Gallos están de lleno en la pelea

El equipo espirituano mantiene su paso hacia la clasificación al ubicarse entre los cuatro primeros del campeonato

Los Gallos enfrentan un tenso final, pero su avance depende de ellos mismos. (Foto: Oscar Alfonso)
Los Gallos enfrentan un tenso final, pero su avance depende de ellos mismos. (Foto: Oscar Alfonso)

Con el duelo ante Pinar del Río en el estadio José Antonio Huelga, los Gallos iniciaron el último y definitivo tercio clasificatorio de la 59 Serie Nacional de Béisbol.

Los Gallos están en medio del fuego cruzado en que se encuentra inmersa más de la mitad de los equipos de la campaña y mucho mejor que varios, pues, pese al viento y sobre todo la marea de los últimos partidos, aún se mantienen entre los cuatro primeros que dan el acceso directo a la siguiente fase.

Los yayaberos tomaron un buen refrescón con la barrida ante Ciego de Ávila para retomar la senda ganadora luego de una racha de cuatro subseries sucesivas en contra y terminar con balance positivo en el último tercio con ocho triunfos y siete descalabros.

Pero el adelanto del primer tercio cuando ganaron 12 y perdieron solo tres les sirve para resistir hasta hoy y si no ocurre otro bajón similar, la tropa de José Raúl Delgado puede estar entre los cuatro. Fíjese que antes de enfrentar a Pinar acumulaban apenas tres victorias menos que las alcanzadas en la pasada lid hasta acceder al comodín ante Santiago de Cuba.

Y a partir de este sábado a cada conjunto le restan solo 13 partidos. Lo importante es que para lograr el pase directo los yayaberos solo dependen de lo que puedan hacer ellos mismos, sin esperar los rejuegos de otros, pero las diferencias son escasas. Además, de los cuatro compromisos que les faltan, al menos tres son ante los elencos que se disputan con ellos los primeros puestos. De esos rivales, solo Villa Clara está ya casi descartado, pues matemáticamente puede llegar al área de comodín.

El paso de los espirituanos ha sido estable al mantenerse en los primeros cuatro lugares del torneo. Al inicio del tercer tercio sus bateadores coqueteaban los 300, con el liderazgo ofensivo de los primos Frederich y Geisel Cepeda, máximos impulsadores del elenco en una combinación envidiable de cuarto-quinto maderos que ha funcionado a las mil maravillas.

Donde sí ha tenido que hacer malabares José Raúl es en el pitcheo ante la persistencia de lesiones de varios lanzadores y el rendimiento inestable de otros. Ello se expresa en números. En el primer tercio este cuerpo trabajó para 3.87 PCL, cuartos a nivel de país, y cerraron el segundo con 4.42 (sextos). Definitivamente el zurdo Edelso Montesino causó baja por dolencias en su brazo de lanzar, mientras Roberto Hernández Navarro reaparecerá este sábado en el rol de relevo.

Para aliviar los males ya entró Yuen Socarrás, una de las máximas aspiraciones de victoria tras su regreso de Canadá y quien junto al resto de los que quedan activos tendrán que echarse el equipo al hombro.

Alienta la recuperación de los espirituanos en la defensa, que de 964 en la primera fase ahora exhibe 972 y sobre todo con varias jugadas dobles, con destaque para YoandiBaguet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *