La informatización en Cuba llega también a las Oficodas

La informatización de los procesos que se llevan a cabo mediante el Registro de Consumidores facilitará el flujo informativo y el intercambio con otras instituciones que requieren de esos datos

cuba, informatizacion de la sociedad, oficoda, comercio
Todos los trámites de las Oficodas con los clientes se realizan de forma manual. (Foto: Ariel Cecilio Lemus )

El Registro de Consumidores, conocido como Oficodas, encamina sus pasos hacia el proceso de informatización que se quiere alcanzar en la sociedad cubana, con el propósito de hacer  más viables y eficientes los trámites.

Estas oficinas, desde hace más de un año, asumen un proceso de reordenamiento encaminado a cambiar su imagen, crear mejores condiciones laborales paras sus trabajadores y mejorar el confort a los usuarios que diariamente las visitan.

Entre las acciones previstas como parte de ese perfeccionamiento de la actividad se encuentra la digitalización de toda la información recepcionada, lo cual puede incidir en una reducción del gasto en papel, mejorar el almacenamiento de los datos, permitir una mejor viabilización del trámite y, por ende, la posibilidad de menor espera en una cola de personas, según refirió Marpessa Portal de Villiers, jefa de departamento del Registro de Consumidores.

Advirtió que ese proceso favorecerá la depuración de los listados, en tanto se cotejarán las estadísticas con otras instituciones como la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería de manera ágil, para los movimientos internos y externos de personas.

«Contaremos con un sistema computarizado diseñado para que los consumidores con cambios de domicilio de una provincia a otra puedan dirigirse al lugar donde serán dados de alta y allí poder recibir la baja del lugar de origen sin tener que viajar hasta allá», precisó la directiva, y aseguró que también se facilita el control, de forma eficaz, segura y menos vulnerable para los errores humanos.

Estas oficinas dominan un conjunto de información que se lleva manualmente con actualizaciones diarias a través de documentos oficiales y anotaciones en libros, para notificar a los suministradores de los productos de la canasta familiar normada la cantidad de consumidores a los cuales les deben depositar los alimentos en los establecimientos minoristas donde se adquieren.

Asimismo, es el sitio donde se tramitan las altas por nacimiento, los traslados de residencia, fallecimientos y la emigración del país, además de los otorgamientos diferenciados de productos para reforzar la alimentación de poblaciones vulnerables, de acuerdo con la prescripción médica.

Otras mercancías, como los módulos de canastilla y las asignaciones especiales que realiza el país ante circunstancias adversas por afectaciones climatológicas, también son controlados en las Oficodas.

Las Oficinas del Registro de Consumidores cumplen una función estatal, son rectoradas por las Direcciones Estatales de Comercio, subordinadas al Consejo de Administración en cada territorio y tienen como encargo controlar las políticas y programas diseñados para la protección y el suministro de alimentos a la población.

Para el programa nacional de informatización, el Gobierno invierte cuantiosos recursos materiales en la compra de máquinas computadoras, impresoras, cables y dispositivos de comunicación. Este esfuerzo debe ir acompañado de un cambio de imagen en estas oficinas, afirmó Portal de Villiers.

Esa transformación se introduce paulatinamente de acuerdo con las posibilidades de cada gobierno. E n el caso de la capital, Dania Marín Alvárez, subdirectora en funciones de Protección al Consumidor y Registro de Consumidores, precisó que se han seleccionado 15 (una por cada municipio) con la denominación Oficodas 500, las cuales pretenden ser las pilotos en la introducción de la informatización.

En ellas se han situado recursos para el confort y el embellecimiento de las oficinas, algunas reciben reparaciones menores en cuanto a pintura de paredes, arreglos en sus locales y otros beneficios. A su vez, crean condiciones para la seguridad física que implica recibir las nuevas tecnologías, algo corroborado por Granma en la Oficoda del barrio de La Güinera, en Arroyo Naranjo, y en la de la calle Carlos III, en Centro Habana.

En ambas se conoció que el registro de recepción de solicitud se realiza de forma manual, pero la información estadística se lleva al centro de cálculo municipal donde se digitaliza. Ello facilita la información necesaria a los suministradores para la distribución de los productos alimenticios normados.

Un gran paso significa la conclusión de un software cubano que se pone a prueba, el cual será de uso para todo el país. Falta crear una red informática

que enlace las unidades con las instancias superiores, más introducir nuevas tecnologías en cada una de las oficinas.

En contexto

Las Oficodas surgieron el 12 de julio de 1963.

Se encargan de captar, procesar e informar a los suministradores datos estadísticos con vistas a la distribución de los productos alimenticios y otras mercancías.

Atiende al total de la población del país desde su nacimiento hasta el fallecimiento.

Se realizan trámites de alta y baja por cambio de domicilio, nacimientos, bajas por reclusión en cárceles, emigración fuera del país y control de las dietas médicas.

En Cifras

– 687  Oficodas existen en el país.

– 2 300 trabajadores, aproximadamente, laboran en estas oficinas, en su mayoría mujeres.

– 11 138 625 consumidores atiende la canasta familiar normada.

– Más de 8 millones corresponden a la zona urbana, más de 2 millones a la rural y de ellos más de medio millón al plan turquino.

– 23 productos contempla la canasta familiar normada, 19 alimenticios y cuatro no alimenticios.

– 125 850 toneladas de productos se distribuyen mensualmente a las bodegas y carnicerías como parte de la canasta familiar normada a precios subsidiados.

– Más de 13 000 establecimientos, entre bodegas y carnicerías, tiene la red para la venta controlada de productos del Mincin.

– 1 324 850 dietas médicas atiende el Comercio Interior; incluye 33 enfermedades.

– 11 560 de las dietas médicas son por enfermedades crónicas de la infancia, que agrupan 21 patologías.

más de 18 700  consumidores reciben el suplemento alimentario para niños con déficit nutricional de manera gratuita.

One comment

  1. Yo aspiro que la infirmatizacion llegue a mi casa para poder acceder a los lugares informatizados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *