Resalta Díaz-Canel aprobación de resolución caribeña en OEA

Contundente derrota de EEUU y Almagro en la OEA al aprobarse resolución caribeña sobre Bolivia, escribió Díaz-Canel en su cuenta de Twitter

bolivia, oea, caricom
Vista de los miembros del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). (Foto: EFE)

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, calificó este 19 de diciembre de contundente derrota para Estados Unidos y Luis Almagro, la aprobación en la Organización de Estados Americanos (OEA) de una resolución caribeña sobre Bolivia.

En su cuenta en Twitter, el mandatario cubano colocó un enlace con sitio web Cubadebate, que reseña los intentos del representante del país norteño, el secretario general de la OEA, y del gobierno de facto boliviano, de hacer fracasar la iniciativa de la Comunidad del Caribe (Caricom) a favor de la paz y la estabilidad en la nación suramericana.

La Resolución ‘Rechazo de la violencia y llamamiento al pleno respeto de los derechos de los pueblos indígenas en el Estado Plurinacional de Bolivia’, fue aprobada en definitiva por 18 países, con los votos en contra del gobierno golpista de ese país, Colombia, Estados Unidos y el autoproclamado representante de Venezuela, Juan Guaidó.

Las naciones que votaron a favor fueron Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Guyana, Granada, Jamaica, México, Trinidad y Tobago, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Surinam, Uruguay y Panamá.

Mientras, Canadá, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Ecuador, Perú, Honduras, Brasil, Chile y Paraguay, se abstuvieron, y Haití se ausentó.

El texto aprobado expresa profundas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos, incluida la violencia racista y discriminatoria, expresadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en sus observaciones preliminares del 10 de diciembre de 2019, tras su visita a Bolivia.

Plantea la condena a las violaciones de los derechos humanos contra los ciudadanos de ese país, la intimidación contra los bolivianos de origen indígena, y la intolerancia hacia símbolos, vestigios tradicionales y prácticas religiosas.

Asimismo, exige a las autoridades de Bolivia respetar, cumplir y poner en práctica eficazmente todas sus obligaciones derivadas del derecho internacional relativas a los pueblos indígenas, especialmente aquellas obligaciones relacionadas con los derechos humanos.

También llama a todos los actores políticos y civiles en esa nación suramericana a la búsqueda de la paz a través de un diálogo franco que promueva la reconciliación democrática nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *