60 SNB: Luis Dannys Morales en la alineación de los Gallos

El joven atleta fue autorizado por la Comisión Provincial de Béisbol tras aplicarse una bonificación a la sanción que cumplía desde mediados de septiembre por la indisciplina cometida

Vengo con mucha fuerza, hay mucha gente que me ha apoyado en este tiempo, que me ha dado ánimos y me quieren ver, comentó el muchacho. (Foto: Yuhki Ohboshi)

El prometedor pitcher espirituano Luis Dannys Morales Aguilera ya viste traje de Gallo en la Serie Nacional en su versión 60, su debut en la pelota grande.

Su inclusión se hizo efectiva hace unos días al ser llamado como una de las cuatro altas del equipo espirituano, pasado el juego 30, tal como lo establece el Reglamento del certamen.

Como se conoce, el muchacho fue autorizado por la Comisión Provincial de la disciplina tras aplicarse una bonificación a la sanción que cumplía desde mediados de septiembre por la indisciplina cometida (intento de salida ilegal del país), mientras entrenaba como parte de la preselección de los Gallos para la actual campaña, lo cual le impidió hacer el grado en el equipo.

Mas, al dar a conocer la sanción que limitaba por tres meses su participación en eventos oficiales del béisbol, el comisionado provincial Nelson Ventura aclaraba: “Es un muchacho joven y, según su actitud y comportamiento en el transcurso de este proceso, la medida puede modificarse, porque se trata de una sanción interna de la provincia. No es reserva de los Gallos, pero en dependencia de su comportamiento, si cumple los requisitos de los entrenamientos, valoraríamos con la Comisión Nacional llevarlo a la selección del equipo de Sancti Spíritus sobre el juego 30”.

Y así sucedió. Por eso el llamado a filas de su equipo trajo un hálito de alegría a Luis Dannys, quien se alió a la esperanza del regreso y siguió entrenando en casa “por si acaso”.

“Al principio de todo me puse un poco triste porque no sabía que tendría esta posibilidad —comentó vía telefónica desde el hotel Los Laureles, donde se encuentra desde el pasado viernes, a la espera de hacer efectiva su entrada al equipo—, por eso cuando hablaron conmigo al momento de la sanción me puse contento y decidí que si dependía de mi comportamiento haría todo lo posible por prepararme mucho más por si me llamaban al equipo”.

Cuenta que en su natal Tuinucú siguió la preparación que ya había iniciado en el “Huelga”, antes de la serie: “Luego comencé con el grupo de la Academia junto al entrenador Freddy Mario, haciendo lo mismo de aquel momento”.

Por lo que anunció el mánager Eriel Sánchez, su debut debe ser como abridor, probablemente ante Artemisa: “Estoy entrenando para esa función y me estoy preparando psicológicamente, es lo que siempre he hecho desde que empecé en la pelota, mi brazo está listo para eso”.

Sabe, sin embargo, que no tendrá delante los mismos bateadores que hace solo meses dominaba a sus antojos, cuando con traje de juvenil fue la sensación del pitcheo cubano por su récord de ponches: 135 en solo 85 entradas y dos tercios (18 en un solo juego de siete innings), sus cuatro lechadas sucesivas y sus lances que llegaron hasta las 96 millas.

“Sé que es complicado porque nunca he lanzado a ese nivel, estoy siguiendo todos los partidos por la televisión, para tener una noción de los bateadores. Además, no soy el único que debuta como abridor con 18 años ni que juega a ese nivel con esta edad”.

Porque le interesa su preparación general, no parece preocupado por sus millas: “No las he medido más, solo sé que me siento con buena potencia en el brazo”.

Pero sus virtudes en las categorías inferiores traspasan la velocidad. Con 75 kilogramos de peso y 1.88 metros de estatura, su director en la categoría juvenil David Pérez le etiquetó otras: “Su entrega a los entrenamientos, su buen slider, una buena curva y una buena recta, que es la que supera las 90 millas, su buena flexibilidad y buenos movimientos, fluidez en su estilo de lanzar”.

Goza de un control envidiable con promedio de uno o dos boletos por juego en el pasado Campeonato Nacional Juvenil, en el que condujo a Sancti Spíritus a su primer título.

Fuera del box y con el tiempo a su favor, Luis Dannys sopesó el bache y quiere mirar ahora hacia delante: “Fue una mala experiencia, nunca había cometido una indisciplina, me tocaba esa sanción y ni sabía que podría rebajarse, la indisciplina me llevó a estar fuera del equipo por un tiempo, yo quería estar y sé que estuviera aportando, aunque les ha ido bien”.

“Estaba en tres y dos”, dice y se atraganta por un instante. Entonces le pregunto qué se tira en ese conteo: “Una recta, sin dudas. Cuando me llamaron fue una gran noticia, la familia se puso contenta, mis amistades y mucha gente, por eso quiero agradecer esta oportunidad que me dieron”.

Y adelanta: “Vengo con mucha fuerza, hay mucha gente que me ha apoyado en este tiempo, que me ha dado ánimos y me quieren ver. Solo les digo que daré todo de mí”.

3 comentarios

  1. Lo importante es levantarse luego de cada caída, mirar siempre hacia adelante, aprendiendo de los errores y experiencias del pasado, a todo por los gallos, un fraternal saludo desde Italia. FUERZA MI GENTE. FUERZA CUBA!!!!!!

  2. Buenos dias, esperemos que no pase lo mismo que con Robertico, que por championismo, le quemaron el brazo y no se ha recuperado todabia.

  3. Bueno amigo ahora solo queda aprovechar esta oportunidad y demostrar tu entrega a los gallos. Los grandes se levanatan, eres joven y todos cometemos errores pero el valiente es aquel que es capaz de reconocerlos y enmendarlos. Tú eres valiente. A por todas con los gallos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *