Agricultura urbana y suburbana precisa consolidar aporte a los espirituanos

A pesar de mantener posiciones de vanguardia en el país, en el territorio se trabaja por perfeccionar algunos de los subprogramas y elevar el aprovechamiento de los suelos

sancti spiritus, agricultura urbana, agricultura sancti spiritus
Este programa en nuestra provincia cuenta con 213 organopónicos, 45 huertos intensivos y 46 unidades semiprotegidas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La producción de alimentos fue el tema escogido para la Revista Especial de Centrovisión de este martes. Concretamente, lo que representa el Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar en la mesa del espirituano, en estos tiempos de pandemia de la Covid-19. Onelkis Gutiérrez Nodarse, quien atiende la actividad en la Delegación Provincial de la Agricultura, brindó una detallada información al respecto.

Este programa en nuestra provincia cuenta con 213 organopónicos, 45 huertos intensivos y 46 unidades semiprotegidas. Además, el programa consta también de 16 107 patios y 4 881 parcelas y estamos haciendo un trabajo conjunto con los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), con el objetivo de aprovechar cada metro de tierra existente en las zonas urbanas para producir alimentos. Semanalmente chequeamos la cifra de nuevos patios y parcelas que hemos logrado incorporar al movimiento en cada comunidad, en cada asentamiento y cabeceras municipales de la provincia, manifestó la ingeniera.

El periodista Javier Alejandro Brito, conductor del programa televisivo, indagó cuánto representa el aporte de este programa al empeño de la provincia de garantizar 30 libras per-cápita por habitante, que constituye el compromiso del Sistema de la Agricultura en el territorio. Al movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar le corresponde aportar 10 libras por persona de hortalizas, vegetales, condimentos frescos, viandas y frutales y el real en estos momentos es de 8.9 libras y por esa razón estamos haciendo hincapié en la incorporación de todos los patios y parcelas que aún las familias no tienen incorporados a la producción de alimentos, respondió la directiva.

El Programa de la Agricultura Urbana consta de 22 subprogramas y no solo se producen hortalizas, vegetales y condimentos frescos. Incluye también el reino animal con la cría de ovinos, caprinos, conejos, aves, y también viandas, flores, e incluso plantas medicinales. En el 2019 la provincia ocupó el tercer lugar en la evaluación nacional del desempeño del país, pero en el primer recorrido del presente año ocupamos el primer lugar entre las 14 provincias de la nación, el municipio de La Sierpe estuvo entre los diez mejorares del país y el Consejo Popular de Mapos entre los siete más destacados de Cuba. Sin embargo trabajamos por perfeccionar algunos de los subprogramas, como son el de capacitación, riego y drenaje y manejo ecológico de plagas, y continuar trabajando por lograr que los canteros que se cosechan se siembren de nuevo antes de las 48 horas siguientes, para obtener un aprovechamiento óptimo del suelo.

Es bueno reconocer que los estudiantes de la Facultad Agropecuaria de la Universidad José Martí están vinculados a este movimiento, en las unidades de los lugares donde residen y eso ha posibilitado un apoyo para suplir el déficit de fuerza generado por los obreros de mayor edad que por la Covid-19 fue necesario enviar a sus casas para protegerlos.

Farah María Álvarez Perdomo, organizadora de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en la provincia, ponderó los resultados alcanzados hasta el presente con más de 20 000 familias que han incorporado sus patios y parcelas a las producciones de hortalizas, condimentos frescos, frutales y algunos tipos de viandas, como el plátano que crece frondoso en las ciudades.

Recientemente editamos el Boletín No. 56 de conjunto con la Agricultura Urbana, para capacitar a las familias, pero estamos enfrascados en un censo a nivel de cada zona y CDR, con vistas a incorporar a todas las familias que cuentan con espacios de tierra vacíos, pues esto puede contribuir a la soberanía alimentaria que busca el país. Cuando cada metro de patio esté sembrado y dando frutos, podremos hablar de la consolidación del Movimiento, que tan valiosa contribución hace a la alimentación de la población, acotó.

One comment

  1. Veo correcto que se haga mencion y se comprometa a la agricultura urbana y suburbana, estas dos “agriculturas” ayudan mucho la alimentacion del pueblo, generan empleos y reducen los gastos de transportacion y manejo, asi como embellece y mantiene limpia la ciudad o poblado.
    Lo mas importante es potenciar y rescatar la agricultura rural o sea la agricultura original, nuestros campos necesitan producir viandas, granos, vegetales, frutas, carne y leche para consumo interno y para exportar, se necesita transformar el marabu en comida, los dolorosos pinchazos en sabores deleitantes.
    Hay que aprovechar las fertiles tierras de Cuba, su clima y hasta su potencial hidrico. Nuestros campesinos son los autores del cambio que se necesita, hay que proveerles recursos financieros y materiales para que crezcan y con ellos crezca el pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *