Sancti Spíritus: Malversar… hasta un día

La degradación ética de los funcionarios públicos y la ineficaz aplicación del sistema de control interno, entre otros factores, le allanan el camino a la malversación, la manifestación más frecuente de la corrupción administrativa en entidades espirituanas

sancti spiritus, tribunal provincial popular, malversación, control interno, economía espirituana, corrupcion
Ilustración: Osval

La malversación entra de puntillas a esta o aquella oficina para no ser descubierta. Ha ocurrido en Sancti Spíritus, en Cuba y medio mundo, nadie sabe desde cuándo; aunque el Derecho Romano ya la describía con el nombre de apeculatus o apeculado.

Desenmascararla a veces tarda más; otras, menos. Sobre la mesa, dos sentencias judiciales emitidas por el Tribunal Provincial Popular (TPP), cuyos sancionados se encandilaron con los fondos públicos y recursos bajo su administración, custodia y disponibilidad, y se llevaron cuantías estimables a sus bolsillos.

Sucedió en el motel Brisas del Norte, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Alojamiento, del municipio de Sancti Spíritus, donde en los primeros siete meses del año pasado, el administrador y subadministrador de entonces defraudaron 1 068 698.50 pesos, incluido el valor de las mercancías apropiadas por ellos, según consta en la sentencia de la causa No. 31/2019⃰⃰, de la Sala Penal Primera del TPP.  

A esas alturas era historia el desfalco a las arcas de la UEB Matadero Víctor Ibarra, subordinada a la Empresa Cárnica, con una afectación económica general cifrada en 1 378 173.01 pesos, resultado de una compleja trama urdida de septiembre del 2015 a octubre del 2016 por el director de la entidad y otros acusados, a tenor de la sentencia de la causa 135/2017⃰⃰⃰⃰ ⃰.

Ambos procesos penales acuñan el axioma: no hay abismo entre la malversación y la corrupción; fenómeno universal, que, como alega el catedrático español de origen argentino Jorge Malem Seña en su artículo “La corrupción. Algunas consideraciones conceptuales”, ha atravesado todas las épocas; se ha manifestado en todas las zonas del planeta, de norte a sur y de este a oeste; ha afectado a todos los sistemas políticos, y ha perjudicado prácticamente a toda actividad humana, sea esta pública o privada.

Por cierto, el sociólogo estadounidense Edwin H. Sutherland (1883-1950), considerado uno de los criminólogos más influyentes del siglo XX, identificó entre las principales expresiones del delito corporativo a la malversación, realidad corroborada años atrás por una encuesta a cargo de la PricewaterhouseCoopers —entre las firmas de consultoría de mayor renombre en el mundo—, aplicada a más de 1 200 compañías de 50 países.

Calificada como la manifestación más frecuente de la corrupción administrativa por estudiosos cubanos, la malversación —denominada en la doctrina y en muchos códigos penales como peculado— estuvo en el 2018 entre las figuras delictivas recurrentes en Cuba en materia penal relacionadas con los delitos económicos o asociados a la corrupción, según declaró el presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro, al programa televisivo Mesa Redonda en diciembre último.

Incluso, expertos del Tribunal Provincial Popular aseveran que la malversación mostró un ligero crecimiento en relación con otras tipicidades delictivas el año anterior en Sancti Spíritus y con respecto al 2017, al considerar las causas judiciales radicadas en el territorio. Si bien habría que lamentar esa tendencia, no es menos verdad, además, que revela un mayor enfrentamiento por los sistemas de auditoría y de control.

Las máscaras de los malversadores cayeron en entidades como la Unidad Provincial de Apoyo a la Cultura; UEB Empacadora Roberto Quesada; UEB Fábrica de Conservas Bonico, de Jatibonico, y Campismo Manacal, de Trinidad, donde ya aconteció otro hecho similar en el 2019, válido para corroborar la máxima del poeta romano Horacio: “Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá”.

Igualmente, Salud Pública registró más de un caso el año anterior: Empresa Provincial de Aseguramiento y Servicios, Taller Provincial de Ambulancias y la Farmacia 658, del municipio trinitario.

No importa si son causas judiciales distintas: defraudaciones menores o mayores a la hacienda pública, escenarios diferentes, más o menos involucrados en los hechos… Desde otra arista, dialogan entre sí. Y lo hacen si se repara en las condicionantes que allanaron el camino hacia cada uno de los desfalcos.

Exponía el historiador y senador romano Tácito: “En un espíritu corrompido no cabe el honor”. Y podría agregársele: tampoco la honestidad, uno de los tantos valores ético-morales sepultados por los encartados en las causas penales radicadas; cualidades que vendrían a ser “el antídoto contra muchos venenos” y “el gusto por la limpieza de la vida”, referidos por ese intelectual íntegro que se llamó Cintio Vitier.

Desprovistos de eticidad, quienes escudados en sus funciones públicas malversan caudales, clasifican en la tipología de la delincuencia ocupacional, como manifestación de la económica; propuesta teórica de Fernando Barral Arranz construida a partir de indagaciones de la sociedad cubana, dotada de órganos y disposiciones legales para prevenir y enfrentar la corrupción.

Cuando se desmontan los procesos judiciales acontecidos en Sancti Spíritus, emerge como denominador común la existencia de condiciones favorables para que prosperara clandestinamente el actuar corrupto y malversador, léase el incumplimiento de las normativas regentes del control interno en las entidades, en quebranto de la Resolución No. 60, suscrita por la Contraloría General de la República.

¿Por qué los implicados en la causa No. 31/2019, del motel Brisas del Norte, pudieron actuar con impunidad? Entre otras razones, por la no implementación correcta de los mecanismos de conciliación financiera por la UEB Alojamiento de Sancti Spíritus y la falta de contrapartida. Una máxima parece desestimada en esa y otras entidades: el sistema de control interno, más que para detectar delitos, se articula con miras a evitarlos y alcanzar una gestión eficiente.

Precisamente, en la sesión del Consejo de Ministros en marzo pasado, la contralora general de la República, Gladys Bejerano Portela, señaló —en un informe evaluativo del 2018— que, si bien en las entidades existe mayor percepción del riesgo y de la urgencia de aplicar sistemas de control interno efectivos, los problemas detectados se reiteran y no se logra frenar la ocurrencia de indisciplinas, ilegalidades y hechos de corrupción.

Se repite, por ejemplo, la falta o el débil monitoreo de las estructuras responsabilizadas con la supervisión y el control, fisuras aprovechadas por funcionarios públicos para obtener beneficios personales o favorecer a terceros.

Hoy por hoy, los procesos judiciales abiertos por la Sala Penal Primera del TPP tienden a incluir a un mayor número de encartados, como lo ejemplifica lo sucedido en la Empresa Provincial de Floricultura y Jardinería; la Unidad Básica de Producción Cooperativa Bernal, de Jatibonico, y en la UEB Matadero Víctor Ibarra, que involucró a 20 acusados.

Aunque son excepción, tal como subraya la jueza Yaneiky Cortijo Caballero, presidenta de la mencionada Sala, existen causas radicadas donde algunos implicados que desempeñaban funciones públicas poseían antecedentes penales —mínimos, pero antecedentes al fin— o habían tenido problemas en otra entidad, situación detectada en la UEB Alojamiento de Sancti Spíritus.

En virtud de estas y otras evidencias, todavía los muros contra la malversación no han sido levantados a la altura suficiente en Comercio y Gastronomía. La prueba descansa en lo acaecido en la empresa municipal de ese sector en Trinidad y en el mercado Ideal El Convenio, de Sancti Spíritus, también el año precedente, expresiones, a su vez, de la erosión que provoca dicho delito en la economía.

Sin embargo, los daños de esta figura delictiva trascienden el erario público; por cierto, al menos en Sancti Spíritus es casi nula la ocupación del dinero defraudado. El proceder malversador va más allá: lesiona la confianza en las instituciones y la credibilidad de la Revolución, y tiene su costo moral, pues desmoviliza a aquellos en quienes no encuentra repulsa, y lo toleran, en medio de un escenario nacional saturado de privaciones y carencias materiales individuales, que en modo alguno justifican delinquir.

Imposible sería homologar la realidad de estos tiempos con los mal vividos por Cuba antes del Primero de Enero de 1959, cuando la malversación sí comprometía la gobernabilidad en la nación, panorama denunciado por el líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro en La historia me absolverá:

“Enviáis a la cárcel al infeliz  robador hombre, pero ninguno de los cientos de ladrones que han robado al Estado durmió nunca una noche tras las rejas; cenáis con ellos a fin de año en algún lugar  aristocrático y tienen vuestro respeto. En Cuba, cuando un funcionario se hace millonario de la noche a la mañana y entra en la cofradía de los ricos, puede ser recibido con las mismas palabras de aquel opulento personaje de Balzac, Taillefer, cuando brindó por el joven que acababa de heredar una inmensa fortuna: Señores, bebamos al poder del oro.  El Valentín, seis veces, millonario actualmente acaba de ascender al trono”.

A sabiendas de que la vía judicial constituye apenas una de las tantas para prevenir y enfrentar la malversación, el Código Penal cubano la tipifica en su artículo 336, aplicado con rigor a los enjuiciados en las causas 135/2017 y 31/2019, a partir de la peligrosidad que supone la figura delictiva, en opinión de Yaneiky Cortijo.

En el caso de la UEB Matadero Víctor Ibarra, el Tribunal absolvió a dos de los 20 acusados, e impuso condenas al resto que oscilan desde 4 años de trabajo correccional sin internamiento hasta 20 años de privación de libertad —ratificadas por el TSP—, junto a las sanciones accesorias, incluida el decomiso y la confiscación de bienes, y a la responsabilidad civil de reparar el daño material ocasionado a la entidad.

Además de la pena accesoria y la responsabilidad civil, en la causa del motel Brisas del Norte el administrador, quien reintegró a la UEB 189 715.70 pesos del total apropiado, recibió 9 años de privación de libertad, en tanto, el subadministrador, 10 años.    

Así, la Ley tuvo la última palabra, sin olvidar el impacto familiar de estos procesos penales, los cuales pudieron evitarse de no haberse cometido el acto corrupto de la malversación. Por ello, habría que coincidir con el académico Malem Seña, quien discrepa con quienes sostienen que la corrupción es un fenómeno inevitable, una catástrofe, debido a su universalidad. La malversación y, en su defecto, la corrupción no son desastres naturales que ocurren ajenos a la voluntad humana. De puntillas entran en esta o aquella oficina con sus demonios a cuestas. Hasta un día.

⃰ Seguida  por los delitos de Falsificación de documentos bancarios y de comercio y falsificación de documentos privados como medio a fin para cometer malversación.

⃰⃰⃰⃰⃰⃰  ⃰ Seguida por los delitos de Falsificación de documentos bancarios y de comercio de carácter continuado como medio a fin para cometer Malversación, Falsificación de documentos públicos de carácter continuado como medio a fin para cometer Malversación, Abuso en el ejercicio del cargo o empleo en entidad económica, y Portación y tenencia ilegal de armas o explosivos.

12 comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo contigo Sancho me pregunto porque no publicamos los nombres de todos estos malversadores?

  2. Hola ojito recibe mi mas cordial saludo desde Venezuela en algunas oportunidades cuando tengo algun tiempo disponioble leo tus articulos e igualmente los de Arelis . Hermano recibe un Abrazo a todos por alla en Cuba . Hermosa tierra . Los quiero mucho . Dios permita pronto visitarlos . Un abrazo felicidades excelente trabajo .

  3. Excelente el artículo y excelente el comentario de VENTURA CARBALLIDO PUPO, este último ojalá que llegara a algún oído.

    • La mayoria de los trabajadores en cuba ,dependen de lo que desgraciadamente adquieren principalmente”robando” ea dificil vivir y mantenerse con el salario minimo ,el que hace pizza ,roba arina y asi

      • Jesus coincido totalmente con su comentario, he ahi entre otras cosas el KIS de lo que sucede en Cuba desde hace muchos años en cuanto a los actos de corrupcion, malversacion y otros muchos, es una realidad imposible de ocultar que los trabajadores cubanos, sus salarios minimos e incluso los algo superiores le imposibilitan cubrir los gastos minimos de su canasta basica y por ende se han dedicado a robar las producciones de sus respectivos centros de trabajo, para intercambiarlas por otros productos y/o vendarlas para poder adquirir los mismos, eso lo saben todas las autoridades administrativas y politicas de Cuba a todas sus instancias, son publicados los hechos ocurridos por los diferentes medios de prensa del Pais y no sucede nada, cuando son cuadros administartivos a nivel de empresas u entidades similares, no se publican sus nombres ni las medidas aplicadas, que en casi todas las oportunidades son en cambiarlos de actividad, preferentemente en otra Provincia o territorio del Pais, de esa forma jamas se eliminaran dichos hechos y actos del Pais, ni de ningun territorio, Provincia, ciudad o pueblo.

  4. Harlock Solrac

    Muy buen articulo , hace poco es que me he vuelto un usuario casi permanente de este periodico online, no soy de la provincia pero articulos como esten deben de ser interiorisados primero por los Dirigentes y deben de ser de conocimiento para todo el pueblo revolucionario, solo creo que falta ponerle el cascabel al gato, dando nombres y apellidos de estas personas que defraudan a NUESTRA REVOLUCION./..!!! FELICIDADES A TODOS LOS QUE TRABAJAN EN ESTE SITIO WEB.

    Desde Cienfuegos

    Harlock,

    espero que me publiquen

  5. VENTURA CARBALLIDO PUPO

    Soy espirituano por el afecto que le tengo algunos amigos de ese territoriro, sobre todo del deporte, de la Radio, y las Peñas Deportivas; soy realmente un holguinero que visito todas las plataformas cubanas, y al detenerme en la Web Escambary, altamente me ha motivo la valiente y fecunda labor del periodista Enrique Ojito, al que aprovecho este espacio para en nombre de los holguineros, felicitarlo, y desearlel o mejor en la vida. El periodismo que lleva a la práctica este espirirtuano, es el que agradece este pueblo; y es el que esta en corresponencia con lo asi indicado por el Preidente Continuador MIguel Diaz-Canel. LO felicito y lo exorto a no desviar estar ”carretera” de excelenes obras periodisticas.

  6. Muy buen trabajo periodístico, indentificadas de modo objetivo las causas y condiciones; quisiera referirme solo a algunas cuestiones relacionadas ya con el proceder legal; unido a las sanciones principales o subsidiarias de estas, existen en nuestro Código Penal las sanciones accesorias de la Confiscación de Bienes y el Comiso perfectamente aplicables en el delito de Malversación donde el bien jurídico que se proteje lo constituye los Derechos Patrimoniales y cito del propio trabajo: Sin embargo, los daños de esta figura delictiva (Malversación) trascienden el erario público; por cierto, al menos en Sancti Spíritus es casi nula la ocupación del dinero defraudado, o sea, lo que sucede en la práctica, se le impone a estos acaudalados vividores del esfuerzo colectivo sanciones principales de privación temporal de libertad y al poco tiempo ya están en la calle disfrutando de todo el caudal monetario apropiado y continúandose burlando de todas las personas que honradamente laboramos en este país, sigo ejemplificando, un ciudadano al que se le haya impuesto una sanción de 10 años de privación temporal de libertad por el delito de Malversación, debido a las bondades de nuestro sistema penitenciario el año natural se le contabiliza a 10 meses, cumpliría 100 meses, por su buen comportamiento a la mitad de esos 100 meses (50 meses) tendría derecho al beneficio de excarcelación anticipada de la libertad condicional, además de los beneficios penitenciarios de rebaja de sanción, sin contar que disfrute de alguna licencia extrapenal por alguna enfermedad incompatible con el régimen penitenciario, hablamos de que estaría privación, menos de 4 años, incluyendo que por lo general, estos sancionados pasan enseguida a disfrutar de un régimen penitenciario abierto relativo al Trabajo Correccional Con Internamiento; lapso en que sus familiares y compinches, incluyendo las mujeres de relaciones extramaritales conocidas como queridas, disfrutan a ojos vistas de la labor astuta del que se encuentra cumpliendo unas pequeñas vacaciones intelectuales muchas veces estudiando con buena comida y alojamiento en nuestro siempre bondadoso sistema penitenciario. Para concluir considero que muchas veces a estos delincuentes de cuello blanco les duele más que le quiten el carro, las casas y el dinero en efectivo que desviaron a costa del sudor del pueblo y que la propia sanción principal de privación temporal de libertad que se les impone; se debe ser más riguroso en la acusación presentada por la Fiscalía en la solicitud de estas sanciones accesorias y a los miembros del Tribunal en imponerlas de forma objetiva y racional, saludos,

  7. VENTURA CARBALLIDO PUPO

    Ver con calma un crimen es cometerlo
    José Martí

    Métodos y estilos más frecuentes utilizados por los transgresores y aprovechados

    (1) Concierto entre formas no estatales y empresarios para, en los contratos, de servicios, obras civiles, producción de muebles, ventas de obras de artes, además del valor exigido o tarifado, se ponga una cifra de dinero por encima destinado a los bolsillos de los contratistas, empresarios o servidores.
    (2) Uno de los mercados más sustanciosos es el de la apropiación o robo de combustible y sus ventas con ánimo de lucro; que trasciende desde mercados negros con grandísimas cantidades, ―ventas de pipa completa―, hasta parte de la asignación de carros estatales, donde choferes, en algunos casos, lamentablemente puesto de mutuo acuerdo con el jefe del móvil, sustraen una parte del combustible asignado en el mes y lo venden a boteros o propietarios de vehículos, a precios inferiores al de las ventas liberadas.
    (3) En la contratación de grupos musicales, orquestas y otras manifestaciones de la cultura, además de hacer concierto entre representante y entidades u organismos de forma fraudulenta, al consignar en los convenios una cifra por encima de sus tarifas con el mismo fin que el narrado anteriormente; es muy frecuente las prestaciones ficticias de ese servicio, se firma un contrato no se actúa, se certifica su realización, se confecciona el cheque de pago, se cobra por el representante, el que entrega la tajada ‘’convenida a la otra parte.
    (4) Unidades que, a veces en el año, son sometidas a reparaciones o mantenimiento constructivos, dos y hasta tres veces, (hasta se paralizan los servicios), para facilitar la firma de contratos con albañiles, plomeros, electricistas, carpinteros o en composición de brigadas no estatales, –que por lo regular son los mismos ejecutores―, con los mismos procedimientos fraudulentos de beneficio financiero a las dos partes
    (5) Existe una práctica de que se extraen las mercancías, de los almacenes centrales, preferentemente con productos alimenticios, con cargo a la unidad correspondiente, y a este, solo se llevan las facturas y los productos va a los mercados subterráneos, a casas almacenes o paladares. Están diseñado por los pillos mecanismos para dar entrada al sub almacén, prorratear esos productos como utilizados en servicios brindados ficticiamente, se deposita el dinero, y los bolsillos de los comprometidos logran una buena tajada.
    (6) En las cajas chicas se saca dinero para compras indebidas, falsos viajes de personal ficticio para extraer dietas, y una gran diversidad de maniobras con fines lucrativos.
    (7) Introducción de mercancías en unidades, preferentemente de ventas en divisa, de prestación de servicios, que se expenden por la libre, generando buenas ganancias.
    (8) Ocultación u omisión de datos con trajines y maniobras en mover las cuentas en el sistema de contabilidad, sobre todo de los AFT, cuentas por cobrar y pagar, depósitos bancarios y otros
    (9) Administradores que no ingresan como está definido los depósitos de las ventas y los utilizan, para fines innobles personales.
    (10) En las oficinas de tramites de la Vivienda, Planificación Física, y otras, con el pretexto sobre obstáculos en cuanto al tiempo para lograr los servicios solicitados, funcionarios o tramitadores, buscan los privilegios con aquellos que extienden una mano engrosando el bolsillo del actuante para agilizar sus trámites; son usuarios que usan o aceptan el soborno y son los más priorizados, con calidad y rapidez, en las soluciones de sus problemas, con graves perjuicios de los infelices que no pueden por dignidad o falta de economía para responder al soborno.
    (11) Elaboradores, luncheros o cocineros, que incumplen con el gramaje previstos en las cartas técnicas de la gastronomía, y esa especie de ‘’sobrantes’’, lo toman para elaborar y vender otras ofertas, o para suministrarle a paladares o para el consumo familiar. Eso se da mucho en productos como el salame, jamón, queso, carne de todo tipo, mariscos y otros. No escapan los alimentos secos, arroz, granos,
    (12) se conoce de chanchullos con medicamentos salidos de farmacias, almacenes y laboratorios, que son vendidos en la calle por revendedores a precios exorbitante. Muy grave resulta, un producto químico disolvente con el combustible para matar los mosquitos; en muchos casos es sustraído con detrimento de la falta de eficacia de la fumigación, el que tienen buen precio entre los productores agropecuarios
    (13) Mercado negro con presencia de especies de mafia, resultan una gran cifra de tiendas de ventas de materiales de la construcción. Administradores y dependientes se dan de la mano en un encadenamiento ilícito con revendedores, donde ganan grandes cifras de dinero. El acaparamiento es una máxima con el fin de venderlos a los mejores postores. En una cadena de vínculos conocen directamente de los almacenes centrales o las fábricas, la entrada de materiales básicos, altamente cotizados como el acero, cemento, baldosas, accesorios de plomería, los que utilizan maniobras para apoderarse de ellos y que sirvan de mercado para inversionistas con solvencias o extranjeros que construyen o reparan viviendas. En el caso de los áridos y diferentes tipos de arena, previo concierto con grandes postores, se les coloque directamente camiones enteros frente a la casa, y luego se traen los conduces o facturas, se da entrada en el almacén y se cumplen con los tramites contable. Es impredecible los grandes negocios que se mueven en estos establecimientos del Ministerio de Comercio Interior.
    (14) Chanchullos en las oficinas de reservaciones de trenes, ómnibus, aviación, cuya adquisición de pasajes para viajar, fundamentalmente dentro del día, hay que pagar cuotas fijas en divisa de forma adicional, además del valor del pasaje. Ejemplifico: Un día encontrándome en la cola de la oficina de cubana radicada en la calle San Lázaro, muy próximo a la emisora Radio Progreso, una persona le comento a una pareja que me acompañaba en la misma, ‘’si quieren viajar a cualquier provincia en el día, vale 10 fula. Al parecer los mismos aceptaron ya que se retiraron de la cola. Para los pasajes de ómnibus se piden cinco CUC en la cara a la gente.
    (15) Entre otras cosas del sector del transporte: tripulantes de ómnibus nacionales que recogen pasajeros en la carretera, y hasta de pie los traen y cobran grandes cifras. Choferes de ómnibus urbanos que directamente toman el dinero, echan una parte en la alcancía y la otra va para sus bolsillos; igual práctica se ve en los inspectores, llamados amarillos, que controlan las paradas urbanas, que al cobrar algunos pasajes de los carros estatales que recogen el dinero corre la misma suerte.
    (16) Carros limpieza de fosa que cobra 10 CUC por hacer las evacuaciones. Pipas de agua potable dentro del mismo negocio.
    (17) Panaderías, galleterías, reposterías, que producen bajo gramaje y fruto de esa ilegal actuación, los excedentes de harina, levadura, y otros insumos, son utilizadas para producciones adicionales que la venden a precios superiores a cafeterías o vendedores de pan y galletas ambulantes. También sirven como fuente de suministro a los que confeccionan pizza o a los que producen pan y dulces por cuenta propia o por la izquierda.
    (18) Los insólitos ajustes de inventarios recogidos en el sistema de contabilidad, donde se hacen maravillas para apoderarse de bienes muebles, equipos, accesorios y piezas. Existen vínculos con entidades que confeccionan los dictámenes declarando inservible el bien, donde se mojan y salpican.
    (19) Semillas de papa, granos, ajo, que se sustraen de los almacenes y se venden directamente para el consumo de la población.
    (20) Trabajadores de la Aduana que son sobornados por viajeros fundamentalmente los llamados cubanoamericanos, para que le dejan pasar sobrepesos, equipos, y otros medios sin tener que aportar nada al estado o en evitación de los decomisos.
    (21) Servicios ficticios prestados que se certifican de alquiler de camiones, carretones, limpieza de cisternas, de fosa, alquiler de otros medios con otro fin, donde el valor de lo que se enajena se reparte entre el servidor y el supuesto prestador. Esto se da también con los transportistas que en la cláusula del contrato aparece el pago de las moras; que sin justificación por no existir el incumplimiento de esa causal también ficticiamente se cobra en concierto que hacen las dos partes y se reparte el dinero.
    (22) Las llamadas UBA creadas en el sector del Comercio y la gastronomía, para pagos de gastos menores, permite disimiles chanchullos donde se producen ilegales formas de adquirir dinero fácil. Los métodos y posibilidades que esto facilita, para su caracterización se requeriría escribir muchas cuartillas para explicarlo.
    (23) Cientos y cientos de jóvenes convertidos en revendedores controlan, amparados en concierto con personal de las tiendas recaudadores de divisas, la llegada de productos de gran necesidad de la población, el que acaparan y luego en la calle lo venden a precios superiores. Un ejemplo elocuente es la cuantiosa cifra de mandos multipropósito para equipos electrodomésticos adquirido por Cuba a China, para venderlos a la población a cinco CUC, que prácticamente la mayoría fue comprada por los revendedores, los que vendieron a 10 CUC a la población. Este es uno de los mercados, unido al de las tiendas de materiales de la construcción, el del robo de combustible, y de los alimentos, que tiene más poder, más resonancias, más cifras de dinero adquiridas ilícitamente y más mafia organizada.
    (24) Una práctica nacional en gran escala es la sustracción de electricidad mediante alteración de los metros contadores y otras formas.
    (25) La imaginación del cubano deshonesto se pone a grades alturas, para inventar, crear o buscar fórmulas que cada día le más dinero. Son los casos de entidades que tiene comedores obreros, que directores, comerciales, jefes de abastecimiento, intencionadamente cargan a las mismas cifras de productos nobles como carne, en la mayoría de las veces no llega al plato del comensal, y van a parar al mercado negro, fundamentalmente a paladares. De este chanchullo salen las famosas postas de pollo que los pillos venden y pregonan en la calle. No escapan de esta praxis, los llamados comedores SAT, que con más vulnerabilidad corren esa misma suerte. EL estado cubano potencia para las personas de bajos ingresos o casos sociales, cifras de alimentos de la familia de las proteínas, que, en muchos casos, se sustituyen intencionalmente por otros, como mortadela, huevos, y disponen de esos productos cárnicos para la venta en las mercaderías subterráneas
    (26) Los abusos manifiestos en la política de precios de los vendedores ambulantes de productos agropecuarios (carretilleros) y de los puestos de venta de carne, se puede considerar fuentes de apropiación, donde se ha visto afectado el pueblo. EL pueblo en alguna medida se siente explotado por estos, que con otro pensamiento generan una desigualdad social.
    (27) Existen casas almacenes donde se expenden productos agropecuarios. Se conoce de personas que son dueños de varias carretillas, que las abastecen, les fijan precios, y les pagan a otros para que comercialicen los productos, de forma mayorista. Esta situación también se ve en otros que son propietarios de varios bici taxis que mediante arrendamiento son explotados por otras personas.
    (28) Se especula de determinados empresarios que tienen acciones en paladares, que disponen de medios de transporte tirando pasaje que otras personas explotan, logrando una ganancia adicional al salario que perciben y que tienen equipos de música contratados en unidades que son de su propiedad; y que son operados por otra persona a la que le pagan una parte.
    (29) Concluyo con una tormenta de cosas:

    — También el MINCEX ha sido objeto de hechos donde el estado cubano se ha visto afectado con daños económicos significativos.
    — Como una manifiesta epidemia, diferentes modalidades de inspectores, que son funcionarios públicos, y algunos agentes han aceptado soborno para dejar de cumplir con sus deberes, denigrantemente, a cambio de favores o manos extendidas de directivos de unidades y trabajadores no estatales.
    — Algunos empresarios de la gastronomía, en busca de ‘’protección’’, realizan invitaciones exentas de pago a sus instalaciones, a cenas con la familia completa, a personas que les son necesarias, para sus fines, que luego no accionarían ante los actos de corrupción o colaborarían por inacción ante su accionar delictivo.
    –Ventas de plazas para acceder laboralmente a hoteles y restaurantes de lujo y al sector del turismo.

    Esa son algunas prácticas. SE QUE ME PUDE QUEDAR CORTO. El accionar de corruptos, violadores, aprovechados, oportunistas, vive bien, es mucho superior a lo que he narrado.
    Espero modestamente colaborar con las autoridades de mi patria, con este trabajo que me ha cogido tres grandes madrugadas, a librar una cruzada, llamando la atención en los decisores para que pongan en tensión toda la fuerza revolucionaria; para ver si resolvemos esta grave situación, que más allá de las afectaciones económicas (Que son cuantiosas) lo más grave y comprometedor es que se producen deterioros morales éticos en sectores de la sociedad, y mina la confianza del pueblo en directivos empresariales y de otros niveles y crea el ambiente moral que permite a los detractores de la Revolución avanzar.

  8. VENTURA CARBALLIDO PUPO

    ¡!!!!QUE BUENO¡!!! Las revoluciones cuando critican los males sociales se fortalecen y demuestran el sentido democrático y transparente de su política. Esto que se hace aquí, es algo que el pueblo pide a gritos: que se usen los medios para hacer denuncias públicas para aquellos que quieren vivir a costa del sudor del soberano. Felicito esta publicación. Estamos sacudiendo la mata.
    Voy hacer un segundo comentario, u espero me lo publiquen, donde modestamente expondré, los principales escenarios donde pululan corruptos, potenciales corruptos, y delitos económicos como la malversación, la desviación de recursos materiales y financieros, y otros, donde las causas y condiciones desencadenantes de su contenido resultan diversas y llenas de malos procederes que demeritan la fe pública en una sociedad donde sus postulados jurídicos, morales, sociales y políticos se encaminan por derroteros éticamente diferente
    Espero que manifestaciones que la dan vida a la corrupción, sean incluidas como delito en nuestras próximas legislaciones penales. Lo más grave y comprometedor es que se producen deterioros morales éticos en sectores de la sociedad, y mina la confianza del pueblo en directivos empresariales y de otros niveles y crea el ambiente moral que permite a los detractores de la Revolución avanzar.
    Vamos bien Raúl, vas bien Diaz-Canel, que no nos tiemble la mano contra los que generan causas y condiciones con su actuar nocivos a los propósitos sociales que nos anima.
    Estos casos y otros más son los nuevos ricos ilícitos. Son los que viven a espalada del pueblo. Son los que sus vacaciones con todo el familión y amigos cómplices lo disfrutan en los polos turísticos. El pueblo fidelista, los comprometidos de verdad, agradecen esta publicación. Ojalá que todos los medios territoriales, como hizo ‘’Escambray,’’ hagan publicaciones de este tipo. Sin caserías de Brujas. Sin excesivo extremismo, pero ya era hora de que SE SACUDIERA LA MATA.

  9. Estos son casos grandes, pero es que la corrupción y el desvio de recursos esta a la vista de todos y ya es normal pongo el ejemplo mas claro y es el uso indebido del transporte estatal, el cual tiene resoluciones bien claras y nunca se cumplen y a nadie le interesa eso sera pq todos los jefes estan involucrados en este desvio de recursos como es el gasta de combustible, mas km recorido por el vehiculo en funciones particulares, cuando todos demos ejemplo y considero que este debe venir de arriba hacia abajo, aqui miento a los jefes pues son los responsables en hacer cumplir lo establecido, cuando decimos que todo lo que pertenece a la empresa es para ponerlo en funcion de dar cumplimiento en su objeto social, pero en este saco entra todo quel que tiene asignado un medio de transporte. Es solo un ejemplo y pienso que es el mas dificil de arreglar en esta sociedad nuestra, siempre digo necesitamos que se han como el ché y sus magnificas anecdotas las cuales hoy en dia estan perdidas nadie las predica y no es nada del otro mundo que cumplir lo que esta establecido.
    En toda sociedad existe el problema de la corrupción y malversación, pero en la nuestra se ha impulsado mucho mas por las necesidades que tiene el cubano, la miseria es muy amiga de estos flagelos y comtribuye y fomenta para que se produscan mas estos fenomenos.

  10. Siempre nos preguntamos el porqué de esta corrupción cuando los recursos del estado son manejado por militantes del PCC,es por ahí por donde debemos empezar el análisis, no dejar las cosas entre dos aguas sin poner nombre y apellido a/los/corruptos,porque se implica al pueblo en general cuando los infractores están bien localizados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *