Raúl en Santiago de Cuba: La unidad del pueblo es una indestructible realidad

La autoridad política y moral de Cuba está sustentada en la Historia, expresó Raúl. (Foto: PL)
La autoridad política y moral de Cuba está sustentada en la Historia, expresó Raúl. (Foto: PL)
El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, manifestó la satisfacción y confianza al ver cómo las nuevas  generaciones asumen la responsabilidad de mantener el Socialismo,  única vía de preservar la soberanía nacional

El General de Ejército Raúl Castro Ruz,  Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, afirmó este Primero de Enero que la unidad del pueblo es una indestructible realidad, al hablar en el acto central por el aniversario 60 del triunfo de la Revolución, en el 
cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de esta ciudad.

Rememoró la historia de lucha de los cubanos desde el inicio de la  guerra de 1868 contra el colonialismo español y su continuidad por la  Generación del Centenario, el naciente Ejército Rebelde y en la  clandestinidad hasta la victoria final del Primero de Enero.

Desde entonces, la Revolución se vio sometida a constantes amenazas, atentados, sabotajes y actos terroristas contra el pueblo y sus líderes y, también, por las afectaciones del bloqueo económico, comercial y financiero, por lo cual no ha habido un minuto de sosiego con las 
administraciones de los Estados Unidos, manifestó.

El General de Ejército reflexionó sobre la compleja coyuntura  internacional actual en América Latina y puntualizó que la mayor  enseñanza para los movimientos progresistas  es no descuidar jamás la  unidad con el pueblo y la lucha por los intereses de los oprimidos.

Manifestó la satisfacción y confianza al ver cómo las nuevas  generaciones asumen la responsabilidad de mantener el Socialismo,  única vía de preservar la soberanía nacional.

Igualmente, destacó el decisivo papel de la mujer desde Mariana  Grajales hasta hoy en la construcción de la sociedad que edificamos.

Asistieron a la conmemoración Miguel Díaz-Canel Bermúdez,  Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y otros  dirigentes del Partido, el Gobierno, las FAR y el Minint, y organizaciones políticas y de masas.

El acto comenzó con el cambio de Guardia de Honor donde descansan  los restos de fundadores de la nación: el Héroe Nacional  José Martí, Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, Mariana  Grajales, Madre de todos los cubanos, y el líder histórico de la  Revolución Fidel Castro Ruz, en el área central patrimonial de la  necrópolis de Santiago de Cuba.

En cada sitio se colocaron ofrendas florales, escoltadas en su  mayoría por jóvenes.

Luego se escucharon fragmentos del discurso del Comandante en Jefe  el Primero de Enero de 1959 en el parque Carlos Manuel de Céspedes,  tras la entrada victoriosa a Santiago de Cuba del Ejército Rebelde.

Seguidamente los solistas Raúl Torres y Grisell Gómez interpretaron  la canción Laureles y Olivos, de la autoría del primero dedicada a  Fidel, mientras Alexander Legró declamó Marcha Triunfal del Ejército  Rebelde, de Jesús Orta Ruiz (El Indio Naborí).

Como cierre del bloque artístico el Coro Madrigalista regaló el  canto patriótico Desde Yara hasta la Sierra, acompañado por la Banda  de Música del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y  una danza de alumnos de la Escuela Vocacional de Arte José María  
Heredia.

En la celebración en el cementerio Santa Ifigenia participaron mil  santiagueros, en representación del pueblo cubano, e invitados, en  tanto en  el Teatro Heredia otros dos mil compatriotas la siguieron  por una pantalla gigante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *