Rechazan en Reino Unido recrudecimiento del bloqueo a Cuba

cuba, ley helms-burton, bloqueo de eeuu a cuba, reino unido, solidaridad con cuba
Rob Millar, director de la Campaña de Solidaridad con Cuba (CSC) en Reino Unido. (Foto: PL)

La Campaña de Solidaridad con Cuba (CSC) en Reino Unido alertó este 9 de mayo que la activación del Título III de la ley Helms-Burton representa una intensificación muy seria del bloqueo de Estados Unidos contra esa isla caribeña. Se trata de un paso muy peligroso dentro de la política agresiva de Washington, porque pretende desestimular a las empresas de otros países que desean invertir en el país antillano, aseguró a Prensa Latina el director de la CSC, Rob Miller.

De acuerdo con el directivo de la organización que aglutina a los amigos de Cuba en el Reino Unido, el único objetivo que persigue Estados Unidos con esta nueva escalada de sanciones es dañar la economía cubana, y causar el mayor sufrimiento posible a la población.

En virtud de la decisión adoptada por el presidente Donald Trump, desde el 2 de mayo pasado, los ciudadanos estadounidenses puedan presentar demandas contra empresas cubanas y extranjeras que hayan invertido en propiedades nacionalizadas en Cuba después del triunfo de la Revolución de 1959.

Hasta ese momento, y desde la aprobación de la ley Helms-Burton en 1996, todos los mandatarios norteamericanos, incluido Trump, habían suspendido la aplicación del mencionado título.

Al respecto, Miller saludó una reciente declaración del gobierno de la primera ministra Theresa May donde se denuncia el carácter extraterritorial de la medida, y lo exhortó a cumplir su promesa de proteger a las empresas y hombres de negocios británicos que inviertan en Cuba.

De acuerdo con el director de la CSC, que a pesar de la existencia de leyes diseñadas para proteger los intereses de las compañías nacionales frente a eventuales demandas de carácter extraterritorial, varias empresas y entidades británicas ya fueron multadas por el departamento del Tesoro norteamericano por hacer negocios con Cuba.

En ese sentido, mencionó los casos de la Open University y los bancos Lloyds y de Escocia, penalizados por la Oficina de Control de Activos de Estados Unidos.

Es por eso que vamos a hacer campaña en el Reino Unido para asegurarnos de que el gobierno haga cumplir esas leyes, y proteja a las empresas y hombres de negocios que quieran invertir legalmente en la isla caribeña, anunció.

En opinión de Miller, la implementación del Título III de la Ley Helms-Burton no solo viola la soberanía cubana, sino que es una cuestión que atañe a la soberanía del Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *