Proyecto Hábitat II cobra mayor impacto social en Sancti Spíritus

Unos 10 000 habitantes residentes en comunidades de Fomento se benefician con servicio de agua potable a raíz de la instalación de electrobombas y otros medio

La instalación de electrobombas en miniacueductos de Fomento garantiza el servicio de agua en varias comunidades. (Fotos: Cortesía de Rafael Martín González)
La instalación de electrobombas en miniacueductos de Fomento garantiza el servicio de agua en varias comunidades. (Fotos: Cortesía de Rafael Martín González)

Para los pobladores de El Ñame, una comunidad rural del municipio de Fomento, la vida resultará mucho más placentera cuando concluyan las acciones constructivas en el miniacueducto, donde se instala una de las 13 electrobombas recibidas en el territorio para garantizar la entrega de agua potable. Hasta entonces, dependían de la distribución en pipas.

Con esta nueva inyección de equipos, Hábitat II, que desde el 2014 desarrolla disímiles labores de gran impacto social, entra en su segunda fase e incorpora, además, otros tres territorios espirituanos: Taguasco, La Sierpe y Trinidad. Ahora suman 19 los favorecidos en el centro de Cuba por este proyecto que auspicia la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).

En declaraciones a Escambray Rafael Martín González, representante de Hábitat II en la provincia y vicepresidente del Consejo de la Administración que atiende el Plan Turquino en Fomento, dijo que las acciones integradoras comunitarias son determinantes en el mejoramiento de la calidad de vida de la población, pues cada tarea desarrollada deja una huella positiva entre los residentes del llano y la montaña.

También la población rural se beneficia con la instalación de bombas de manigueta en pozos que estaban inutilizados.
También la población rural se beneficia con la instalación de bombas de manigueta en pozos que estaban inutilizados.

    En saludo al 26 de Julio en ese territorio, ganador de la sede provincial por la efeméride del Moncada, se trabaja en el mejoramiento del servicio de agua en zonas como La Guanábana, Lotería, Cooperativa de Producción Agropecuaria 19 de Abril, Sopimpa, así como en los repartos Máximo Gómez y Cocosolo. Otras electrobombas se destinan, también, a la comunidad Las Delicias, al rebombeo en la zona de Agua Fría y a la cisterna de la ESBU Mártires de la Familia Romero, fundamentalmente.

    “Hoy tenemos instaladas otras nueve bombas manuales en pozos que permanecían en desuso, pero se han distribuido 223 tanques plásticos para depósito de agua en los hogares de familias residentes en Gavilanes, Chucho Torres, Jíquima de Alfonso y Corina, pero continuaremos con esa entrega. Igualmente repartimos 62 bicicletas a trabajadores vinculados al proyecto e, incluso, a pobladores con características especiales, como mujeres solas con niños pequeños”, aclaró Rafael.

    En esta segunda etapa del Hábitat II se trabaja en la entrega de implementos y medios de labor para las brigadas que dan mantenimiento al vial de Gavilanes, así como a las de la Construcción, Acueducto y Comunales en el territorio, además de la adquisición de un taller de ecomateriales para el desarrollo de producciones locales en un asentamiento de montaña, entre otras acciones que benefician la calidad de vida de la población.

Cientos de tanques plásticos se han distribuido a los pobladores de la serranía espirituana.
Cientos de tanques plásticos se han distribuido a los pobladores de la serranía espirituana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *