Modernización de industria cubana, un reto para la ciencia

El presidente llamó a fabricar en el país las piezas de repuesto mientras exista la capacidad para hacerlo, y a aprovechar al máximo las tecnologías existentes.

Díaz-Canel subrayó la necesidad de vincular permanentemente las industrias con las universidades y los centros de investigación. (Foto: PL)
Díaz-Canel subrayó la necesidad de vincular permanentemente las industrias con las universidades y los centros de investigación. (Foto: PL)

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, abogó por la vinculación permanente de la ciencia para desarrollar la industria nacional como parte de la modernización del sector.

Durante un chequeo de los programas de envases y embalajes, Díaz-Canel subrayó la necesidad de vincular permanentemente las industrias con las universidades y los centros de investigación, divulgó la página de la Presidencia cubana.

Invitó a los jóvenes ingenieros de las diversas especialidades que trabajan en el sector a que realicen maestrías y doctorados para impulsar la industria ante la obsolescencia tecnológica.

En la reunión, a la que asistieron varios ministros, se analizó también el programa de inversiones para sustituir paulatinamente los envases que aseguran renglones exportables.

Como resultado, se identificaron 480 renglones exportables que demandan dos mil 782 tipos de envases y embalajes, de ellos mil 642 hechos en Cuba y mil 140 importados.

La proyección de las inversiones hasta 2025 asciende a unos 280 millones de pesos para respaldar el aseguramiento de 19 productos para envases que actualmente se importan, según trascendió en el encuentro.

Se informó igualmente que las políticas para sustituir importaciones, en base a la producción nacional industrial, permitirá un ahorro de casi 100 millones de dólares.

Al respecto, el mandatario cubano abogó por buscar fórmulas de financiamiento que sustituyan los mecanismos administrativos por otros más económicos.

El presidente llamó a fabricar en el país las piezas de repuesto mientras exista la capacidad para hacerlo, a analizar la carga de trabajo de la maquinaria actual y a aprovechar al máximo las tecnologías existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *