Turquía justifica operación en Siria, pese a rechazo internacional

Siria condenó las agresiones en su contra y reafirmó que enfrentará con todos los medios legítimos cualquier operativo militar turco en su espacio territorial

Los bombarderos aéreos y de artillería turca alcanzan posiciones de las localidades de Ayen Issa y Ras Al Ein. (Foto: Reuters)

Los bombarderos aéreos y de artillería turca alcanzan posiciones de las localidades de Ayen Issa y Ras Al Ein. (Foto: Reuters)

Pese al rechazo internacional, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió este miércoles en justificar los bombardeos y operaciones militares en Siria con la supuesta necesidad de neutralizar amenazas terroristas y permitir el regreso a ese país de refugiados.

A través de su perfil en la red social Twitter, el mandatario confirmó el inicio de la Operación Fuente de Paz en el norte de Siria con el argumento de combatir a las milicias kurdas y al Estado Islámico.

‘Nuestra misión es evitar la creación de un corredor terrorista a través de nuestra frontera sur y traer paz a la región. La Operación permitirá neutralizar amenazas terroristas contra Turquía y llevará al establecimiento de una zona segura que facilitará el retorno de refugiados a sus hogares. Trataremos de preservar la integridad territorial de Siria’, escribió.

Por su parte, el Ministerio de Defensa turco comunicó que, horas antes de iniciar la acción militar, se informó de la misma a Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Rusia, la Organización del Tratado del Atlántico Norte y Naciones Unidas.

Mediante un comunicado, Siria condenó las agresiones en su contra y reafirmó que enfrentará con todos los medios legítimos cualquier operativo militar turco en su espacio territorial.

‘Ratificamos la inviolabilidad, la soberanía y la unidad de nuestro territorio, y reafirmamos la determinación de enfrentar cualquier agresión turca por todos los medios legítimos’, declaró el Ministerio sirio de Relaciones Exteriores.

La conducta agresiva del Gobierno de Erdogan es injustificable y muestra sus ambiciones expansionistas, añade el texto.

Asimismo, señala que si Turquía ‘quiere de verdad la seguridad de sus fronteras solo debe cumplir el Acuerdo de Adana, firmado entre los dos países en 1998’.

Por otro lado, el Gobierno sirio responsabilizó a las milicias armadas kurdas de lo que está sucediendo en la región del este del río Éufrates debido a su dependencia de un proyecto estadounidense.

‘Alertamos repetidamente a esas organizaciones sobre los peligros de este proyecto y les pedimos que dejaran de ser herramientas al servicio de Estados Unidos, pero persistieron en ser instrumentos en manos externas’, reafirmó la declaración.

En las últimas horas organismos internacionales y países como Rusia expresaron su condena a las acciones de Turquía y a los intentos de Estados Unidos de desestabilizar Siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *