

Afirmó además que la reunión sirvió para ‘cerrar con broche de oro’ la primera visita oficial que realiza un mandatario de la isla caribeña a esta nación europea, donde este lunes fue recibido por su anfitrión, el presidente Michael Higgins, y el primer ministro Leo Varadkar.

En ambos encuentros, las partes constataron el buen estado de las relaciones bilaterales iniciadas 20 años atrás, y coincidieron en que existe la voluntad para trabajar en su fortalecimiento.

De acuerdo con Díaz-Canel, el intercambio económico con Irlanda es escaso y se circunscribe a la esfera científica, pero se habló de ampliarlo a la agricultura, las fuentes renovables de energía, la biotecnología, educación, cultura, deporte y turismo.

En el plano político, el visitante agradeció al gobierno anfitrión su posición contra el bloqueo estadounidense, la cual queda plasmada cada año en Naciones Unidas durante la votación de una resolución presentada por Cuba contra esa medida unilateral.

Díaz-Canel también recorrió este lunes la otrora cárcel de Kilmainham, devenida símbolo del nacionalismo militante y constitucional de Irlanda, pues hasta su cierre en 1924 en sus celdas y patios murieron decenas de luchadores independentistas, entre ellos varios de los líderes de la insurrección armada de 1916.

La visita a Irlanda del presidente cubano reciproca la que hizo Higgins a La Habana en febrero de 2017 y forma parte de una gira europea que lo llevará este martes a Belarús, y luego a Azerbaiyán y Rusia.

La delegación oficial cubana la integran además el canciller Bruno Rodríguez, el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, y la directora del departamento de Europa en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Alba Soto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *