Trabajadores espirituanos exigen libertad de Lula

El colectivo de la Clínica Estomatológica Provincial de Sancti Spíritus se pronunció de forma inequívoca en favor de la liberación incondicional del ex presidente obrero del Brasil, quien permanece encarcelado en su país

sancti spiritus, luiz inacio lula da silva, brasil, icap
Los trabajadores de la Clínica suscribieron de forma unánime los pliegos que exigen la liberación de Lula. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En una recordación simbólica de Joaquim José da Silva Xavier, conocido por Tiradentes, quien pasó a la historia por ser el primer luchador popular de Brasil por la independencia de su país del imperio portugués, los trabajadores de la Clínica Estomatológica Provincial de Sancti Spíritus se pronunciaron de forma unánime en contra de la injusta prisión del ex presidente brasileño Lula da Silva, encarcelado sin pruebas en su país.

     El elemento simbólico se deriva del apellido de aquel precursor carioca, igual al de Lula, pionero también como único mandatario de origen obrero y líder sindical en la historia de Brasil. Tiradentes, cuyo primer trabajo fue el de sacamuelas —según la traducción literal del portugués—  como estos hombres y mujeres espirituanos que hoy claman por su liberación, fue ejecutado el 21 de abril de 1892 por conspirar por la libertad de su patria.

     De acuerdo con las palabras introductorias a la ceremonia de firma de los pliegos con la exigencia de la libertad de Lula, el doctor Yosel Álvarez, director de la Clínica, explicó que se trata de lograr la liberación del hombre que en ocho años de gobierno hizo más por su país y por sus compatriotas que todos los presidentes anteriores en una historia de centurias.

     Álvarez puntualizó que Lula fue encarcelado sin pruebas después de ser condenado en juicios amañados y adujo que, en las últimas semanas, cada vez más surgen elementos probatorios de que sus sanciones a prisión fueron el resultado de una conjura entre factores de la derecha y el poder judicial en Brasil, para sacarlo de la lucha por la primera magistratura en las elecciones presidenciales que dieron el triunfo al fascista Jair Bolsonaro.

     Hoy salta a la vista que, si la reacción pro europea en el siglo XVIII y el Imperio Portugués pudieron condenar a muerte y ejecutar al bueno de Tiradentes por sus ideas de redención; hoy, en pleno siglo XXI, a la oligarquía recalcitrante de Brasil tutoreada por el imperialismo, no le quedará más remedio que dejar a Lula en libertad porque es una causa justa, un reclamo universal simbolizado por las 174 rúbricas de los trabajadores de la Clínica Estomatológica Provincial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *