Al parecer La Pedrera tendrá agua

El problema sobre el cual nos escriben desde la comunidad de La Pedrera, Circunscripción No. 66 del Consejo Popular de Caracusey, en Trinidad, tiene, digámoslo desde el comienzo, perspectiva de solución a mediano plazo.

Así se desprende de la información obtenida por Escambray durante su gestión para atender la misiva que, en forma manuscrita, nos llegara a mediados de marzo. Impedidos de darle curso antes, debido a que los esfuerzos para enfrentar la COVID-19 acapararon nuestras páginas en los últimos tres meses, lo hacemos ahora.

En tono respetuoso, representantes de las organizaciones de masas y de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en el enclave plantean que las más de 300 familias del lugar, en las cuales se aglutinan cerca de 1 000 habitantes, carecen de servicio estable de agua a pesar de que se realizaron gestiones para hallar una solución.

“Nos hicieron un nuevo pozo porque el que teníamos estaba contaminado y también en estado de derrumbe. Quedó bueno y tiene agua suficiente. Nos trajeron manguera y cemento, así como un tanque grande de metal para depositar el líquido. Todo eso está en la comunidad, y nos dijeron también que la turbina sumergible nuestra, que se había quemado, estaba ya en Trinidad”, reseña el escrito.

La preocupación de los remitentes consiste en que al momento de escribir, según afirmaban, habían pasado seis meses sin que la obra se acometiera y el cemento corría el peligro de compactarse. “Necesitamos que nos ayuden y manden un personal con conocimiento para hacer la base del tanque, ponerlo e instalar la turbina, algo que con nuestro apoyo no debe de resultar difícil”, solicitaban los lectores.

Michel Sarrocha Ruiz, director de la Unidad Empresarial de Base Acueducto y Alcantarillado Trinidad, confirmó que todo lo expuesto es cierto, con excepción de lo relativo a la turbina sumergible, que pese a haberse gestionado con la Dirección Provincial de su organismo y constituir de por sí una prioridad, aún no se encuentra en el municipio.

“Últimamente hemos estado trabajando solo con el personal imprescindible, por la situación sanitaria. Ya se comenzó la base del tanque, que está casi terminada y aspiramos a dejarla lista a más tardar en los primeros días de julio. Se trata de un depósito grande, con capacidad para 40 metros cúbicos de agua. Luego se instalaría y habría que esperar solamente por la llegada de la bomba”, dijo Sarrocha.

El propio directivo mostró preocupación y a la vez interés por la carencia de agua en La Pedrera, cuya población es abastecida actualmente, explicó, con el acarreo de agua en pipas, aunque en ciclos que a veces distan hasta 15 días entre una y otra entrega. “Esa no puede ser la solución, porque no resulta cómodo para ellos ni tampoco económico para la empresa, ya que se necesitan cada vez no menos de 60 o 70 viajes”, advirtió.

La Pedrera, indicó la fuente, solía abastecerse por dos vías: una de un curso superficial que en los últimos meses ha estado seco, y la otra la subterránea o pozo. “Allí los pozos no se dan muy fácilmente, pero esta vez parece que se va a resolver”, consideró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *